Columna: Espiritualidad de la Cuarta República

¿Violencia o no violencia?

. Los Movimientos revolucionarios armados (EPR, «La Otra», etc.) y el Movimiento Lopezobradorista tienen más elementos en común que diferencias. Uno de estos elementos es que ambos están en contra de la Violencia Institucionalizada, de la Violencia del Estado, de la Violencia represiva y amedrentadora. Esta Violencia no tiene ninguna justificación y es consecuencia de enfermedad personal y social profunda y de una distorsión ética y moral difícil de entender y de explicar

por diácono Alvaro Sierra Máyer / Desde Abajo

Muy querid@s amig@s y compañer@s de lucha:

Entre más se acentúa e incluso se «institucionaliza» la crisis social y política que envuelve a México, más frecuentemente nos preguntamos quienes luchamos por un país verdaderamente libre y verdaderamente democrático: ¿Resistencia Civil Violenta o Resistencia Civil Pacífica? ¿Desobediencia Civil Violenta o Desobediencia Civil Pacífica?…

No es fácil la respuesta. No parece posible responder en forma unánime o uniforme. Ni parece válido contestar «a priori», sin analizar muy cuidadosamente las circunstancias específicas de cada persona y de cada situación particular e histórica que se enfrenta. Hay argumentos poderosos para responder en uno u otro sentido y cada día cambia el panorama que nos obliga al replanteamiento de esa insistente pregunta… Revolución, sí. Eso está claro. Pero, ¿armada o pacífica? O, Revolución armada y organizada. Pero, ¿con qué clase de armas?…

Los Movimientos revolucionarios armados (EPR, «La Otra», etc.) y el Movimiento Lopezobradorista tienen más elementos en común que diferencias. Uno de estos elementos es que ambos están en contra de la Violencia Institucionalizada, de la Violencia del Estado, de la Violencia represiva y amedrentadora. Esta Violencia no tiene ninguna justificación y es consecuencia de enfermedad personal y social profunda y de una distorsión ética y moral difícil de entender y de explicar… Ambos Movimientos luchan contra esta Violencia y, juntos, siendo fieles y honestos cada uno con su propio compromiso y con su propio estilo de combate, terminarán disminuyendo y venciendo a esa Violencia inmoral e injustificable del Estado…

La decisión por uno u otro estilo de Movimiento es cuestión de la libertad y de la conciencia personal de cada uno. No hay «recetas», ni dogmas, ni axiologías unilaterales. Es realmente un asunto de toma de conciencia y de decisión interiores… Quienes de uno y otro lado pelean y discuten contra la postura del otro sólo reflejan que no están todavía decididos ni convencidos de lo que quieren y distraen y desgastan el tiempo de la lucha y de los hechos en palabrería hueca, en intolerancia, en divisionismo, en «mucha lengua y pocos hechos»… No hagamos caso. No perdamos el tiempo. Dejemos que gasten su saliva y su «violencia» los provocadores, los infiltrados, los que son en realidad «la derecha de la izquierda»… La verdadera lucha, la de conciencia, no encuentra de sobra espacios ni tiempos como para desperdiciarlos en «fuego amigo» y en «violencias fraternas»…

Concentrémonos en el enemigo común: la Violencia Institucionalizada, la Violencia de los medios vendidos, la Violencia de las empresas que por beneficios y privilegios pagan la Violencia del Estado, la Violencia de la derecha egoísta que no tiene ojos ni oídos ni corazón a las necesidades de las mayorías del pueblo de México… Luchemos, juntos, unidos, sin distraernos ni desperdiciarnos en batallas internas, contra esta Violencia, contra estos, los verdaderos enemigos, los que lo son del pueblo…

La primera forma de enfrentar a este enemigo común es la reflexión seria, la toma de conciencia, la decisión meditada y libre de cada compañer@ de la izquierda sobre cómo y junto a quién enfrentar a este enemigo… ¿Resistencia armada o Resistencia pacífica?… ¡Ambas son valiosas y necesarias cuando brotan de la Misión personal y de la Conciencia! ¡Respetemos y confiemos en la decisión de cada compañer@! ¡Estamos todos en el mismo frente de batalla pero no todos necesariamente tenemos que usar las mismas armas! ¡Se hacen boquetes y se consiguen victorias en el campo enemigo igual con granadas de mano que con granadas desde el alma –siempre y cuando la granada que se lanza tenga el respaldo de una decisión «en Dios, en libertad, en plena conciencia»!…

¿Violencia o No violencia? ¡Tú decides! ¡Pero que tu decisión sea de hechos y no de lengua!… ¡Un abrazo grande para TOD@S mis herman@s, mis amig@s, mis compañer@s en lucha de la izquierda, sin importar cuál sea su propia decisión y su propia manera! ¡Les quiero a tod@s, les admiro y les respeto!

Comments

Comentarios

You may also like