Mujeres de Atenco: Antes íbamos a procesiones católicas, hoy a mítines y luchas sociales

Entrevistada en el Encuentro de Mujeres en Resistencia de México, Centro, Sudamérica y el Caribe, Ana María Robles Yánez, ex presa política y perseguida de Atenco, afirmó que su movimiento ha impactado en la vida cotidiana de las mujeres: “Después de la primera represión, el 14 de noviembre de 2001, nos reunimos y el compañero Ignacio del Valle comentó: ‘Las mujeres mayores y los niños no irán a la marcha’, y una compañera de edad avanzada le contestó: ‘No irás tú, Nacho, porque yo sí voy’».

Por: Tania Meza Escorza / Desde Abajo


Ana maría Robles, perseguida política de Atenco (Foto: Desde Abajo)

Oaxaca, Oax. México. “En Atenco la lucha de las mujeres ha sido histórica, hemos avanzado juntas, aunque sin conocernos, hemos luchado por nuestros derechos, haciendo valer nuestra palabra contra el machismo, no sólo el de los gobiernos, sino en el hogar y en el trabajo. No ha sido fácil», aseguró Ana María Robles Yánez, líder del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT) de San Salvador Atenco.

Aunque Ana María Robles no encabezaba el movimiento, después de la represión policíaca del año pasado en su municipio, y del encarcelamiento y persecución de los líderes, ella, junto con otras mujeres y hombres tomaron los puestos de decisión, para poder continuar la lucha. “Ésa es una de las formas en las que las mujeres de Atenco decidimos participar en las luchas sociales. Hemos generado un cambio con la solidaridad de todas ustedes, bajo la premisa de que cuando una mujer avanza, no hay hombre que retroceda. Pasamos de sólo participar en la lucha como cocineras, cuidadoras y educadoras, a la organización, toma de decisiones y liderazgos», aseveró.

La activista señaló que la lucha de FPDT ha cambiado la vida de muchas de mujeres que “ni siquiera sabían que existían derechos de la mujer. Ahora saben no sólo que tienen esos derechos, sino que deben exigirlos y pelear porque se cumplan. Se escuchaba decir a las compañeras más convencionales: Ya no soy la mujer que era antes, ya no agacho la cabeza en ningún lado, ni ante el gobierno, ni en mi casa. Ya no pedimos permiso para salir, ahora, acaso por precaución ante la represión, avisamos que vamos a salir ha realizar acciones políticas. De participar en peregrinaciones y procesiones de la iglesia católica, pasamos a participar en marchas, mítines, foros, ruedas de prensa, actos político culturales. Ahora no sólo hacemos las labores del hogar, también hacemos carteles de protesta, investigamos nuestra historia y tomamos decisiones».

Para Robles Yánez, las estrategias represivas del gobierno son las mismas, “las que aplicaron en Atenco, las que aplicaron en Oaxaca y las que van a seguir aplicando en donde sea».

“La represión brutal del 3 y 4 de mayo –continuó la luchadora social- fue en venganza por haberle tirado al gobierno no un aeropuerto, sino un gran negocio. Allanamientos, robos y destrozos de nuestras casas, tortura física y psicológica, vejaciones y violaciones sexuales. Sabemos que es la forma de los gobiernos de querer callarnos a las mujeres, de obligarnos a que la mujer se arrodille y pida perdón por levantar la cabeza, por levantar la voz y exigir que nuestros derechos sean respetados».

Sobre su aprensión el año pasado, Ana María cuenta que fue detenida el 4 de mayo en San Salvador Atenco, al acudir a hacer unas compras a la tienda y únicamente por pasar por la plaza principal, “ése fue mi delito. Detuvieron a toda persona que encontraban a su paso. Fui encarcelada en el penal de Santiaguito, en el Estado de México. Al llegar a ese lugar, me encontré con más compañeros. Estábamos con la mirada perdida, no alcanzábamos a asimilar lo que había sucedido. Ahí vi como varias compañeras fueron vejadas y violadas sexualmente.

“Hoy, estamos con ganas de seguir creciendo juntas como mujeres, a un año de la represión y teniendo a 29 compañeros detenidos en los penales del Altiplano, de Santiaguito y en el del Molino de Flores, Texcoco. Tenemos a 10 compañeros perseguidos y con órdenes de aprehensión, y más de cien personas con proceso penal, como me encuentro yo».

“Los compañeros presos en el Altiplano tendrán un fallo aproximadamente en quince días, probablemente condenatorio de 20 años. Aún tenemos presencia policíaca en nuestros pueblos, la policía del Edomex ronda mucho nuestras casas, nos persiguen autos sin placas, en fin. Por eso la compañera Trini no pudo estar aquí. Además, sigue latente la posibilidad de que se haga el aeropuerto en nuestros terrenos, por eso les pedimos que estén atentas a las movilizaciones», informó la entrevistada.

Finalmente, Ana María Robles convocó a las asociaciones civiles a participar en la “jornada por la libertad», que se efectuarán el 3 de mayo con un acto político cultural a partir de las 10 de la mañana en San Salvador Atenco. El día 4 de mayo el FPDT marchará de Atenco al D. F. en dos tramos: sobre la autopista México Texcoco y a las 4 de la tarde, del ÿngel al Zócalo. Ese mismo día acudirá una comisión al estado de Morelos a recibir un reconocimiento nacional que asociaciones defensoras de Derechos Humanos, otorgarán a Ignacio del Valle Medina, líder principal del FPDT y actualmente preso político. (Desde Abajo)

Comments

Comentarios

You may also like