Querétaro da entrada a acuerdo por la suspensión de confinadora en Zimapán

. Representantes de la organización popular Todos Somos Zimapán, logró que el Congreso de Querétaro diera entrada a un punto de acuerdo para exhortar al Gobierno federal y al Congreso de la Unión a suspender el permiso a la industria española Befesa para la instalación del basurero tóxico en Zimapán

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca.- El movimiento cívico contra el confinamiento tóxico en ZImapán, logró que el Congreso del estado de Querétaro diera entrada a una iniciativa de acuerdo para exhortar al Gobierno federal, al Congreso de la Unión y a la presidencia municipal de dicho ayuntamiento hidalguense a exhortar y suspender el permiso a la industria española Befesa para la instalación del basurero tóxico. Así como un llamado al gobernador de esa entidad, Francisco Garrido Patrón y a los presidentes municipales de Querétaro y Cadereyta a sumarse “a la defensa pública” de las poblaciones estatales que se ven amenazadas con el proyecto.

En reunión de la Comisión de Desarrollo Sustentable del Congreso queretano, integrada por los diputados María de Jesús Ibarra Silva, Eric Salas González y Alejandro Straffon Báez, representantes de la organización popular Todos Somos Zimapán encabezados por el diputado del Estado de México, nativo del lugar, Germán Rufino Contreras, el legislativo queretano aceptó dar entrada para su estudio y análisis al punto de acuerdo.

Allí, los zimapenses exhortaron a los diputados de la Comisión de Desarrollo Sustentable a investigar “lo más posible” sobre la empresa BEFESA y la instalación del confinamiento en la comunidad de Botiñá, en el municipio de Zimapán “y no dictaminar solamente conforme a los informes de las instituciones oficiales como la Semarnat”, informó el Congreso de Querétaro ayer por la tarde

“Estas personas argumentaron que este confinamiento afectará no solamente a la población de Hidalgo, sino al estado de Querétaro y a la región, por los residuos industriales peligrosos que ahí se depositarán”, señala.

Según se dio a conocer, Rufino Contreras y la delegación de Todos Somos Zimapán dijeron que con el confinamiento tóxico se pretende desplazar a 19 comunidades indígenas que están asentadas en esa zona; asimismo, que se está construyendo cerca de manantiales y que se rompe con la norma que establece que debe construirse a 25 kilómetros de distancia de los centros de población, ya que hay pobladores a 300 metros de donde se instalará; de igual forma, que a casi un kilómetro está el manantial Infiernillo, de donde extraerán el agua a la ciudad de Querétaro a través del proyecto Acueducto II, “lo cual implica peligro para los queretanos por la cercanía del confinamiento a este manto acuífero”.

En tanto, los diputados queretanos de la Comisión de Desarrollo Sustentable “reconocieron el esfuerzo de estos ciudadanos y el interés que muestran en defensa de Zimapán y de sus habitantes”, sin embargo expresaron que ellos “no pueden atender sólo la cuestión sociopolítica, sino que requieren de la mayor información y documentación posible, así como de elementos objetivos, para poder tomar una posición al respecto y llegar a un dictamen”

Comments

Comentarios

You may also like