Huehuetla, sumida en la pobreza y la división

Envuelta en un conflicto postelectoral que no termina, el municipio oriental de Huehuetla tiene que padecer aún el cacicazgo, los polleros y un gobierno que sólo ha sabido administrar la miseria de miles de caficultores que aquí habitan.

Por Hans Islas Frausto / Desde Abajo

Huehuetla, Hgo, México.- El municipio de serrano  de Huehuetla, como el resto de los municipios de la entidad, se encuentra sumido en la pobreza, el olvido, la marginación.

En éste municipio perteneciente a la sierra Otomi – Tepehua, al oriente del estado de Hidalgo, líderes políticos, mejor conocidos como caciques, han visto en esta tierra y en su gente un excelente botín político y económico.

Los habitantes del lugar, en su mayoría otomíes y tepehuas, recuerdan con tristeza la nevada de 1997 y la sequía del 98, en donde los plantíos de café se perdieron casi en su totalidad, dejando en el desamparo a los agricultores, sin que hasta ahora haya remedio alguno.

Hugo Jaciel Mendoza, oriundo de esta región, recuerda que antes de esta fecha no existía el fenómeno de la migración hacia los Estados Unidos, no así a las urbes más cercanas como lo es la ciudad de México, Pachuca y Tulancingo.

Tras la “famosa nevada» – como él mismo la llama –  asegura que los afectados han recibido apoyo de parte del gobierno federal; no así el del ejecutivo de Hidalgo, el cual es deficiente, esto pese a haber creado el Consejo Estatal del Café, el cual sólo ha servido pata administrar la miseria de los caficultores, quienes reciben un “apoyo» mensual que les sirve para “subsistir», pues sus tierras se han quedado en el abandono por inservibles.

Expone: “Es lamentable que en la actualidad, por la implementación de un programa del gobierno del estado en el que se les brinda un apoyo de mil 500 pesos al mes a los jornaleros, ahora dependen al 100 por ciento de estos recursos, dejando en el total abandono sus tierras».

Denunció, además que en la actualidad otro de los problemas sociales que se está generando en esta parte del estado es el elevado índice de alcoholismo entre la población masculina, ya que al no efectuar labores del campo, se dedican a injerir bebidas embriagantes como el aguardiente y el alcohol de caña.

La otra Huehuetla

Tras las elecciones a presidentes municipales del 13 de  noviembre del 2005,  donde se renovaron los gobiernos de los  84 ayuntamientos del estado, se suscitaron en distintas regiones movimientos de inconformidad por los resultados electorales,  como fue el caso de Atitalaquia, al occidente de Hidalgo.

Huehuetla no fue la excepción.  Prueba de ello es que hasta el día de hoy,  se siguen generando confrontaciones entre militantes y simpatizantes del Partido de la Revolución Democrática (PRD), cuando quien ocupa el cargo  de presidente municipal del lugar, Plinio Islas, es acusado de traición por parte de sus ex correligionarios, lo que ha sumido a la región en un conflicto social y político que a la fecho no ha tenido solución.

Islas pretendía ser postulado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la alcaldía de Huehuetla,  pero la candidatura  le fue negada. Ante ello,  su “Padrino político», el ahora flamante Senador de la República por el PRD, José Guadarrama Márquez, le abrió las puertas del sol azteca para ofrecerle la candidatura en cuestión.

“Desgraciadamente es un problema de la región que las presidencias municipales se han vuelto un botín, es decir, quien llega a la presidencia municipal es como sacarse la lotería», apuntó Jaciel Mendoza, al tiempo que precisó más detalles de esta situación.

“También esta situación resulta muy atractiva para ciertos políticos que se dedican a crear sus cotos de poder y acaparar esas zonas. Particularmente el conflicto se ha centrado dentro del PRD, el cual ganó las elecciones municipales del 2005″.

Y es que  tras obtener el triunfo en los comicios, Plinio Islas renunció de las filas del PRD, lo que propició que la gente de este instituto político se inconformara, lo que ha agravado la crisis política en el municipio, dejando como resultado la toma de la presidencia desde el mes de mayo de este año.

Además, destacó que la ciudadanía en general se ha visto muy afectada con este conflicto postelectoral, ya que la distribución de los servicios públicos no fluye como debería, “lo que hace pensar que existen dos Huehuetlas; una pobre y la otra divida», sentencia.

Males comunes

Aunado a estos lamentables acontecimientos, se suman los polleros y enganchadores de agricultores, los cuales, o son transportados a otras entidades de la república, o son llevados de manera ilegal a Carolina del Norte, en el país vecino.

Huehuetla, por su ubicación en el corazón de la Sierra Hidalguense, forma parte de la Sierra Madre Oriental, que comprende la franja desde la sierra de Puebla, Acaxochitlan, la sierra de Tenango, Molango, Tlahuiltepa, Tepehuacan de Guerrero, Chapulhuacan y Pisaflores, hasta limitar con la sierra de Querétaro.

Cabe señalar que fue precisamente la Sierra Madre Oriental – de acuerdo a documentos y fotografías captadas por integrantes del Ejército Popular Revolucionario (EPR) – en donde se gesta este movimiento guerrillero.

De esto también habló Hugo Jaciel de manera muy breve, al relatar que se habla de gente “sobre todo de las comunidades más marginadas del municipio de San Bartolo Tutotepec, en colindancias con Huehuetla, en la comunidad de San Sebastián», que participa de manera activa en este tipo de movimientos.

“Ojalá que los gobiernos de los distintos niveles, puedan sacar a esta región del estado del atraso en el que se encuentra, de lo contrario estaremos condenados al abandono y al encono social», concluyó.

Comments

Comentarios

You may also like