Megáfono Global: México – A diez meses de la desaparición de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez

Este 25 de marzo a diez meses de la desaparición forzada de mi padre Edmundo Reyes Amaya y del Sr. Gabriel Alberto Cruz Sánchez, sus familiares y amigos queremos expresarle nuevamente al pueblo de México que seguimos luchando como al principio, que este tiempo transcurrido no ha sido en vano, pues hemos crecido y nos hemos fortalecido en este largo caminar.

Hoy, a pesar de la terrible falta que el Estado mexicano esta cometiendo al no impartir justicia y presentar con vida a nuestros familiares, a pesar de la intimidación desarrollada en nuestra contra, les decimos que nosotros seguimos y seguiremos en nuestra lucha hasta encontrar a nuestros seres queridos, pues estamos convencidos de que este crimen que se ha cometido en contra de ellos no debe permanecer impune y mucho menos permitir que estos hechos se sigan desarrollando en nuestro país. Para quienes dicen que la desaparición forzada no existe en México, les preguntamos ¿En dónde están entonces Edmundo, Gabriel, Daniela, Virginia, Francisco, Lauro, Gregorio y todas aquellas personas más de las cuales no sabemos su nombre por que han sido in visibilizados por el Estado al violentar y amenazar a sus familias para que no alcen la voz y digan que hay mas desaparecidos en México? La respuesta la sabemos, sin embargo, a veces es mejor pensar que nada sucede y que todo esta bien pues el pensar lo contrario nos trae grandes conflictos.

La desaparición forzada existe, los desaparecidos existen, y por todos ellos es que luchamos, por ellos hemos decidido caminar juntos, exigir su presentación con vida y hacer un llamado a todas estas familias que atemorizadas por este y otros gobiernos no han hecho pública la situación para exigir la presentación con vida de sus desaparecidos. Sabemos el terrible dolor que esto representa, así como también el miedo que los embarga, sin embargo, queremos decirles que este miedo debe convertirse en fuerza, en esperanza, en lucha, por que sólo así podremos hacer frente a esta terrible situación.

La desaparición de nuestros seres queridos nunca dejara de dolernos, mientras no hagamos algo por ellos, pues el permanecer callados es permitir que esto siga sucediendo y que mas personas padezcan lo que nosotros padecemos. Por eso es sumamente importante la participación de todos nosotros y de todos aquellas organizaciones solidarias y de derechos humanos que con sus pronunciamientos y actividades nos ayudan a denunciar y exigir la presentación con vida de nuestros seres queridos.

La lucha y el esfuerzo de las familias, amigos y personas solidarias hacen que este camino que hoy emprendemos sea más llevadero, por eso hoy queremos agradecer infinitamente a todas aquellas organizaciones nacionales e internacionales que nos han apoyado en nuestra lucha, a los medios de comunicación por difundir estos casos.

Al comienzo de nuestro caminar el horizonte se tornaba oscuro y frío, hoy este horizonte se transforma en un claro y caluroso camino por el cual transitaremos hasta encontrar a nuestros desaparecidos. No importa el tiempo que haya que transcurrir, no importa si nuestro familiar tiene los mismos ideales que este o aquel, no importa en que organización milite, lo verdaderamente importante es tener presente que los desaparecidos son SERES HUMANOS y lo que les pasa a ellos nos puede pasar a todos.

Primero Edmundo y Gabriel, (desaparecidos el 25 de mayo 2007 en la ciudad de Oaxaca) después Daniela y Virginia Ortiz Ramírez, (desaparecidas el 5 de julio del 2007 en Oaxaca) luego Francisco Paredes Ruiz,( desaparecido el 26 de septiembre del 2007 en Michoacán) posteriormente, Lauro Juárez, (desaparecido el 30 de diciembre del 2007) y anteriormente Gregorio Alfonso Alvarado López (desparecido el 26 de septiembre de 1996 en Guerrero) Cuántos más? ¿Debemos a caso permitir que mas personas sean desaparecidas?, nuestra respuesta es ni uno más. Nuestros esfuerzos están centrados hoy en no tolerar ni una desaparición más.

Hoy como hace más de treinta años, las mujeres hemos decidido salir a las calles a exigir la presentación con vida de los y las desaparecidas, hijas, esposas, hermanas, madres encabezamos esta lucha junto a nuestros compañeros por que sabemos que solo la unión entre nosotros podrá lograr que nuestras demandas se cumplan.

Caminos e Historias, es una muestra clara de la lucha de las mujeres, de los grandes obstáculos a los que se han enfrentado y que valientemente han sabido sobre pasar, Caminos e historias, es el reflejo del trabajo realizado por mujeres, a quienes las piedras no les han impedido llegar a sus objetivos y seguir luchando por legarnos un mejor modo de vida.

Hoy es importante decir que gracias a esas mujeres que han luchado y exigido sus derechos, nosotras podemos estar aquí en estos momentos, que ellas han sido y serán nuestro ejemplo a seguir al igual que nuestros seres desaparecidos, hoy desde lo más profundo de nuestros corazones les decimos gracias, gracias por ser un ejemplo para nosotras, gracias por demostrarnos que no existen barreras cuando nuestro esfuerzo y dedicación está dirigido a transformar nuestro papel histórico y demostrar que somos capaces de lograr todo lo que nos propongamos y más. Desde aquí nuestro reconocimiento y admiración para todas y cada una de ustedes.

¡POR QUE VIVOS SE LOS LLEVARON VIVOS LOS QUEREMOS!

Nadin Reyes Maldonado
Comité “Hasta Encontrarlos”

Comments

Comentarios

You may also like