Opinión: Filomeno Mata, ejemplo para periodistas

. Pocos de los movimientos sociales adversos al porfirismo fueron tan visibles en aquella época como el construido por Filomeno Mata y otros periodistas intrépidos. El “Grupo Reformista y constitucional” fue una agrupación formada por periodistas y apoyada en periódicos, que buscaba principalmente alentar la participación ciudadana frente a las amenazas y abusos del régimen de Díaz.

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

A unos días de cumplir 67 años, el periodista Filomeno Mata murió el 2 de julio de 1911, tan enfermo y abatido como pudiera dejar a cualquiera la persecución oficial por haber combatido directamente al régimen totalitario de Porfirio Díaz, durante casi 30 años, y haber apoyado la candidatura presidencial de Francisco I. Madero.

Reportero y director de los periódicos “El Monitor Republicano”, “La Patria”, “El Ahuizote”, “Sufragio Libre”, “El Cascabel” y “La Hoja Eléctrica”, hoy Filomeno Mata es ubicado por el gremio periodístico únicamente porque una calle en el Centro Histórico de la Ciudad de México lleva su nombre y en el número 8 de dicha calle, se ubica el Club Nacional de Periodistas.

Originario de San Luis Potosí, el también profesor fue en un principio admirador de Porfirio Díaz, e inclusive formó parte del diario pro-porfirista “El Monitor Tuxtepecano”, lo que le valió incluso ser designado como director del Diario Oficial de la Federación y de la imprenta del gobierno.

Justamente el estar tan cerca del gobierno le fue convirtiendo en un rudo crítico del mismo. En 1881, fundó “El Diario del Hogar”, publicación que surgió con la idea inicial de difundir recetas de cocina y consejos caseros. No obstante, paulatinamente se tornó en un diario combativo en el que Filomeno Mata escribió artículos tan críticos que le llevaron varias veces a la cárcel.

Hasta aquí, el legado de Filomeno Mata pudiera haber sido el de cualquier periodista valiente y contestatario, como ha habido varios en la historia de México. No obstante, el ejemplo que nos dejó fue el ejercicio periodístico con formas y fines muy distintos a los que actualmente se practican.

Pocos de los movimientos sociales adversos al porfirismo fueron tan visibles en aquella época como el construido por Filomeno Mata y otros periodistas intrépidos. El “Grupo Reformista y constitucional” fue una agrupación formada por periodistas y apoyada en periódicos, que buscaba principalmente alentar la participación ciudadana frente a las amenazas y abusos del régimen de Díaz.

De acuerdo con la investigación “El periodismo como recurso de presión política:

El Grupo Reformista y Constitucional de la Ciudad de México, 1895-1896”, realizada por la académica de la UNAM, Myrna Cortés Cuesta, este grupo integrado por periodistas comprometidos tenía tres puntos básicos: Vigilar resueltamente el más exacto cumplimiento de las Leyes de Reforma, procurar hacer prácticos y propagar por todos los medios los principios sostenidos y proclamados en la Constitución de 1857, y venerar y hacer pública la veneración hacia la memoria de los grandes liberales y hacia sus hechos más culminantes en la historia”.

De este modo, “El Monitor Republicano” dirigido por Vicente García Torres, “El Hijo del Ahuizote” encabezado por Daniel Cabrera y el “Diario del hogar” de Filomeno Mata, se erigieron como los líderes de este Grupo que fue probablemente uno de los dolores de cabeza más grandes de Porfirio Díaz, lo cual, desde luego, les hacía entrar y salir constantemente de la cárcel. Inclusive, Filomeno Mata sirvió como guía y mentor de los hermanos Flores Magón para la fundación del histórico “Regeneración”.

El Grupo Reformista y Constitucional no consiguió mucho en ese entonces, porque no logró convencer a una parte significativa de la sociedad de que ella misma debería vigilar la labor gubernamental y exigir sus derechos. Lo que es más, con ellos, se perdió una tendencia periodística que hasta ahora sólo se practica excepcionalmente en nuestro país: El periodismo como actor social en favor de la ciudadanía. Bajo el pretexto de la “objetividad” durante décadas el gremio reporteril se ha dedicado sólo a la divulgación de los hechos, sin una postura pública crítica y combativa.

Sin embargo, Filomeno Mata y sus colegas periodistas del Grupo Reformista y Constitucional, fueron los pioneros de lo que hoy se conoce como sociedad civil, al constituirse en observadores y críticos independientes de la labor gubernamental.

Comments

Comentarios

You may also like