Opinión: Sosa vs Granados Chapa, hablan los analistas nacionales

. “Este caso genera un precedente, si esto le sucede al mejor columnista político de nuestro país, ¿qué puede esperar el resto del gremio periodístico? Además, el riesgo es que las demandas por daño moral se conviertan en un mecanismo sofisticado para inhibir la libertad de expresión”

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

Esta semana, Hidalgo ha estado presente en los titulares de los medios masivos de comunicación, nacionales e internacionales, gracias a la demanda que interpuso Gerardo Sosa en contra de los periodistas Miguel Ángel Granados Chapa y Alfredo Rivera Flores, por la publicación del libro “La Sosa Nostra, gobierno y porrismo coludidos en Hidalgo”, publicado hace cuatro años.

Éstos son algunos de los comentarios vertidos por las figuras públicas más representativas de nuestro país, en torno al caso del libro “La Sosa Nostra”:

LORENZO MEYER: “Esta hostilización es desde hace tiempo ya, inaceptable, pero ahora ya es imperdonable contra el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, quien ha sido sometido a un juicio que lleva ya cuatro años. El problema de Granados Chapa es que hizo el prólogo de un libro que se titula ‘La Sosa Nostra’, que está dedicado a examinar algo que Granados desde hace tiempo venía señalando en el estado de Hidalgo, su estado, lo siente muy personal: Un cacicazgo, el cacicazgo del señor Sosa Castelán (…) Conviene hacer esto un tema nacional, así como el de Lidya Cacho, exactamente por las mismas causas”.

FRANCISCO PAOLI BOLIO: “Lo que es terrible y más dramático, es que es un cacicazgo, no arraigado del agro mexicano, como se daba antes, sino arraigado en la universidad, del saber, de la pluralidad, de la tolerancia que debe prevalecer. Ahí ya hay un cacique que se prolongó muchos años en la rectoría de la universidad, que derivó recursos, que formó grupos de choque, de porros, que mantuvo en un puño al estado a través de la fuerza que derivaba de la universidad, que no era la fuerza de la razón, de la enseñanza de la razón, de la tolerancia, era la fuerza de un cacique que usando los medios de una universidad. Gerardo Sosa Castelán (…) sigue siendo un cacique que se apoya en las estructuras de poder tradicionales, autoritarias como la que él desarrolló en Hidalgo. Hay que llevar este delito a los tribunales internacionales porque es una violación fragrante de derechos Humanos”.

LEONARDO CURZIO: “Cada vez que un gandul de éstos te amenaza con demandarte por un delito de opinión, lo primero que te dice el abogado es ‘usted ponga de lado 400 mil pesos’. Defenderte en este país te cuesta una cantidad de dinero brutal, y agrego este hecho a la infamia. El que vive de su trabajo honorablemente, como Miguel Ángel Granados Chapa, seguramente tendrá que estar distrayendo una parte de los recursos para defenderse un individuo así. ¿Qué país tenemos, en donde un maestro, un académico de la lengua al que todos los periodistas reconocemos, es sobajado públicamente por un cacique?”

JOSÉ ANTONIO CRESPO: “Éste es un caso más de cómo la justicia se utiliza en manos de los poderosos, como este tipo de personajes, como Sosa Castelán, para amedrentar a los periodistas que están haciendo su trabajo y que están denunciado. Los argumentos son verdaderamente mitológicos y surrealistas”.

PERLA GÓMEZ: “Aquí lo lamentable es que la ley en México juega en contra del ejercicio periodístico. En México, decir la verdad, está penado. Que el juicio haya durado cuatro años, es una violación internacional al debido proceso”.

GENARO VILLAMIL: “Este caso genera un precedente, si esto le sucede al mejor columnista político de nuestro país, ¿qué puede esperar el resto del gremio periodístico? Además, el riesgo es que las demandas por daño moral se conviertan en un mecanismo sofisticado para inhibir la libertad de expresión”

Comments

Comentarios

You may also like