Violencia física y emocional contra trabajadores de Grupo Atento

. “Los responsabilizamos de ser los principales promotores de la presión injutificada hacia los clientes, horas adicionales, detrimiento físico y emocional del trabajado, de la entrada de los trabajadores desde las 5 o 6 am en afectación del cliente y el trabajador, de los ataques a trabajadores por su vestimenta como prohibir escotes o cierto tipo de faldas y atuendos y zapatos a mujeres e imponer tipo de playera a los trabajadores, de ascensos y contrataciones de jefes que en el 90 por ciento no cuentan con títulos profesionales existiendo mas de 500 empleados con estudios profesionales titulados y hasta con postgrado relacionados con perfiles requeridos por la empresa».

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Luego de las denuncias publicadas por lo ocurrido al interior de la call center transnacional “Grupo Atento Servicios», denunciando las deplorables condiciones laborales en que sus trabajadores y trabajadoras se encuentran propiciadas por el constante abuso y acoso de sus superiores, nuevamente la información con respecto a la violencia de los directivos de esta empresa contra sus subordinados ha fluido a tal grado, que ex empleados han decidido hacer público su conflicto sentandolo como un precedente para cualquier suceso violento en su contra, debido a la severidad del caso, además de presentar denuncias penales acusando diversos conflictos como acoso sexual y hostigamiento.

En el año 2005, ex trabajadores de Grupo Atento presentaron denuncias ante la Procuraduría General de Justicia del Estado por acoso sexual contra directivos de esa empresa en su perjuicio, mismas que puntualizan amenazas verbales y violencia de hechos, como la contratación de personal de seguridad para amedrentar a los ahora demandantes, además de actos de hostigamiento y acoso sexual. Hoy por hoy, decidieron hacerlas públicas

Como la que consta en la averiguación 12/dav/604/05 contra Areli Angeles Luna, supervisora de bajo riesgo de Grupo Atento Servicios -copia de la cuál obra en poder de esta redacción- y que acusa que Victor Espinoza, ex gestor telefónico de esa compañía instalada en esta ciudad, fue objeto de acoso sexual, violencia verbal y hostigamiento, actitudes que a la par afectaron a su esposa, según delata el documento.

Aunado a eso, varios ex empleados, profesionistas todos, responsabilizaron a directivos y supervisores de Grupo Atento, por cualquier situación que pudiera perjudicarles directamente, tras haber presentado sus denuncias y decidido hacer público su caso, mediante la siguiente carta que de puño y letra, los afectados declaran:

SIGUEN LOS DESPIDOS INJUSTIFICADOS DE ATENTO SERVICIOS SA DE CV

Responsabilizamos total y absolutamente a Edna Ma. Becerra Sosa, Claudia Irene Zea Maldonado, Ismael Alberto Quiroz, Guadalupe Aguilar Luna y Areli Angeles Luna de maltratos físicos y verbales hacia los trabajadores por parte de los jefes por ser ellos mismos quienes los han alentado.

Responsabilizamos a Edna Becerra Sosa de dar apoyo y respaldo a los jefes en caso prepotente y contraviniendo incluso, los derechos humanos y laborales de los trabajadores.

Los responsabilizamos a Edna Becerra Sosa y Claudia Zea Maldonado de haber sido unas interlocutoras adecuadas para los conflictos entre los jefes y los trabajadores.

Responsabilizamos a Guadalupe Aguilar Luna y Areli Angeles Luan del trato discriminado y hostigamiento sexual hacia los trabajadores.

Responsabilizamos a Edna Becerra Sosa de la contratación y promoción de los jefes más déspotas y prepotentes de la empresa.

Los responsabilizamos de haber sido los principales promotores de los despidos injustificados de la empresa.

Los responsabilizamos de ser los principales promotores de la presión injutificada hacia los clientes, horas adicionales, detrimiento físico y emocional del trabajado, de la entrada de los trabajadores desde las 5 o 6 am en afectación del cliente y el trabajador, de los ataques a trabajadores por su vestimenta como prohibir escotes o cierto tipo de faldas y atuendos y zapatos a mujeres e imponer tipo de playera a los trabajadores, de ascensos y contrataciones de jefes que en el 90 por ciento no cuentan con títulos profesionales existiendo mas de 500 empleados con estudios profesionales titulados y hasta con postgrado relacionados con perfiles requeridos por la empresa.

Responsabilizamos a Areli Angeles Luna y Guadalupe Aguilar Luna de ser las principales personas que han promovido la mayor afectación hacia la empresa y trabajadores por su acoso y despotismo motivo por el cuál estamos enfrascados en este conflicto tanto mujeres embarazadas y en algunos casos, que por lo mismo, tiendan a perder a su bebé obligándolas a renunciar para no cubrir sus incapacidades.

Este conflicto teniendo su inicio en el despido injustificado de 5 personas al querer formar un sindicato para mejoría y beneficio del trabajador así mismo tiende la empresa a desaparecer corriendo a uno a uno o por varios para no cubrir sus liquidaciones, se traslada a la ciudad de Toluca y Monterrey dejando Pachuca, con cede principal en México D.F.

Tele- esclavos.

Según el testimonio de los denunciantes, dados los abusos presentados en los últimos años, la plantilla de trabajadores de Grupo Atento ha disminuido de los 1, 500 a casi 700 y ya se maneja la posibilidad de que, son tantas las denuncias judiciales ante la PGJH y ante la junta de conciliación y arbitraje de Pachuca, que se prevé que tal compañía abandone la ciudad.

Las causas se vierten en el siguiente testimonio contra Grupo Atento Servicios que, con facilidad, puede encontrarse a través de internet, para información de cualquiera:

“…compara con un régimen nazi de producción, donde se contabiliza al minuto la productividad del trabajador. Esto gracias a que tienen un sistema informático que registra en tiempo de conexión, los minutos que sales, que te desconectas para ir al baño y cuantas ‘pausas’ pones en las 8.30 horas de tele operación. Si tu tiempo de conexión es menor a ese lapso de tiempo te recaen descuentos en tu boleta de pago. Es más, hasta los descansos médicos están prohibidos en esta empresa. Así como lo lee. Si tienes un descanso médico esto es pasado como falta al medir tu productividad. De igual manera las tardanzas y el tiempo medio de atención al cliente: si te demoras mucho con las llamadas, se te sanciona. También las salidas al baño están prohibidas. Si tienes la necesidad de ir al urinario tienes que pedir permiso a los supervisores, y ellos te lo dan siempre y cuando no haya muchas llamadas, sino solo queda aguantarse hasta que “bajen» las llamadas. Todo esto es posible gracias a un software diseñado por Telefónica que saca el jugo al los jóvenes trabajadores. Donde la mayoría son arreados de manera que no pueda haber un grupo que ponga los puntos sobre las ies y pare este abuso». (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=13385)

Comments

Comentarios

You may also like