Especial: Ponencia sobre la UCR, para el 1er. Congreso Internacional de Filosofía: Teoría y Campo de la Educación de Coahuila

 PONENCIA SOBRE LA UNIVERSIDAD DE LA IV REPÚBLICA

(En el 1er. Congreso Internacional de Filosofía: Teoría y Campo de la Educación)

Bernabé es uno de nuestros (tod@s) talentosos estudiantes de la Universidad de la IV República… Él está a unas semanas de licenciarse en Educación en la Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana. Así que él no está en nuestra Universidad por falta de estudios o por falta de oportunidades sino porque le gusta estudiar y porque quiere prepararse mejor para servir… Hace un esfuerzo muy grande por trabajar y costearse sus estudios en Xalapa y para viajar a Hidalgo cada semana, además de darse tiempo para una lucha muy decidida y concreta a favor del Movimiento Obradorista y de la IV República. Sabe muy bien lo que quiere y sabe que parte de eso que quiere lo encuentra en la Universidad de la IV República…

Hace unos días Bernabé me compartió lo que yo ahora les comparto: Se trata de una Ponencia que él decidió hacer y enviar para buscar su participación en el “1er. Congreso Internacional de Filosofía: Teoría y Campo de la Educación” que se llevará a cabo simultáneamente en Coahuila, Chiapas y Distrito Federal el próximo diciembre. Su Ponencia habla de nuestra Universidad, y lo que dice, fundamentado en sus conocimientos de Educación y Pedagogía, nos enorgullece y nos compromete a tod@s l@s Universitari@s de la IV República… (Álvaro Sierra Máyer)

ESCULTURA LENTA

(Visión Filosófica y Pedagógica de la Universidad de la IV República)

El ambiente posterior a las elecciones presidenciales de 2006, ha dejado en gran parte de la sociedad mexicana, la sensación de frustración y desasosiego, de engaño y decepción por el triste desempeño de las instituciones públicas corrompidas por intereses ajenos al pueblo. Sin embargo, también ha traído una reacción no violenta en el grueso de la ciudadanía, un anhelo de renovación y transformación pacífica que busca la re-evolución del pensamiento individual y colectivo como fondo de la transformación institucional, política, social, económica, cultural y espiritual del país.

Este movimiento de transformación de la ciudadanía organizada, se ha vuelto tierra fértil en ideas, propuestas y proyectos de distinta índole que sorprenden por su creatividad, ingenio, generosidad y practicidad. Tal es el caso de la Universidad de la IV República, proyecto ciudadano Médico-Educativo que nace con la finalidad de impartir una Educación Nueva para Seres Humanos Nuevos, y que en su filosofía educativa, pero sobre todo en su práctica, se cristalizan los anhelos de diversas corrientes y modelos pedagógicos que en las altas esferas de los sistemas educativos mundiales aún siguen debatiendo la viabilidad de sus propuestas.

Esta ponencia es un breve acercamiento a este proyecto ciudadano que es excluido por las visiones cortas y cuadradas, pero que se incluye en los grandes esfuerzos de los que luchan por hacer un Hombre Nuevo para una Nueva Era.

La Universidad de la IV República se siente orgullosa y victoriosa de ser una Semilla que poco a poco crecerá y se multiplicará.

Bernabé Librado Zuvirie Vázquez

Facultad de Pedagogía de la Universidad Veracruzana Región Xalapa

“Somos una Pequeña Semilla que ha de crecer y multiplicarse… No somos más, pero tampoco somos menos… No somos, todavía, un árbol frondoso lleno de solidez, de flores y de frutos y de semillas multiplicadas. O, más bien, sí. Lo somos, pero en el sentido de que lo seremos… Somos lo que podríamos ser, si así lo decidimos y lo trabajamos… Eso, en realidad, estamos haciendo: decidiéndolo y trabajándolo. Comprometidos. Cargados de Esperanzas…”

Álvaro Sierra Máyer

La Universidad de la IV República (UCR) es un proyecto ciudadano que se cristaliza dentro del movimiento político, social, cultural y espiritual que surge en México a raíz del Fraude Electoral de 20062, y como respuesta a la convocatoria de la Convención Nacional Democrática3 y el Gobierno Legítimo4, encabezado por el Lic. Andrés Manuel López Obrador, Presidente Legítimo de México; que llama al pueblo mexicano a la transformación de las instituciones del país, no sólo por considerar a éstas corruptas e ineficientes para la sociedad actual, sino como una necesidad de transformación desde “abajo”, mucho más profunda, que implique un cambio en la conciencia individual y colectiva, que conduzca a la creación de instituciones que garanticen el respeto a los derechos y las decisiones de un pueblo que las erigió para la defensa de sus garantías individuales y colectivas, y al servicio del bien común.

Esta convocatoria considera como postulado principal, que la finalidad de este movimiento transformador no es sólo la consolidación de una organización política, sino que “…Lo más importante es que tiene que surgir de este movimiento, una nueva corriente del pensamiento para afianzar los valores de nuestro pueblo y al mismo tiempo ir creando nuevos valores. Este movimiento no nada más es para alcanzar mejoras materiales, es para alcanzar mejores condiciones espirituales, es decir, que podamos vivir en armonía, con nosotros mismos y con el prójimo. Este movimiento es para hombres y mujeres que sepan triunfar a partir de la generosidad, de la verdadera solidaridad.” (López, 2006) De esta forma, se invita a la sociedad a la “humanización” y al trabajo por el bien común, a no sólo pensar en intereses personales y beneficios propios, sino a pensar y actuar, por el bien de todos, en favor de los desprotegidos y de los más necesitados.

Estas sencillas pero profundas palabras, encierran e inspiran la filosofía y política de todo un movimiento ciudadano de transformación social, económico, educativo, cultural y espiritual, a nivel nacional, que no es visto por los medios masivos de comunicación y por una parte de la población, pero que se mantiene vivo y creciendo, dando la posibilidad a los ciudadanos de auto-organizarse, de encontrar alternativas de convivencia y comunicación, y de crear nuevas instituciones acorde a las necesidades reales de la población.

Es dentro de este grupo de nuevas instituciones donde se encuentra la UCR con su “particular” y “novedosa” propuesta médica y pedagógica que intentaré exponer brevemente con algunas reflexiones, sin la intensión de encasillar el proyecto de esta Universidad en alguna teoría o modelo ya existente, sino mas bien, mostrando las “coincidencias” que tiene con nuevas y viejas propuestas pedagógicas, y así recuperar experiencias que este proyecto puede compartir a la sociedad.

La UCR se concibe a sí misma como una pequeña semilla que, tras un proceso de desasimiento y liberación, de revolución interior y de cambio, de crecimiento, evolución y maduración, llegará a Ser quien Es y quiere Ser… Cada miembro de esta institución, sea estudiante o maestro, intenta “descubrirse como alguien que resiste y combate contra la tentación de la inmovilidad, de la indiferencia, del adormecimiento… Y empieza a moverse, a sacudirse interiormente… Comienza a romperse… A dejar de ser, para ser… A dejar de fingir que es, para ser realmente… Ser es también romperse, vencerse, transformarse…” (Sierra Máyer, 2006:1) y en un futuro próximo ser la semilla que ha de crecer y multiplicarse, para ser hojas, tallos, flores, frutos, troncos, raíces… y nuevamente, semillas. Múltiples semillas. Semillas en movimiento.

Los estudiantes y maestros se saben concientes de su formación lenta pero fructífera, saben que formarse es una lucha, como la que experimenta la semilla que germina bajo la tierra, y que se enfrenta con cada roca dura; pero también saben que al pasar del tiempo“…el nuevo y frágil ser se hace más fuerte y se hace más creativo y más crece y se extiende… Y esculpe así su propio y nuevo y original Camino… Y esculpe así su Verdadera Esencia…” (Sierra Máyer, 2006:2). El proceso educativo en la UCR es concebido, comprendido y vivido, como un ciclo continuo e interminable de creación y re-creación, en el que maestro y estudiante no existen como tales, ambos se forman y transforman constante e imparablemente en un proceso formativo que beneficia y enriquece a ambos.

La UCR se orienta con una filosofía que busca, en la enseñanza teórica y práctica, servir al hombre para ayudarlo a alcanzar la Libertad y la Felicidad, para encumbrarlo a la Verdad y sanarlo integralmente. Nuestra filosofía, expresa el Dr. Sierra (2006:4), “…será ‘integral’ y no ‘especializada’ porque miraremos integralmente a nuestros alumnos y educaremos tanto a ‘su mente’ (conocimientos y habilidades teóricas) como a ‘su corazón’ (principios, valores, compromiso social), tanto a ‘su cuerpo’ (salud homeopática física y emocional) como a ‘su espíritu’ (salud social y espiritual)… Nuestra filosofía será ‘integral’ y no ‘unilateral’ porque, maestros y alumnos, seremos ‘científicos’ como el que más, pero no sólo eso, seremos también ‘psicólogos’ y ‘filósofos’ y ‘teólogos’, y tendremos que ser ‘músicos’ y ‘poetas’ e incluso también un poco ‘locos’…” Esta orientación de la educación busca ser revolucionaria, original y creativa en la enseñanza.

La filosofía y pedagogía de la UCR pretende una Educación Nueva para un Ser Humano “Nuevo” expresado en los siguientes puntos básicos: a) Trata de educar y preparar en una carrera única, para lo cual pone en práctica una educación interdisciplinaria que se opone a la especialización y superespecialización5, y que utiliza y aprovecha al máximo las diferentes formas de acceder al conocimiento; b) Trata de hacer crecer armónicamente a la persona, procurando la relación e integración de los aspectos físicos, psíquicos, sociales y espirituales de los estudiantes, conminándolos a un aprendizaje con y por el cuerpo, la mente y el corazón, educando en lo bioquímico, lo emocional-afectivo, lo social y lo divino que hay en cada ser humano; con lo instintivo y lo intelectual, enfrentando las realidades concientes e inconcientes de lo individual y colectivo (de lo personal, lo social y la relación entre ambos), para así poder tener una visión que permita crecer conjuntamente tanto en lo personal como en lo comunitario6; y, c) Es su deseo y tarea principal, colaborar en la construcción de la tierra y los cielos nuevos7, colaborando desde los quehaceres cotidianos, descubriendo y empezando a vivir la vocación personal y profesional, sanando, siendo curado-liberado-salvado, para posteriormente colaborar con los otros en sus propios procesos de sanación, en beneficio de sí mismo, de la comunidad, de la sociedad mexicana y el mundo.

Por ser una institución médica homeopática, la UCR tiene una visión de la medicina que es transversal a su visión filosófica y pedagógica que proviene del pensamiento de Paracelso8, precursor de la Medicina Homeopática, quien expresaba que ésta es “un arte que echa sus raíces en el corazón. Si tu corazón es falso, también tu medicina lo será; si tu corazón es recto, también lo será el médico que haya en ti” (Ezkenazi, 2001), por lo que el verdadero médico sólo será “…Aquel que puede curar enfermedades. Ni los emperadores, ni los papas, ni los colegas, ni las escuelas superiores pueden crear médicos. Pueden conferir privilegios y hacer que una persona que no es médico aparezca como si lo fuera, pueden darle permiso para matar, pero no pueden darle el poder de sanar…. El médico debe ser leal y caritativo. El egoísta muy poco hará en favor de sus enfermos. Conocer las experiencias de los demás es muy útil para un médico, pero toda la ciencia de los libros no basta para hacer médico a un hombre, a menos que lo sea ya por naturaleza. Sólo Dios da la sabiduría médica» (Ezkenazi, 2001).

El proyecto de la UCR no pretende egresar estudiantes con un perfil estrictamente delineado, sino que el resultado de la formación sean profesionales con perfiles multiformes que no podrán medirse con una sola escala, pues el objetivo principal es formar médicos y educadores para la diversidad, para el cambio, para servir a los demás, para contribuir al crecimiento comunitario, social y universal, resultado todo esto de un fuerte compromiso y esfuerzo permanentes, desde el ingreso a la institución, pasando por un desarrollo pleno metodológico y de contenidos educativos, “…hasta una comprensión teórico-experiencial y práctica de habilidades concretas al servicio de los enfermos, que exigirán a todos sus estudiantes: tiempo, lectura, reflexión, trabajo, práctica, actitud ética, salud psicológica, compromiso social” (Sierra, 2007).

Para lograr lo anterior, se ha ideado un plan de estudios con asignaturas, contenidos, métodos y estrategias de enseñanza y aprendizaje, un tanto sui generis, pues no es ni rígido ni tampoco flexible, se construye sobre el desarrollo mismo de la licenciatura, en común acuerdo de las necesidades de la institución, de los estudiantes, de la comunidad y la sociedad, pero siempre guiados por la filosofía y pedagogía de la institución.

Esta visión filosófica y pedagógica, que se sintetiza en el lema universitario Duc In Altum9…

…y en los campos de acción-reflexión de la Filosofía (el Hacer, el Ser y el Conocer)…

…; impregna y transversaliza el plan de estudios de la Licenciatura en Medicina Homeopática. Este plan poco convencional, se compone de siete asignaturas básicas…

…: Educación, Filosofía, Ciencias, Psicología, Socio-Antropología, Espiritualidad y Arte, que en analogía con la escala cromática, busca abordar, recuperar y mostrar la visión multidimensional de la realidad. Esta estructuración curricular es con la intención de abordar el estudio del hombre y su entorno de manera integral y holística, aprovechando todas las formas de acceder al conocimiento que tiene el ser humano, comprendiendo y aceptando que “…el pensamiento que es lógico-analítico, también es intuitivo-sintético, e incluso dialéctico-trascendental… Que la acción que es creación, también es destrucción y, sobre todo, que es transformación… Objetividad-Subjetividad-Trascendencia… Sumar y multiplicar, más que restar y dividir… Conjunción, más que disyunción… El hombre total y no sólo partes de él… Su enfermedad biológica, pero no escindida de su patología emocional, ni de su sufrimiento social, ni tampoco de su hambre-vacío espiritual… No su salud física, si no se acompaña de su bienestar intelectual-emocional y de su armonía cósmica-relacional y del equilibrio de su energía-espíritu… El hombre-misterio, el hombre-posibilidad, el hombre en evolución, que ni las ciencias, ni las siete asignaturas básicas, ni setecientas que fueran, ni nada, podrían abarcar y atrapar…” (Sierra, 2006). (Ve más lejos, Ve más alto, Ve más profundo), en el Himno Universitario

La UCR rompe con el esquema de universidad hasta ahora conocidos en México. Es un proyecto ciudadano totalmente deslindado de las instituciones de gobierno federal. Es auto-sustentable y autogestionable. No pretende certificar el conocimiento de los estudiantes10, no importan los grados de estudio (la primera generación se integra de profesionistas de distintas áreas, de amas de casa, de autodidactas y de personas sin educación formal), los requisitos indispensables para el ingreso son saber leer, saber escribir y buscar el desarrollo y sanación integral del individuo que conduzca a la transformación integral del país. Es modesta y austera, pero con calidad educativa y congruencia. No tiene fines de lucro, no ve a la educación como objeto de mercadeo, todos sus servicios son gratuitos. No cuenta con infraestructura propia, no es indispensable ni imprescindible, es itinerante y abandona las nociones de comodidad. Imparte educación de carácter laico, pero no por ello se aparta de la formación espiritual de estudiantes y maestros. Hace uso de las tecnologías informáticas como una posibilidad de facilitar y enriquecer la enseñanza, el aprendizaje, y romper las barreras del espacio-tiempo. Y es, entre otras muchas cosas, una institución que está comprometida con un movimiento nacional político, social, cultural, educativo y espiritual, y en la que cada uno de sus integrantes es promotor y partícipe de una re-evolución de las conciencias que lleve al triunfo del movimiento ciudadano.

Con todo esto, la UCR es el único esfuerzo educativo hasta ahora conocido, que desconociendo los fundamentos teóricos de los modelos pedagógicos más novedosos, pone en práctica una propuesta educativa en la que se pueden identificar elementos teóricos y prácticos de corrientes filosóficas y pedagógicas, que actualmente están intentando implementar sus propuestas para mostrar su viabilidad y congruencia de manera satisfactoria; tal es el caso de la Eco-Pedagogía11, el Pensamiento Complejo12, la Transdisciplina13 y el Diálogo entre Saberes, la Biología del Conocimiento, el Constructivismo, la Didáctica Crítica, y las Comunidades de Aprendizaje, por mencionar algunas.

La Eco-Pedagogía debe vislumbrar un rayo de luz en la UCR, su postura teórica de buscar y hacer uso constructivo de puntos de vista alternativos y en evolución de la realidad y de las formas múltiples de conocer, no sólo de los aspectos intelectuales y vocacionales del desarrollo humano que necesitan orientación y cultivo, sino también los aspectos físico, social, moral, estético, creativo y, en un sentido no sectario, lo espiritual (Segura y Vargas, 2005), son parte fundamental de este proyecto ciudadano. Ese sentido de tomar en cuenta el profundo misterio de la vida y del universo además de la realidad de la experiencia, que con tanto entusiasmo pretende la Pedagogía de la Tierra, lo celebra cada uno de los miembros de la UCR, y sin saberlo, hacen de la Eco-Pedagogía lo que ésta ansía ser, no un modelo curricular, sino “…una herramienta que incluye la política, la economía, la cultura, la historia y los procesos de cambio a nivel personal, social, ambiental y cósmico” (Segura y Vargas, 2005), que pone énfasis en la conexión y interdependencia de la naturaleza con la vida del hombre, recordando que toda actividad humana debe descansar en principios ecológicos y sistémicos, que lo conduzcan a una conciencia de responsabilidad consigo mismo, con los demás y con el planeta.

Con el Pensamiento Complejo comparte el reconocimiento de la incertidumbre y las contradicciones como partes de un todo integral, en el que caben las separaciones, los determinismos, las distinciones, sin negarlas y anularlas. Las partes y el todo, el todo y las partes se remiten mutuamente; y comparte la misión de promover un conocimiento que aporte la aptitud para conocerse a sí mismo, que se abre a la solidaridad planetaria y cósmica, que no desintegra el rostro de los seres y los existentes. Conocimiento que no ordena, ni manipula, ni dirige, sino que organiza, comunica y anima (Moran, Roger y Domingo: 2002).

La UCR lleva a la práctica lo que la Transdisciplina y el Diálogo entre Saberes pregonan: un proceso formativo que comprende integralmente al hombre y al universo (biológica, psicológica, antropológica, cosmogónica y sociológicamente), y lo aborda sin especializaciones ni conocimientos fragmentados. La Transdisciplina logra en la UCR su cometido de crear un puente que permite no la enunciación de principios de un nuevo modelo pedagógico que busca transformaciones superficiales, sino una re-construcción del interior de las personas en todo su ser y en todas sus dimensiones; transformación profunda que hace a los seres humanos, conscientes de sí mismos y de su ubicación en el cosmos. Y está alcanzando lograr sin grandes ostentaciones, los nueve puntos de la Declaración de Locarno14 para una educación transdisciplinar.

La UCR no es un proyecto nuevo, y no es mero producto de ideologías políticas de moda o de corrientes pedagógicas en boga, ni tampoco del capricho de unos cuantos; es un viejo anhelo al que le llegó su hora y tiempo, es un sueño paralelo construido entre miles o millones de deseos de personas que a lo largo de la historia del mundo, han buscado caminos para llevar el saber y la salud a todos los seres humanos, principalmente a los mas desposeídos; y hoy con humildad se esfuerza en poner en práctica la herencia filosófica, científica, cultural y espiritual que le legaron todos aquellos grandes maestros que se pierden en el camino de la eternidad.

Para finalizar estas reflexiones, queda una imagen que está presente en la mente de estudiantes y maestros de la UCR: la imagen de un Bonsai, que simboliza la Dedicación, el Esfuerzo, el Respeto, la Prudencia, la Paciencia y el Amor, que se requieren en el interminable proceso creativo y re-creativo que es la educación entre los seres humanos.

“La tarea de dar forma a un bonsái es un compromiso y una forma de cooperación. Un hombre no puede crear un bonsái, un árbol tampoco, por lo tanto, es necesario que ambos se comprendan. Con alambres, con agua, con luz, con distintas inclinaciones, plantando hierbas que saquen parte del agua o raíces que crezcan bajo la tierra, se le explica al árbol lo que se desea. Si la explicación ha sido correctamente planteada, y se produce la lógica comprensión de la situación, el árbol obedecerá y responderá… casi siempre. Siempre se observará una variación individual, nacida del respeto que él se tiene así mismo: Muy bien, haré lo que tú quieres, pero lo haré a mi manera. Por cada una de estas variaciones, el árbol se hallará dispuesto a ofrecer una explicación lógica, y más a menudo en forma positiva que negativa (pero siempre sonriendo) le hará ver al hombre que todo eso se hubiera podido evitar si su comprensión hubiera sido mayor.

Es la Escultura más lenta que existe, y se llega a dudar de quién está siendo esculpido: si el árbol o el hombre.”15

Notas al Pie de Página

Álvaro Sierra Méyer es el creador y principal promotor de la UCR. Tiene estudios profesionales en Medicina General (Alopatía), Medicina Homeopática, Filosofía, Psicología y Teología; es además Diácono de la Iglesia Católica. Junto con su esposa, la Dra. Carmen Vega Gress, coordinan las actividades académicas, administrativas y de servicios de la UCR.

A un año de las Elecciones Presidenciales del 2 de julio de 2006, muchos hombres y mujeres de este país, siguen creyendo con seguridad que hubo un fraude de proporciones vergonzosas, a pesar de los medios que quisieran hacer creer que la pasada elección federal fue absolutamente legítima. Fue una elección manchada, y de la que abundan evidencias (muchas de ellas científicamente comprobadas), así lo afirmó incluso el Tribunal Federal Electoral en su resolución final. Así lo confirmó también Vicente Fox cuando dijo en el mes de febrero de este año que se desquitó de Andrés Manuel López Obrador cuando su candidato (Felipe Calderón) ganó la presidencia de la República. La ruta de la elección de Estado y el fraude electoral de 2006 tienen su origen en la decisión de los poderes fácticos de evitar a cualquier costo la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República (CND, 2006).

La CND es una “iniciativa para organizar la resistencia civil pacífica de la sociedad y exigir el respeto de la voluntad popular. Un diálogo democrático por la libertad, la justicia y la democracia, entre las diversas expresiones sociales, políticas y culturales de la Nación. Se trata de una discusión sobre la crisis política abierta por la imposición antidemocrática y la solución a los problemas fundamentales de México” (CND, 2006), y su creación se fundamenta en el Art. 39 Constitucional, que establece que: “La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene, en todo tiempo, el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”; y su propósito fundamental es “…decidir, con representantes de todos los pueblos del país, el papel que asumiremos [el pueblo] en la vida pública de México ante la actual circunstancia” (CND, 2006)

Creación de la Convención Nacional Democrática con la finalidad de instituir un nuevo gobierno que ejerza y defienda los derechos del pueblo con el pueblo. Este gobierno “…es obligadamente nacional. Tiene una sede en la Capital de la República y, al mismo tiempo, es itinerante, a fin de observar, escuchar y recoger el sentir de todos los sectores y de todas las regiones del país” (López, 2007). Se conforma de un Presidente Legítimo, un gabinete o equipo de trabajo que integra diagnósticos, propone soluciones y analiza posibilidades en cada caso; y una amplia red ciudadana integrada por miles de representantes del Gobierno Legítimo, provenientes de todo el país y que luchan por la verdadera transformación. La red de representantes del Gobierno Legítimo se convertirá en la organización más fuerte y grande de la historia de México. Los recursos del Gobierno Legítimo son escasos, pero cuenta con la honradez, el trabajo en equipo, y la interacción y apoyo de la sociedad.

No está en contra de la especialización necesaria en las ciencias y las humanidades, sino a favor de una educación totalizadora e integradora, capaz de rebasar la “…dispersión, sectorización, división del conocimiento en partes cada vez más pequeñas. Hoy es urgente la formación de ‘profesionistas de los conjuntos’, ‘de las realidades globales’, ‘de los sistemas’…” (Sierra, 2006:3) Se trata de lograr la convivencia e integración de las ciencias exactas con las sociales y humanísticas para una mejor comprensión del hombre y su mundo.

Para lograrlo esto se auxilia de la Medicina, la Psicoterapia y la Orientación Espiritual. El propósito fundamental de la UCR es formar Médicos Homeópatas que ayuden a sus semejantes en la curación, liberación y “salvación” en lo físico-corporal, lo psíquico, lo afectivo, lo espiritual y lo social, “Una adecuada Medicina Bio-Psico-Social-Espiritual ha de lograr mover y sanar y perfeccionar nuestra corporeidad, nuestra afectividad y nuestra espiritualidad… Aun lo instintual heredado debe poder moverse y sanarse y mejorarse con una verdadera terapia integral…” (Sierra, 2006:7).

Para los estudiantes y maestros de la UCR, construir cielos y tierra nuevos significa luchar por construir una nueva sociedad, un mundo nuevo, una nueva era, “…se trata de colaborar en la creación de un ‘mundo mejor’ en donde haya Paz, Justicia, Fraternidad, Libertad, Democracia, Amor…”(Sierra, 2006:9)

Theophrastus Philippus Aureolus Bombastus von Hohenheim (1493-1541), conocido como Paracelso, nació en Einsiedeln, fue un filósofo, alquimista, médico y astrólogo suizo. Sus estudios y sus consejos revolucionaron el mundo de la medicina que se basaban en las teorías del médico griego Galeno, según las cuales, las enfermedades se debían a un desequilibrio de los fluidos corporales (humores) y se debían curar por medio de sangrías y purgas. Rebatió dichas creencias con gran firmeza y trató de convencer a sus colegas de que las enfermedades se debían a ciertos agentes externos y ajenos al cuerpo a los que se podía atacar con la ayuda de determinadas sustancias químicas. Uno de sus principios más importantes es: «Únicamente un hombre virtuoso puede ser buen médico»; para él la medicina tenia cuatro pilares: 1) Astronomía 2) Ciencias naturales 3) Química 4) El amor. (Ezkenazi, 2001)

El Himno Universitario versa:

Soñar y construir un mundo nuevo…

Un México mejor hay que crear…

Mujeres y hombres libres y honestos.

¡Es la meta en nuestra Universidad!

Mirar más lejos, ir mucho más alto…

Visión y acción a más profundidad…

Conciencia y actitud a cada paso…

¡Es el lema en nuestra Universidad!

¡Universidad¡!Amor y Hermandad

¡Universidad! ¡Fuerza y Unidad!

¡Universidad! ¡Justicia y Paz!

¡Universidad! ¡Universidad!

Una Nueva República buscamos,

donde haya democracia e igualdad…

La iremos construyendo paso a paso

a través de nuestra Universidad.

Tomemos su ideal en nuestras manos…

Busquemos la Excelencia y la Verdad…

Luchemos hasta ser todos hermanos…

Conquistemos Esperanza y Libertad.

La Fuerza de todos los mexicanos

es su Cultura, es su Identidad…

Valores que se van asimilando

en su “Alma Mater”, su Universidad:

Maestra de aquellos que se atreven…

Hermana en sus luchas y en su afán…

Amiga que acompaña y sostiene…

Y una Madre hasta la sangre, hasta el final.

¡Universidad¡!Amor y Hermandad

¡Universidad! ¡Fuerza y Unidad!

¡Universidad! ¡Justicia y Paz!

¡Universidad! ¡Universidad!

¡Busquemos ser personas integradas!

¡Sumar inteligencia y corazón!

¡Crear Salud del Cuerpo y del Alma!

¡Educar en la Teoría y en la Acción!

¡Unir la Ciencia y las Humanidades,

las Artes, el Deporte y el Saber!

¡Forjar Personas y profesionales!

¡Al servicio de la Patria y del Bien!

 

Segura y Vargas (2005:4) mencionan que la escuela de hoy “…se ha encargado de identificar la necesidad natural del ser humano de saber y aprender con la escolarización, con lo que se aprende en la escuela, no tomándose en cuenta, y hasta despreciando, los aprendizajes indirectos o incidentales captados fuera del aula y que son por los que se guía el cotidiano vivir de los humanos… Las escuelas contradicen los ideales puestos en ellas desde el momento en que dar títulos y fomentar la meritocracia ha pasado a ser su misión fundamental… El saber ha pasado a ser un bien de consumo.”

“La Eco-Pedagogía es una pedagogía que se centra en la vida: incluye a personas, culturas, modus vivendi, respeto por la identidad, y la diversidad. Entiende al ser humano en evolución como un ser “incompleto, sin terminar e interminable”, como lo explica Paulo Freire: un ser en constante desarrollo, que interactúa con los demás y con el mundo. La pedagogía que prevalece se centra en la tradición, en aquello que ya ha concluido, en lo que oprime a los estudiantes por la forma en que se les somete a prueba. Con la Eco-Pedagogía, los educadores deben dar la bienvenida a los estudiantes. Esa bienvenida y cuidado son la base para la educación sobre la sostenibilidad” (Antunes y Gadotti)

El movimiento del Pensamiento Complejo tiende a: a) superar el divorcio y establecer un diálogo entre cultura científica y cultura de las humanidades, b) Problematizar la actual organización disciplinaria del conocimiento e intentar unir lo que esta disjunto, c) Afrontar el desafío que la complejidad de los fenómenos plantea al pensamiento en todos los dominios, incluido el político, d) Situar al mundo humano, no como una esfera separada del mundo viviente, sino como algo que emerge de éste que, asimismo emerge del mundo viviente, e) Concebir la relación antropo-bío-cosmológica a partir de los logros e incertidumbres del saber contemporáneo, f) Cuestionar a la razón humana, sus posibilidades y limites, y, g) Explorar el continente menos conocido de todos: el del espíritu humano que elabora el conocimiento (Moran, Roger y Domingo: 2002).

Surge apelando las divisiones entre: una disciplina y otra disciplina, entre las Ciencias Duras y las Ciencias Humanísticas, el Cogito y el Computo o el Mythos y el Logos el hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho, la Técnica y la Ética, lo femenino y lo masculino, el Sol y la Luna, lo blanco y lo negro, el hombre y la mujer” (Sinay, 2007) La transdiciplinariedad implica una trans-acción entre investigadores de diferentes campos y requiere de la apertura del aprendizaje, de transgredir los estrechos límites del conocimiento aislado, disciplinario y parcelario, saltando los cotos de poder, los sub-lenguajes hiper-especializados y la desconexión con la problemática y la sensibilidad viva hacia la sociedad (Segura y Vargas, 2005)

La UNESCO, a través de la denominada Declaración de Locarno para Una Evolución Transdisciplinar de la Universidad, describe nueves aspectos que bien pueden ser el espíritu de una educación transdisciplinar: a) La búsqueda Transdisciplinar como propósito esencial, evolucionando “hacia el estudio de lo universal en el contexto de una aceleración sin precedentes de los saberes parcelarios” (UNESCO, 1997:1); b) La educación integral buscando el sentido; c) La integración de la transcomplejidad en la estructura y programas de las instituciones no sólo en lo académico, sino en la estructura, la organización, la gestión, la concepción de lo administrativo y la administración; d) Adaptar las instituciones a la cibernética, la escuela debe ser zona franca para el ciber-espacio-tiempo; e) La nueva tolerancia que se funde sobre la actitud transdiciplinar, transcultural, transreligiosa, transpolítica y transnacional, que permita una cultura de vida digna; f) Un nuevo arte de vivir, pues la transcomplejidad “es inseparable de una nueva visión y de una experiencia vivida. Es una vía de autotransformación orientada hacia el conocimiento de uno, hacia la unidad del conocimiento y hacia la creación de un nuevo arte de vivir” (UNESCO, 1997:2), g) Una nueva cultura transdisciplinar, que permita “reunificar a las dos culturas artificialmente antagónicas – cultura científica y cultura literaria o artística – sería condición previa de una transformación de mentalidades” (UNESCO, 1997:2), h) La formación de formadores en la transcomplejidad, y finalmente, i) La interrogación interior del ser humano, en la que la educación universitaria transdisciplinaria deberá “orientar al mismo tiempo su interrogación hacia el polo interior del sujeto. En esta perspectiva, la educación… evalúa de nuevo el papel de la intuición donadora originaria, del imaginario, de la sensibilidad y del cuerpo dentro de la transmisión de conocimientos” (UNESCO, 1997:2)

Fragmento del cuento de ciencia-ficción “Escultura Lenta” de Theodore Sturgeon.

Referencias Bibliográficas

Antunes, Ángela y Gadotti, Moacir. Un ensayo temático que se refiere al Principio 14 sobre incorporar los valores de la Carta de la Tierra a la educación. La Eco-pedagogía como la pedagogía indicada para el proceso de la Carta de la Tierra. En Democracia, No Violencia y Paz. Brasil

Convención Nacional Democrática (2006) Convocatoria a la Convención Nacional Democrática. En: www.cnd.org.mx

Eskenazi, Enrique (2001) Reflexiones de Paracelso. Centro Virtual Enrique Eskenazi. http://homepage.mac.com/eeskenazi/filosofia.htm Consulta: 13/09/2007

López Obrador, Andrés Manuel (2006) Discurso Pronunciado el 1 de Diciembre de 2006, en la Av. Paseo de la Reforma, de la Ciudad de México. Manuscrito no publicado.

López Obrador, Andrés Manuel (2007) La Mafia Nos Robó la Presidencia. Ed. Grijalbo. México.

Maturana, H. y Varela, F. (1984) El Árbol del Conocimiento. Ed. Universitaria. Chile

Morín, E., Roger, E. Domingo, R. (2002) “Educar en la Era Planetaria: El Pensamiento Complejo Como Método en el Error y la Incertidumbre Humana” UNESCO-USAL-IIPC-Universidad de Valladolid. Salamanca. España

Segura Cabrera, A. y Vargas Madrazo, E. (2005) El Nuevo Aprendizaje: Hacia una Eco-Pedagogía. Colectivo Ecosagrado. Universidad Veracruzana. Xalapa, Ver.

Sierra Máyer, Álvaro (2007) “Somos Semilla en Movimiento” y “La Universidad de la IV República: Un Proyecto Serio, Responsable y Exitoso”.

En http://universidaddela4arepublica.blogspot.com

Sierra Máyer, Álvaro (2006) La Universidad de la IV República. Una Educación Nueva Para el Hombre Nuevo. En http://universidaddela4arepublica.blogspot.com

Sinay Millonschik, Cecilia (2007). Transdisciplina. Documento no publicado. En http://apdeba.org/publicaciones/1999/pdf/Millonschik.pdf Consulta Septiembre de 2007

UNESCO (1997) Congreso Internacional ¿Qué Universidad Para el Mañana? Hacia una Evolución Transdisciplinar de la Universidad. Declaración y Recomendaciones. Locarno. Versión electrónica disponible en: http://perso.club-internet.fr/nicol/ciret/

Yus Ramos, Rafael (1996) Temas Transversales y Educación Global. Colectivo Pedagógico de la Anarquía. Vélez. Málaga. España

Bernabé

Esperamos aquí tus Comentarios, o hazlos directamente a Bernabé en resistenciapersonal@hotmail.com o makuaken@hotmail.com  

Comments

Comentarios

You may also like