Congreso hidalguense da espaldarazo a BEFESA contra opositores a confinadora tóxica en Zimapán

. Por considerar que trae “grandes beneficios”, el Congreso del Estado se volcó a favor de la construcción del confinamiento tóxico en Zimapán y de su creadora, la empresa española BEFESA, destacando su “gran experiencia y presencia” en el mundo, y alertando que los opositores al proyecto podrían tomar actitudes “terroristas”, pues –subrayó-, “no conocen la verdad”.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca.- Por considerar que trae “grandes beneficios”, el Congreso del Estado se volcó a favor de la construcción del confinamiento tóxico en Zimapán y de su creadora, la empresa española BEFESA, destacando su “gran experiencia y presencia” en el mundo, y alertando que los opositores al proyecto podrían tomar actitudes “terroristas”, pues –subrayó-, “no conocen la verdad”.

Fue el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jorge Malo Lugo, quien pidió al Congreso aprobar un acuerdo económico para que se garantice la construcción del confinamiento en Zimapán y que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) vigilen el proceso.

Por su parte, el diputado independiente y también dirigente estatal del partido Convergencia, Pablo León Orta, dijo que se debe prever los errores que pudiera cometer la Semarnat en la aprobación del confinamiento y asegurar que los inconformes agrupados en el Movimiento Cívico Todos Somos Zimapán, no devengan en actitudes que calificó como “terroristas” para impedir la construcción del basurero tóxico

Por su parte, Malo Lugo justificó el proyecto, argumentando ó que el problema ambiental de residuos es “preocupante”, ya que en el país no existe un inventario nacional confiable por la generación de residuos peligrosos, por lo que el hacerlo en Zimapán es “viable”.

El verde ecologista argumentó ante un Congreso semivacío que la empresa BEFESA lleva a cabo la construcción de una planta industrial para el tratamiento y confinamiento, localizada en la comunidad de Botiñá, municipio de Zimapán; la cual podrá contener, en una primera etapa, hasta 106 mil 676 m3 de residuos, mientras que en una segunda fase podrá alcanzar un volumen de 342 mil 917 m3.

Y sostuvo: “Con la instalación de plantas de confinamiento se pueden aportar grandes beneficios a las comunidades aledañas, como lo es en Infraestructura vial, la creación de empleos directos e indirectos, oportunidades para la creación de industria transportista especializada, además de que con su puesta en marcha se promoverá la instalación de otras industrias de reciclaje en la zona”, aseveró Jorge Malo.

Dijo que cómo en la entidad no existe un confinamiento tóxico, éste se hace “necesario”. Y dijo que con base a informes de la Semarnat, en Hidalgo se estiman 252 tiraderos clandestinos (tres por municipio), cinco rellenos sanitarios y 49 vertederos controlados en 54 municipios, mientras que en 22 de ellos se cuenta con el respectivo reglamento de ecología.

Cabe destacar que este asunto fue turnado a las comisiones conjuntas del Medio Ambiente, Ecología y Desarrollo Urbano, así como a la de Salud, que presiden las diputadas Jerusalem Kuri del Campo y María Guadalupe Muñoz Romero, respectivamente.

Comments

Comentarios

You may also like