Beneficiaría a medio millón de personas una Ley de Sociedades de Convivencia para Hidalgo

Casi medio millón de hidalguenses viven en hogares “corresidenciales». La posible aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia para el estado de Hidalgo les permitiría el acceso a la protección jurídica y social, construyendo estructuras de tolerancia y respeto a los núcleos sociales, ya se de ancianos, parientes, parejas en unión libre y de la diversidad sexual.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- La posible aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia para el estado de Hidalgo, tal cual se realizó en el Distrito Federal, beneficiaría a una gran parte de la población hidalguense, luego de que según informes del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), el dos por ciento de los hogares del estado están formados por personas que no son parientes.

El dato muestra en el estado de Hidalgo el dos por ciento de los hogares están conformaos por «corresidentes»; esto es, por personas que no son parientes.

Esto quiere decir que de un total de 24 millones 803 mil 625 hogares, 496 mil 72 están hechos de personas que no son familiares o que no los une algún lazo consanguíneo, entre éstos se pueden incluir a parejas en amasiato de diferente o igual sexo, primos o amigos que decidieron establecer juntos una vivienda. Casi medio millón.

En ese sentido, una Ley de Sociedades de Convivencia permitiría el acceso a la protección jurídica y social a esos hogares, construyendo estructuras de tolerancia y respeto a los núcleos sociales, ya se de ancianos, parientes, parejas en unión libre y de la diversidad sexual.

De acuerdo a lo expresado por la Comisión Nacional para Prevenir la Discrminación (Conapred), la Ley de Sociedades de Convivencia, aprobada por la Asamblea Legislativa del Distrito Federa (ALDF); constituye un gran avance para reconocer y ofrecer la igualdad de oportunidades y de derechos para las personas que han decidido constituir un hogar no convencional y que por lo mismo carecían de cualquier tipo de reconocimiento y protección legal.

En entrevista con medios nacionales, el presidente de la Conapred, Gilberto Rincón Gallardo, dijo que la Ley de Sociedades de Convivencia se apega a lo dicho por el artículo primero de la Constitución Mexicana que se refiere a la prohibición de todo tipo de discriminación, lo que incluye la preferencia sexual.

La Conapred reconoce que la aprobación de la Ley de Sociedades de Convivencia «está directamente relacionada con el respeto a los derechos humanos» de quienes deciden compartir un hogar no tradicional, incidirá en la eliminación de conductas violentas, la discriminación por homofobia y otros beneficios de índole sociológico como el respeto a las diferencias, la tolerancia y la incentivación de la cultura democrática.

De acuerdo al Programa Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (PNPED) del Conapred, «se reconoce la necesidad de incluir nuevas leyes e impulsar reformas a diversos ordenamientos de nuestro marco jurídico con el fin de promover la igualdad de oportunidades entre todos los sectores de la sociedad mexicana y superar las prácticas discriminatorias que conducen a la restricción en el ejercicio de los derechos».

La Ley de Sociedades de Convivencia da seguridad jurídica a los hogares no tradicionales «fundados en la ayuda mutua, la solidaridad y la voluntad de permanencia».

Dicha iniciativa, que según anunciaron algunas asociaciones civiles, será presentada en el Congreso del estado en breve, «constituye un avance en nuestra vida democrática y no es ni puede considerarse un ordenamiento legal dirigido a un sector de la población, sino un instrumento jurídico cuya finalidad es proteger el ejercicio de derechos a quienes han optado por una forma de vida diferente y que ahora podrán tener oportunidad de firmar un convenio de convivencia a partir de un deseo mutuo de compartir un hogar y ser solidarios entre sí» (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like