Opinión: Todos me aman

“. Los hermosos sentimientos que despierto en cada una de las personas que creyeron en mi proyecto, brotaban en cada integrante de la estructura gubernamental que repartía despensas y cobijas compradas con fondos públicos. La unión hace la fuerza”

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

Un millón 710 mil quinientos 96 personas no pueden estar equivocadas… o bueno, por lo menos el 30 por ciento de esa cantidad no puede errar. La conclusión es una: todos me aman.

El pueblo tomó la mejor decisión, por lo que ahora soy parte del nuevo congreso estatal. ¡El pueblo no se equivoca!

Claro, hubo algo de abstencionismo, pero hay gente muy floja que prefiere quedarse en su casa, en vez de participar en nuestra gran fiesta de la democracia. ¿Qué puede hacerse? No es culpa nuestra.

Es un hecho: Todos me aman. Durante mi campaña, veía el amor que la gente me tiene en el rostro de cada trabajador de las diferentes secretarías del gobierno estatal, a quienes sus jefes tuvieron la amabilidad de invitar cordialmente a hacer proselitismo junto a mí.

Los hermosos sentimientos que despierto en cada una de las personas que creyeron en mi proyecto, brotaban en cada integrante de la estructura gubernamental que repartía despensas y cobijas compradas con fondos públicos. La unión hace la fuerza.

El único pelo en la sopa fue, como siempre, esa gente insatisfecha de la oposición que se puso a decir no sé qué barbaridades de mí ¿Cuándo madurarán? Qué bueno que en mi partido me dijeron que ni los viera, ni los oyera. Pura envidia.

Es tan grande el trabajo que hacemos en el estado, que nunca hemos perdido una diputación de mayoría ¡Nunca! No iba a ser ésta la primera vez, justo ahora que yo contendía. Era imposible, porque todos me aman.

Cuando digo todos, quiero decir todos: Desde las autoridades estatales que se sumaron a mi campaña en horario de servicio, hasta los funcionarios medios que espontánea y desinteresadamente organizaron cenas masivas en mi honor.

En las últimas elecciones para renovar el congreso local en Oaxaca, ulisito consiguió un triunfo avasallador, con diez por ciento más de abstención que nosotros, y aunque al principio lo criticaron mucho, ya ven, ahora nadie dice nada.

Aquí empleamos otros métodos, aunque el resultado fue casi el mismo: 80{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} por la represión, 70 {9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} por el cinismo. No importa, estaré en el próximo congreso local porque todos me aman.

Comments

Comentarios

You may also like