Opinión: México In-competente

México se colocó en el lugar 58 en Competitividad Global, un lugar nada alentador que refleja un tardo avance contrastando con un  mundo que corre de prisa.

Por Gustavo Godínez / Desde Abajo

El Foro Económico Mundial (World Economic Forum) presentó su estudio anual llamado ??ndice de Competitividad Mundial, en el cual compara la economía de 125 países del mundo. Los indicadores del Foro le dan crédito a cada país por la eficiencia de sus instituciones públicas como lo son sus sistemas de salud, educación primaria, hacienda y sus sistemas judiciales así como por el tamaño y la eficiencia de sus mercados de bienes, también por la capacidad de la comunidad empresarial de aprovechar los insumos de la inversión extranjera directa como fuente de transferencia de tecnología.

México se colocó en el lugar 58, un lugar nada alentador que refleja un tardo avance contrastando con un  mundo que corre de prisa.

Nuestro país avanzó cuatro lugares con respecto del último estudio realizado, pero sigue sin entrar en el Top 50 superado por varios países latinoamericanos como lo son Panamá, Costa Rica y Chile que, en teoría, tienen menos posibilidades de crecimiento económico por sus limitaciones geográficas, población, socios económicos, recursos naturales, etc. De estos países latinoamericanos destaca Chile, que ocupa el lugar 27 gracias a la gran madurez que han alcanzado sus instituciones en poco tiempo, a su apertura económica, a su eficiente sistema de justicia y al apoyo real que su gobierno ha proporcionado a sus ciudadanos, sin duda alguna, un ejemplo para toda Latinoamérica.

Los primeros 10 lugares de la lista fueron ocupados por Suiza, Finlandia, Suecia, Dinamarca, Singapur, Estados Unidos, Japón, Alemania, Holanda y Reino Unido.

«México destaca en la región por haber logrado la diversificación de sus exportaciones y por fomentar el crecimiento de su mercado, ambos apoyados sin duda por su estrecha relación con Estados Unidos en el contexto del TLCAN. Sin embargo, el país sigue padeciendo graves debilidades institucionales. Al igual que el resto de América Latina, México padece de una reglamentación y una burocracia excesivas e instituciones públicas –como el sistema judicial, la policía– que necesitan operar con mayor apertura y transparencia. México también tiene un serio problema de crimen, que incrementa los costos de las empresas y menoscaba la competitividad. La nueva administración tendrá que atender estos problemas y encontrar maneras de invertir más para mejorar la educación secundaria y terciaria, para incrementar la capacidad a futuro del país para innovar y operar más fácilmente en una economía mundial cada vez más compleja», comentó Augusto López-Claros, Economista en Jefe y Director de la Red de Competitividad Global del Foro Económico Mundial.

Bajo este panorama es de vital importancia analizar las causas que le impiden a México posesionarse en un mejor escaño. Es claro que se debe impulsar la modificación de los sistemas de justicia, hacerlos más eficientes y sin distinción de clases, la creación de un sistema que se capaz de erradicar la corrupción, la revisión de las políticas arancelarias para permitir menores impuestos a los inversionistas extranjeros para que no inviertan otros mercados y se queden permanentemente aquí, el fomento económico para la creación de empresas mexicanas que se extiendan en el extranjero, la mejora de la educación en todos sus niveles, entre muchas otras medidas que son estrictamente necesarias para crear un clima favorable para el desarrollo económico del país y que se vea reflejado en la población en general y no sólo en los grandes empresarios y en los índices macroeconómicos.

La situación actual no es nada prometedora, México acaba de perder en el 2006 el primer lugar como socio de EU, superado por China, la extensión de la crisis post-electoral, el conflicto oaxaqueño, sin duda influyen en la mala percepción de México en el exterior, en el paquete económico que en estos momentos se prepara para el 2007, aunque aún no está aprobado, todo parece indicar que estará quitando recursos en áreas vitales para el desarrollo económico, dificultando las, de por sí, difíciles condiciones nacionales para un fortalecimiento general.

El presidente Felipe Calderón y su gabinete deben de estar completamente convencidos de que en sus manos se encuentra la posibilidad, pero sobre todo la gran responsabilidad para dar pasos firmes (y rápidos también, porque la economía mundial así lo exige) rumbo a la integración global o pasos inconsistentes y lentos para continuar en el rezago.

El eje de la campaña de Calderón fue la promesa de crear empleos, en ese tópico tiene una gran oportunidad de cumplir y afianzar su gobierno, así como legitimarlo ante los millones de opositores en el país que aún lo desconocen o no están conformes con su mandato.

Hay que recordar también que esta superación no es un tema sólo de colores partidistas, es un tema que nos ataña a todos y del cual todos debemos formar parte, pero es medular la actuación del gobierno, de sus líderes y sus instituciones y es deber del pueblo exigir al aparato gubernamental el respeto, la honradez y la eficiencia necesarias para alcanzar las esas metas añoradas.

La mesa está puesta, hay que actuar y avanzar.

Para más información visite:

http://www.weforum.org/

Comments

Comentarios

You may also like