Solicita CCIOCH apoyo a organizaciones civiles para hacer relatorías en Oaxaca

La Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) volvió a México para hacer una nueva relatoría. Esta vez, sobre el conflicto en Oaxaca, por lo que llama a todas las organizaciones civiles del país a brindar su apoyo en favor de la observación, reflexión y diagnóstico de la situación.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo


foto: Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Los acontecimientos de represión y ocupación ocurridos en Oaxaca desde mayo de este 2006, han despertado el interés de organismos estatales, nacionales e internacional de derechos humanos por la sistemática violación a las garantías ciudadanas de la población, situación que ha causado reacción en la Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH), que ha solicitado el apoyo de todos los organismos de la sociedad civil para emprender acciones de relatorías en los sitios de violencia.

A través de un comunicado enviado desde su sede en Barcelona, España, la CCIODH explica que su visita a Oaxaca es para apoyar las demandas sociales en favor de la solución dialogada al conflicto, por lo que ha solicitado apoyo de parte de las organizaciones de la sociedad civil dedicadas a la promoción y defensa de los derechos humamos para “observar, reflexionar y diagnosticar la situación de los derechos humanos a consecuencia del conflicto».

La CCIODH llegó a México este sábado 16 de diciembre en un primer grupo para preparar y organizar la visita que continuará mediante un segundo grupo que arribará el día 7 de enero de 2007 hasta el día 20 del mismo mes, para realizar las entrevistas con los actores del conflicto en Oaxaca y, a continuación, entregar su informe a las instancias, instituciones y organizaciones.

CCIODH, historial

En febrero de 1998 y a raíz de la matanza de Acteal ejecutada tres meses antes, la sociedad civil internacional reaccionó con diversas movilizaciones para mostrar su repudio a la masacre realizada contra los indígenas rebeldes de Chiapas y para buscar caminos hacia una solución pacífica del conflicto.

Más de 500 personas y organizaciones de los cinco continentes avalaron la creación de una Comisión Civil Internacional de Observación por los Derechos Humanos (CCIODH) que viajó a Chiapas en esas fechas.

En noviembre de 1999, una segunda comisión realizó una nueva visita de observación para evaluar la situación en ese momento, y compararla con las observaciones y recomendaciones de las anteriores.

En febrero de 2003 se produjo la tercera visita de la CCIODH. Tras el triunfo en las urnas del nuevo gobierno, su objetivo fue verificar la posibilidad de una solución justa al conflicto con la aprobación de la Ley Indígena. Esta posibilidad quedó frustrada tras la negativa del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y del Congreso Nacional Indígena (CNI) a dar su apoyo a la reforma constitucional aprobada en 2001 por considerar que incumplía los acuerdos de San Andrés.

En los meses de mayo y junio de 2006, se realizó la IV visita de la CCIODH. Tras los sucesos ocurridos en San Salvador Atenco y Texcoco los días 3 y 4 de mayo del presente año con el resultado de dos personas fallecidas, varias gravemente heridas, cerca de 300 detenidos y cinco personas extranjeras expulsadas en un operativo en el que participaron más de 2000 policías, se presentaron graves denuncias de abusos sexuales, violaciones, malos tratos, vejaciones y torturas que atentaron gravemente a los derechos fundamentales de las personas.

Como resultados de estas cuatro comisiones, se realizaron sendos informes que fueron entregados a todos los interlocutores de la Comisión en México, a todas las organizaciones y personas que los avalaron y a las instituciones internacionales como el Parlamento Europeo, Parlamentos Nacionales, Parlamento Centroamericano, a la Oficina de la Alta Comisionada para los DDHH de la ONU, etc.

Oaxaca, nuevo frente

La CCIODH, explica esta nueva visita relatando que desde mayo del presente año, estalló en el estado de Oaxaca un conflicto magisterial en demanda de mejoras salariales para los maestros de la región.

Tras la represión del 14 de junio por parte del gobierno estatal, el movimiento gremial derivó en un amplio movimiento popular que exige desde hace medio año la destitución del Gobernador Ulises Ruiz Ortiz del PRI. Estos meses el conflicto se fue agudizando hasta que la intervención de la policía federal desalojó los campamentos de la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO).

La organización internacional relata que a lo largo de estos meses han sido asesinados por lo menos 17 personas, han sido detenidas cientos, se han denunciado decenas de personas desaparecidas. Organizaciones de derechos humanos han documentado las torturas, maltratos y amenazas a las que han sido sometidos los presos, así como los abusos y la persecución de los grupos policíacos y paramilitares. Mucha ha sido la movilización nacional e internacional en la denuncia de estos hechos y muy grave la preocupación por atender estas denuncias para buscar una solución dialogada al conflicto.

“Por todo lo anterior solicitamos a la sociedad civil mexicana así como al gobierno federal y estatal, a las organizaciones y a las ONG’s afectadas por estos hechos, que nos otorguen la misma confianza que nos concedieron en las cuatro ocasiones anteriores, que nos reciban y, nos den su palabra, y nos permitan realizar libre y responsablemente nuestro trabajo», señalan.

También, CCIODH lanza una solicitud de apoyo a todas las organizaciones  civiles de derechos humanos  para observar, reflexionar y diagnosticar la situación de los derechos humanos a consecuencia del conflicto.

Comments

Comentarios

You may also like