Opinión: La constituyente feminista

La Constituyente Feminista surge del movimiento feminista y desde la izquierda para que las mujeres participemos en la reforma política integral del Estado, desde la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sus leyes secundarias, las constituciones y leyes estatales, armonizando toda esta legislación con los compromisos contraídos por México en los Tratados y Convenios Internacionales, de manera democrática e incluyente.

Por Otilia G. Sánchez Castillo / Desde Abajo

Durante más de tres décadas, el movimiento feminista mexicano ha hecho grandes aportes para mejorar la situación de desventaja de las mujeres. Muchos de estos aportes se han incorporado al marco normativo de México, sin embargo no ha existido integralidad en estas acciones ya que hasta ahora sólo se han hecho “parches» a nuestras leyes.

La Constituyente Feminista surge del movimiento feminista y desde la izquierda para que las mujeres participemos en la reforma política integral del Estado, desde la propia Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sus leyes secundarias, las constituciones y leyes estatales, armonizando toda esta legislación con los compromisos contraídos por México en los Tratados y Convenios Internacionales, de manera democrática e incluyente.

Esta propuesta es una revolución del pacto político mexicano, que significa incorporar a las mujeres en condiciones de igualdad, desde el propio lenguaje, constitucionalizar los derechos de las humanas y los humanos, garantizar a las mujeres el derecho a una vida sin violencia y el derecho a la tierra, el respeto a la diversidad y a la autonomía indígena, entre otros aspectos, y abrir los espacios de poder para que las mujeres seamos consideradas en las políticas públicas de los tres niveles de gobierno, como actoras políticas y tomadoras de decisiones. Esto sólo se puede lograr garantizando una mayor y más amplia participación ciudadana dentro del Estado laico que, junto con la perspectiva de género, deben ser los ejes transversales del marco normativo y de las políticas públicas de nuestro país.

Al mismo tiempo, la Constituyente Feminista condensará las aportaciones del feminismo en México e impulsará los procesos de organización, vinculación y articulación del movimiento feminista nacional.

Estamos convencidas de que debe existir una mejor forma de hacer las cosas, otra manera de desarrollo, una mejor forma de convivencia entre mujeres y hombres, y entre ciudadanía y gobierno. Esta es nuestra apuesta y en ella vamos a trabajar.

La Constituyente Feminista es un proceso de largo aliento que involucra a mujeres y organizaciones de todo el país, no sólo del D.F. Hasta el momento se han iniciado los trabajos en 8 estados de la República: Coahuila, Colima, Chiapas, Hidalgo, Morelos, Querétaro, Sonora y Tlaxcala.

El próximo 23 de marzo se instalará en la ciudad de México la Constituyente Feminista. En esta reunión se analizarán y establecerán la metodología, los mecanismos, los enfoques, las formas de coordinación, la calendarización, así como las formas de evaluación de los trabajos estatales y nacionales. (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like