Instituto Hidalguense de las Mujeres: El país de las maravillas

En materia de equidad de género, el gobierno del estado dice trabajar para “fortalecer y consolidar la participación de las mujeres hidalguenses en los ámbitos social y económico», y presenta un balance en donde todo es perfecto, lo cual contrasta drásticamente con las opiniones de las OSC de mujeres.

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo


foto: Carlos Sevilla / Desde Abajo

Pachuca, Hgo. México. A pesar de que el Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) asegura estar trabajando principalmente contra “la discriminación de género, la pobreza femenina, y la violencia contra las mujeres», algunas representantes de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) en Hidalgo, cuestionaron el compromiso gubernamental con las mujeres.

En el boletín informativo 87 que el IHM emitió la semana pasada, la titular del organismo, Carmen Dorantes Martínez, habla de un estado casi perfecto para las mujeres.

El comunicado del instituto menciona que los ejes básicos de la dependencia son “atención a la discriminación de género, pobreza femenina, y violencia contra las mujeres».

Aun cuando los dos primeros puntos permiten ver el desconocimiento sobre los preceptos básicos de la teoría de género, porque la “discriminación de género» es diferente de la “discriminación por género» y la “pobreza femenina» es muy distinta de la “pobreza de las mujeres», las feministas hidalguenses señalan que la principal falla del IHM es la atención de la violencia contra las mujeres.

“El gobierno no tiene compromiso con las mujeres. Si lo tuviera, habría una ley que castigara la violencia por género» afirmó Carmen Rincón Cruz, presidenta del grupo de mujeres “Cíhuatl», quien además aseguró que las acciones del Instituto Hidalguense de las Mujeres son muy burocráticas y parecieran estar enfocadas sólo en justificar recursos económicos.

Sobre ese mismo aspecto, Otilia Sánchez Castillo, vicepresidenta de la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos, consideró como punto fundamental para el combate a la violencia contra las mujeres, el que todo el personal del IHM, introyecte la perspectiva de género y la pueda reflejar en su labor.

La comunicación con la sociedad en materia de equidad de género tampoco ha sido el fuerte de este instituto. A pesar de que el optimista boletín de prensa señala que en el IHM “se realizan actividades con el objetivo de promover transformaciones de orden cultural en el que prevalezcan valores y conceptos de equidad de género», el cartel con el que promueven la no violencia hacia las mujeres no refleja ni perspectiva de género, ni estudios sobre el tema. Más aún, la académica Sofía de la Peña observa que los pendones promocionales refuerzan la visión conservadora del estereotipo femenino, a través de la asignación patriarcal del uso de lápiz labial.

Finalmente, el texto distribuido por el Instituto Hidalguense de las Mujeres menciona que sus proyectos inciden en la incorporación de “la perspectiva de género en la aplicación de políticas públicas que atiendan y promuevan su desarrollo integral». Y sin embargo, la comisión de equidad y género en el Congreso del Estado no parece verse impactada por la labor del IHM, ya que tanto las diputadas que integran este grupo de trabajo, como las propuestas de ley de ahí emanadas, no presentan por ningún lado la perspectiva de género.

No sólo eso, la presidenta de esta comisión legislativa, la diputada Adelfa Zúñiga, lamentó en un encuentro público la entrega de becas escolares a las niñas porque, dijo, los niños se entristecen.

Otra demostración de la nula incidencia del IHM en el compromiso social con la equidad de género, es que en el reciente caso del asesinato de Danae Paola Hernández Flores, las autoridades involucradas se han apresurado a deslindarse de toda culpa, pero no a actuar al respecto, ni a reconocer que el asesinato de esta niña de cuatro años fue originado por la violencia de género, incluida la de las personas encargadas de hacer justicia, tal y como lo describe Sofía de la Peña en su “carta de Danae Paola a los Reyes Magos», publicada por Desde Abajo: “…también les solicito un raigón de humanidad para los agentes del Ministerio Público y personal del Centro de Atención a Víctimas, CAVI que no se dolieron de mi dolor. Ellos, que supuestamente estaban para defenderme, protegerme y aplicar justicia para mí, nunca estuvieron. Jamás se bajaron de su nicho de poder para voltear a ver a una niña de cuatro años de edad o a su abuelita que a gritos pedía ayuda. Estuvieron para darle largas al asunto y así burocratizar lo in-burocratizable: la impartición de justicia para una niña. Estuvieron para regañar a mi abuelita, para regresarme con mi padrastro y que así él pudiera seguirme dando duro. Para eso sí estuvieron. Nunca fueron capaces no de ponerse en mis zapatos, sino en mi cuerpo maltratado».

Comments

Comentarios

You may also like