Regresa caso Zimapán al Congreso de la Unión

. La lucha contra la instalación del confinamiento tóxico en Zimapán llegó otra vez al Congreso de la Unión, durante la comparecencia del titular de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quesada, ante la Cámara de Diputados, donde, los legisladores del PRD, Juan Hugo de la Rosa y Roberto Mendoza, exigieron al secretario la cancelación del basurero residual.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

Pachuca.- La organización popular contra el confinamiento tóxico en Zimapán llegó por segunda ocasión al Congreso de la Unión. Esta vez, durante la comparecencia del titular de la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan Rafael Elvira Quesada, ante la Cámara de Diputados, donde, los legisladores del PRD, Juan Hugo de la Rosa y Roberto Mendoza, exigieron al secretario la cancelación del basurero residual; en tanto, el diputado priísta, Fernando Moctezuma Pereda culpó a «un grupo minoritario» de ser sólo «algunos» los opositores al proyecto.

Luego de la presencia de funcionarios medianos de la Semarnat en la reunión de negociaciones con la Secretaría de Gobernación, la organización popular Todos Somos Zimapán advirtió a Elvira Quesada de los riesgos de la instalación del confinamiento, con base en los estudios independientes de los opositores y la información proporcionada por la dependencia con la cual otorgó el permiso a la industria española Befesa.

La organización solicitó que, independientemente de que Befesa aún no cuenta con los permisos federales para la operación del confinamiento, la obra se detuviera en tanto no existiera un juicio sobresaliente sobre los peligros e inviabilidades de su construcción.

En ese sentido, los legisladores confrontaron a Elvira Quesada por haber otorgado los permisos para la construcción del confinamiento y exigieron se determine la cancelación de la obra luego de los estudios sobre su inviabilidad.

El geofísico Carlos Cruz Melo y el geólogo Apolinar González información que ya está listo el informe que aporta elementos contra la construcción de la confinadora, básicamente, por ser un terreno geológicamente inhabilitado para un obra como la que se pretende, además de que en él no hay recursos hídricos suficientes.

Tales serán expuestos en la mesa de negociación técnica y jurídica que tendrán con la Semarnat en sus oficinas centrales, donde argumentarán las razones que sugieren la inviabilidad de la construcción del confinamiento tóxico por parte de la industria española BEFESA, a menos de 25 kilómetros de distancia de un lugar de habitación, como es el caso.

Esto representa la primera de las inviabilidades del proyecto extranjero de residuos tóxicos que ya fue aprobado por la Semarnat y que, de acuerdo a lo expuesto por especialistas ciudadanos que acompañaron la mesa de negociación, traerá consigo un “grave colapso ambiental” pues de pretende el tráfico de más 200 tractocamiones diarios con 288 mil toneladas de residuos peligrosos en tres turnos, lo que, para la ubicación de la zona, “se presenta un grave problema” pues en ninguno de los accesos al municipios existen condiciones apropiadas para ello.

Además, que viola las propias normas oficiales emitidas por la Semarnat al ubicarse el confinamiento justo en medio y a menos de 500 metros de 18 comunidades –prácticamente encima de la de Botinñhá-, todas ellas de influencia indígena, las cuales, representan la última reserva étnica de la zona; pasar sobre montaje eléctrico; sobre una fuente superficial de agua que colinda con manantiales de uso poblacional y el río Moctezuma ; y construirse en un ejido tipificado como de “uso común” , lo que representa que la construcción de la planta es anticonstitucional pues para viabilizar la obra, debería seguirse un juicio agrario para cambiar el uso ejidal al de “pequeña propiedad”.

Sin embargo, “más allá de todas estas cosas técnicas”, establecieron como elemento principal que el confinamiento ha sido rechazado por el grueso de los habitantes del municipio, quienes fueron víctimas de un “engaño” pues la obra fue anunciada como una procesadora de basura, de forma original y no como un basurero tóxico.

Comments

Comentarios

You may also like