Megáfono Global: Pronunciamiento a favor de la despenalización del aborto y los derechos de las mujeres

Este pronunciamiento se hará llegar el 9 de abril a las Comisiones de la Asamblea Legislativa del D.F. que discutirán la propuesta para la despenalización del aborto, si deseas unirte mándanos nombre, cargo, institución y correo electrónico a mujeres@amdh.com.mx

Pronunciamiento a favor de la despenalización del aborto y los derechos de las mujeres

Las organizaciones y personas abajo firmantes, nos pronunciamos a favor de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres mexicanas, así como de la despenalización del aborto en el Distrito Federal y en el país, por considerar que esta práctica se ha convertido en un asunto de salud pública, donde las mujeres se enfrentan a múltiples violaciones a sus derechos sexuales y reproductivos. Estamos convencidos de que, de aprobarse esta iniciativa, se salvaría la vida de muchas mujeres que practican abortos de forma clandestina y en la mayoría de los casos con personas que no cuentan con los conocimientos, las instalaciones y los instrumentos adecuados para llevarlo acabo.

México ha firmado y ratificado tratados internacionales a favor de los derechos humanos, sin embargo, en materia de aborto, la despenalización es una labor todavía pendiente. El Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, en sus observaciones finales a México, extendidas el 25 de agosto de 2006, menciona lo siguiente: “El Comité pide al Estado Parte que armonice la legislación relativa al aborto a los niveles federal y estatal. Insta al Estado Parte a aplicar una estrategia amplia que incluya el acceso efectivo a servicios de aborto seguros en las circunstancias previstas en la ley, y a una amplia variedad de métodos anticonceptivos, incluidos anticonceptivos de emergencia, medidas de concienciación sobre los riesgos de los abortos realizados en condiciones peligrosas y campañas nacionales de sensibilización sobre los derechos humanos de la mujer, dirigidas en particular al personal sanitario y también al público en general».

Hacemos un llamado para que las personas encargadas de legislar sobre este asunto tengan presente que son las mujeres las que deben tomar la decisión de continuar o interrumpir su embarazo, de acuerdo a las circunstancias en que se encuentren. Son ellas las que deben apropiarse de sus cuerpos y sus vidas y seguir el camino que así elijan. Ante esta situación es menester que los legisladores no pierdan de vista que en sus manos está el garantizar el acceso seguro de las mujeres a los servicios de salud y al cumplimiento cabal del libre ejercicio de sus derechos.

Las estadísticas muestran que la práctica del aborto en forma clandestina se encuentra muy extendida en nuestro país y que el tratamiento que le da la ley no ha sido suficiente para evitar que se siga llevando a cabo, pero sobre todo no ha logrado instaurar una cultura de prevención, ya que la falta de información pública y por lo tanto, el desconocimiento de las leyes, degenera en grandes beneficios para quienes lo realizan en detrimento de la salud de las mujeres. De esta forma se abre una brecha social, entre quienes pueden pagar un aborto en alguna clínica particular, con las condiciones “adecuadas» de higiene y seguridad y quienes acuden a lugares insalubres por falta de dinero.

Así mismo nos enunciamos en contra de los argumentos que esgrimen quienes aduciendo criterios morales y religiosos buscan impedir la interrupción del embarazo aún cuando éste sea producto de una violación o cualquiera de las razones que, hasta el momento, marca la ley, sin importar el daño físico, psicológico, moral, económico o de cualquier otra índole, que pueda sufrir la mujer. No hay que perder de vista que el Estado mexicano es un Estado laico, por lo que no se debe permitir la intervención de la religión para la aprobación de las leyes.

Por todo lo anterior, exigimos a las y los legisladores que el aborto sea despenalizado y que esta acción vaya acompañada de presupuestos de género que garanticen a todas la mujeres el pleno derechos a la salud sexual y reproductiva, así como a una educación sexual adecuada en las escuelas desde el nivel básico, además de acceso gratuito a métodos anticonceptivos y la realización de abortos en condiciones adecuadas que no pongan en riesgo la salud de las mujeres y que al mismo tiempo todas, sin ninguna distinción, tengan la libre determinación de solicitarlo en caso de ser necesario.

Academia Mexicana de Derechos Humanos
Cátedra UNESCO de Derechos Humanos de la UNAM

Adina Barrera
Coordinadora de proyectos
Observatorio Ciudadano de los Derechos de las Mujeres
Academia Mexicana de Derechos Humanos A.C.
Filosofía y Letras 88, Col. Copilco Universidad, Coyoacán, C.P. 04260, México, D.F.
Tels. 56 59 49 80, 56 58 57 36 y 55 54 80 94 Ext. 212
Fax 56 58 72 79
http://catedradh.unesco.unam.mx/generoyequidad/
http://www.amdh.com.mx/
mujeres@amdh.com.mx

 

Comments

Comentarios

You may also like