Megáfono Global: México – CIDH interpuso demanda contra el Estado mexicano por desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco

La Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, A.C. (CMDPDH) informa que, con fecha 15 de marzo de 2008, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos interpuso una demanda contra el Estado mexicano en el caso 12.5.11, correspondiente a la desaparición forzada de Rosendo Radilla Pacheco, ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH), de conformidad con los artículos 51 de la Convención Americana y 44 del Reglamento de la Comisión Interamericana.

Rosendo Radilla fue un destacado líder de Atoyac de Álvarez, presidente municipal de 1955 a 1956, querido y respetado por la labor social que desarrolló a favor de la comunidad en la construcción de escuelas, hospitales y facilidades para los campesinos. También, simpatizante de los movimientos sociales de Lucio Cabañas y Genaro Vázquez y autor de diversos corridos en los que virtió su visión política y sus ideales sociales. La última vez que fue visto públicamente, iba a bordo de un camión de pasajeros en el trayecto de Atoyac a Chilpancingo. Ahí fue detenido por efectivos militares apostados en un retén. Desde entonces, su familia no ha vuelto a verlo, aunque existen varios testimonios que indican su paso por cuarteles militares.

Radilla es uno de los 470 casos de desapariciones forzadas registrados solamente en Atoyac de Álvarez durante la guerra sucia de los años setenta. Existen 600 desaparecidos en el estado de Guerrero y más de 1200 en todo el territorio nacional durante este mismo período. Sin embargo, Atoyac de Álvarez ostenta el primer lugar como el municipio con el mayor número de desapariciones en México.

La guerra sucia fue una política de Estado que entrañaba una práctica sistemática de control y exterminio de las movilizaciones y protestas sociales a partir del uso del aparato estatal para la violencia y el terror. Ésta, pese a estar suficientemente documentada, nunca ha sido reconocida oficialmente, razón por la cual jamás se ha solicitado el perdón público para la redignificación de la memoria de las víctimas.

El caso de Radilla ha llegado a la CoIDH debido a que las acciones de las instancias nacionales encargadas de procurar e impartir justicia, incluidas la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y la extinta Fiscalía Especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (FEMOSPP), fueron insuficientes cuando no omisas.

La CMDPDH y la Asociación de Familiares de Detenidos, Desaparecidos y Víctimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México (AFADEM), en su carácter de representantes legales de la familia Radilla Martínez, elevaron la petición de admisión del caso ante la CIDH en el año 2001. En octubre de 2005, la CIDH lo admitió y en julio de 2007, durante su 128º período ordinario de sesiones, aprobó el informe de fondo.

El litigio del asunto de Radilla ante la CoIDH cobra suma trascendencia debido a que contribuiría a sentar precedentes jurídicos para que las más de 600 familias afectadas por los hechos de la guerra sucia puedan hallar justicia en sus respectivos casos. Por otra parte, permitiría el reconocimiento oficial de estos crímenes de lesa humanidad, evidenciando el patrón sistemático de violencia desde las instituciones; así como la dignificación y desestigmatización de las víctimas y sus familiares, a menudo despreciados en sus comunidades por “subversivos”; y la no repetición de estos hechos mediante la transformación de estructuras normativas e instituciones que han perpetuado la impunidad. En este sentido, se hace necesaria una reforma del sistema de justicia de manera que incluya un recurso adecuado y efectivo para los casos de desaparición forzada y una armonización legislativa que incorpore la tipificación de este delito de acuerdo con los tratados internacionales en la materia, así como la reparación integral del daño a la familia y la sociedad.

Estas acciones jurídicas se inscriben en una lucha más amplia por la construcción de un auténtico Estado de Derecho en México, en el cual prive el respeto y garantía de los derechos humanos como eje rector de todas las políticas gubernamentales.

Un verdadero régimen democrático exige el esclarecimiento de los crímenes pasados, la justicia y la verdad histórica, en el entendido de que, como ha establecido la CoIDH en diversas jurisprudencias, conocer la verdad tiene un carácter social indispensable para garantizar la gobernabilidad en una sociedad democrática, a través de la confianza que las instituciones y sus titulares construyen para bien de los gobernados y del propio Estado.

Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y Victimas de Violaciones a los Derechos Humanos en México, AFADEM

FEDEFAM 1981-2007: 26 años de lucha contra la impunidad
AFADEM 1978-2007: 29 años de lucha contra la impunidad

DESAPARECIDOS PRESENTACION
¡NO AL PROYECTO HIDROELECTRICO LA PAROTA!

Julio Mata Montiel
Secretario Ejecutivo de AFADEM
Vocal de FEDEFAM Acapulco: 045 74 4118 5044 Cd Mex: 045 55 2893 6354

Comments

Comentarios

You may also like