Opinión: Los principios de Yakarta

. Los Principios de Yakarta sobre la legislación internacional de Derechos Humanos a las cuestiones de Orientación Sexual y la Identidad de Género.

Por Sofía de la Peña / Desde Abajo

El pasado lunes 26 de marzo en Nueva York durante la sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas fueron formalmente lanzados los Principios de Yakarta sobre la aplicación de la legislación internacional de Derechos Humanos a las cuestiones de Orientación Sexual y la Identidad de Género.

Los Principios de Yakarta son una serie de fundamentos sobre cómo se aplica la legislación internacional de derechos humanos a las cuestiones de orientación sexual y la identidad de género. Es decir son estándares internacionales vinculantes que los Estados deben cumplir.

Mencionaré solamente algunos; El Derecho al Goce Universal de los Derechos Humanos, en consecuencia las leyes que prevalecen en algunos lugares del planeta y que penalizan la homosexualidad viola el derecho internacional a la no-discriminación.

El Derecho a la Seguridad Humana y Personal, es decir el derecho a la vida, a vivir sin violencia y sin tortura, a la privacidad, el acceso a la justicia y a no ser detenido arbitrariamente. Son violatorios de este derecho los arrestos injustificados en bares y cafeterías gays.

Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, que incluyen la no-discriminación en el empleo, el acceso a la vivienda, a la seguridad social, a la educación y a los servicios de salud. Se violan estos derechos cuando por ejemplo son discriminadas y expulsadas de las instituciones educativas las niñas que expresan afecto por otras niñas. O aquellas leyes que prohiben la cirugía de reasignación de sexo para transexuales o por el contrario cuando se obliga a las personas intersexo a someterse a este tipo de operaciones contra su voluntad.

Derechos de expresión, Opinión y Asociación que incluyen el derecho a participar en asambleas y eventos públicos pacíficos y a asociarse en comunidades ó con otras personas, por el ejemplo un relator de la ONU informó sobre las nuevas formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia e intolerancia cuando las autoridades de un país prohibieron una reunión pacífica para promover la igualdad de las diversas orientaciones sexuales al tiempo que los asistentes eran acosados e intimidados por la policía y por ciudadanos extremistas que gritaban cantaletas como: “Vamos contra los maricones» y “Les vamos a hacer lo que Hitler hizo a los judíos».

La Libertad de Movimiento y Derecho a recibir Asilo se refiere al derecho que tenemos todas las personas a solicitar asilo en caso de padecer persecución por su orientación sexual e identidad de género.

Los principios 24 al 26 versan sobre el Derecho a Participar en la Vida Cultural y Familiar sin ser discriminados por la orientación sexual ó la identidad de género. Así entonces los Estados tienen la obligación de no discriminar entre parejas de sexo diferente y parejas del mismo sexo al otorgar los beneficios de la sociedad conyugal.

Quizá uno de los preceptos más importantes de esta Declaración de Yakarta es la que se refiere a los Derechos de los Defensores de los Derechos Humanos que se refiere al derecho a defender y promover los derechos humanos sin discriminación por orientación sexual e identidad de género, así como la obligación de los Estados de garantizar la protección a los defensores de derechos humanos que trabajan estos temas.

Es bien sabido que en todo el mundo, los defensores de los derechos humanos que trabajan cuestiones de orientación sexual e identidad de género han recibido amenazas, asaltos a sus casas y oficinas, ataques, torturas, abusos sexuales e incluso la muerte. Lo más preocupante en estos casos es la total falta de seriedad con que estos casos han sido tomados por las autoridades responsables.

Los Principios de Yakarta son importantes porque la violación de los derechos humanos de las personas con estas características constituyen un patrón global y arraigado que nos debe preocupar en su justa medida.

Ahí esta la propuesta de ley discriminatoria en Nigeria, el asesinato de un activista transgénero en Argentina, los abusos policiacos en Estados Unidos, la prohibición de la Marcha del Orgullo Homosexual en Rusia, la llamada violación sexual correctiva y violencia punitiva contra las lesbianas en todo el mundo y donde los perpetradores quedan impunes.

Todas las acciones mencionadas anteriormente son violatorias de las leyes internacionales es por ello que no sólo los Estados tienen la obligación de reaccionar ante estos sino la comunidad global en su conjunto para entonces aspirar a una vida mejor en cada rincón del planeta.

Comments

Comentarios

You may also like