Ahora Gerardo Sosa se lanza contra abogada de Alfredo Rivera y Granados Chapa

. En juicio del diputado priísta contra los periodistas

. La organización Libertad de Información México (LIMAC) dio a conocer que esta demanda “llegó al exceso” de ahora a través de subterfugios que rayan en la ¡legalidad ir contra la Abogada Perla Gómez Gallardo, que gratuitamente a través de Libertad de Información México A. C. LIMAC ha llevado la causa “teniendo el riesgo de ir a la cárcel”

Por Desde Abajo

Pachuca.- La publicación del Libro: La Sosa Nostra: Gobierno y Porrismo coludidos en Hidalgo que documenta la historia de la Universidad Autónoma de Hidalgo a través de sus actores es la causa del litigio por la que el diputado federal del PRI Gerardo Sosa Castelán, “lleva retrasando su acusación por Daño Moral a través de diversas irregularidades procesales” en contra de los periodistas Alfredo Rivera Flores y Miguel Ángel Granados Chapa.

La organización Libertad de Información México (LIMAC) dio a conocer que esta demanda “llegó al exceso” de ahora a través de subterfugios que rayan en la ¡legalidad ir contra la Abogada Perla Gómez Gallardo, que gratuitamente a través de Libertad de Información México A. C. LIMAC ha llevado la causa “teniendo el riesgo de ir a la cárcel”

El caso que inició en agosto de 2004 ante el Juez 39 de lo civil Miguel Ángel Robles Villegas y su secretaria de acuerdos, Laura Alanís Monroy se sustenta en el presunto daño moral que sufrió el ahora Diputado Federal Gerardo Sosa Castelán por la publicación del libro La Sosa Nostra Gobierno y Porrismo coludidos en Hidalgo, de manera excesiva demandó a todos los que participaron incluyendo al que fotografió al periodista y escritor Alfredo Rivera, llama la atención la dilación en un juicio que pareciera no es del interés de Sosa terminar.

Limac explica que para que en México para que proceda el Daño Moral es necesario que se configuren dos situaciones: 1) Que el acto que presuntamente lo origina sea ilícito; 2) Que se cause un daño a la persona agraviada.

Ambos supuestos no se configuran en el caso que nos ocupa, pero indistintamente que lo anterior se hace valer en el procedimiento lo que preocupa no es propiamente la demanda que en sí misma ya es excesiva sino las múltiples irregularidades que se han presentado en la tramitación de la misma tales como:

“Se llevó más de 2 años en avisar a todas las partes a fin de que se presentaran a contestar su demanda ante el tribunal; Una y otra vez se retrasan los acuerdos en perjuicio del tiempo tramitación del juicio; Se desecharon pruebas relevantes por parte del Juez; Se aceptaron en cambio la prueba pericial en psicología en contra de los periodistas Alfredo Rivera Flores y Miguel Ángel Granados Chapa, para demostrar la supuesta intención de dañar, cuando eso es irrelevante en la causa que nos ocupa y atenta incluso a la dignidad de los demandados que acuden de buena fe”.

Además, se aceptó la impugnación de la firma de la Abogada no obstante que la misma la reconoció ante la autoridad.

Limac explica que ante todas las irregularidades se llevan 29 apelaciones ante la 8a Sala del Tribunal y la fecha tienen paralizado por la irregularidad procesal desde la número 14 lo que “entorpece el juicio”.

Limac solicitó al Presidente del Tribunal Superior de Justicia magistrado Edgar Elías Azar tuviera en cuenta las irregularidades y lo excesivo de los tiempos en la tramitación del caso, sin que a la fecha se vean resultados en la supervisión que tiene de los casos.

Comments

Comentarios

You may also like