Alerta mundial por crisis ambiental en Tula

. Centro de Derechos Humanos Económicos Sociales y Culturales, A.C de la Región Tula-Tepeji-Apaxco han señalado que la región de Tula ha sido considerada desde 2005 como la región más contaminada del mundo según la ONU, por lo que se ha difundido por la red civil, un mensaje de alerta el cual busca llegar a cada rincón del mundo, donde se denuncia que se viola gravemente el derecho a un medio ambiente sano, el derecho a la salud y en última instancia a la vida en esta región del estado de Hidalgo.

Por Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Luego de que algunas asociaciones civiles de la región de Tula llamaron la atención sobre la problemática que tiene el medio ambiente en el municipio de Atotonilco de Tula propiciada por la empresa Caleras Beltrán, la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos (Acaderh), alertó sobre que la problemática requiere atención urgente por parte de las autoridades responsables, como también de la opinión pública.

Por parte del Centro de Derechos Humanos Económicos Sociales y Culturales, A.C de la Región Tula-Tepeji-Apaxco han señalado que la región de Tula ha sido considerada desde 2005 como la región más contaminada del mundo según la ONU, por lo que se ha difundido por la red civil, un mensaje de alerta el cual busca llegar a cada rincón del mundo, donde se denuncia que se viola gravemente el derecho a un medio ambiente sano, el derecho a la salud y en última instancia a la vida en esta región del estado de Hidalgo.

Y plantearon lo siguiente: “Si bien la contaminación ambiental tiene ya cerca de cuatro décadas en la región, tiempo en el que ya ha provocado sus estragos en la vida y salud de la población, este problema se ha agudizado en los último dos año por el incrementos en la emisión de las miles de toneladas anuales de bióxido de carbono, entre otros contaminantes, por las empresas de la región; agudizado con la quema de coque (combustible obtenido como residuo en la refinación del petróleo y que contiene metales pesados) por parte de las cementeras y caleras especialmente en Atotonilco de Tula. Si bien no estamos en contra de la generación de empleos, también en cierto que hay un derecho humano laboral básico, que es el derecho al trabajo en condiciones favorables de seguridad y protección.

“El caso más grave es el de Caleras Bertrán, S.A. de C.V. cuyo uso de coque como combustible es de manera tan deficiente que gran parte del material que despide en el ambiente tiene grandes porcentajes de azufre. Esto evidentemente va directamente a los pulmones y neuronas que ocasionará lesiones a mediano y largo plazo.

“Las autoridades ambientales y de salud a nivel federal, estatal y municipal, coludidas con las empresas y más preocupadas por los vínculos políticos y sociales de los dirigentes de los movimientos ambientalistas en la región, le dan vuelta al fondo del problema y olvidan lo sustancial: el derecho al medio ambiente sano, a la salud y a la vida de la población. Esperamos que cuando se decidan a actuar de manera enérgica y eficaz, no sea demasiado tarde”.

Pablo Vargas González, presidente de la Acaderh, señaló que ante la preocupante situación ambiental, la ciudadanía de la región se ha concientizado y han elevado su organización ciudadana.

La ciudadanía ha constituido el Comité Ciudadano Tolteca, el pasado 2 de mayo, una instancia ciudadana integrada por: Amanda Mera González, Rosario López, Ángela Trejo, Carlos Mera González, Mauro Jiménez Cruz, José Gabriel Tovar, Ignacio Castillo, Ramiro Marañón, Paula Trejo, Maricela Rivas, César Cruz Benítez, Emiliano Calva Reyes, Fernando Flores Hernández y Martha Delia González, ciudadanos de los municipios de Tlahuelilpan, Tepeji del Río, Atotonilco de Tula, Atitalaquia, y Tula de Allende.

Mucho tienen que hacer, se proponen ejecutar el proyecto “Monitoreo de la Instalación y Construcción de La Planta Tratadora de Aguas Residuales que llegan al Valle Del Mezquital”, en coordinación con el Centro de Contraloría Social del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS). Se trata de una iniciativa ciudadana inédita en la entidad y una contribución de parte de la sociedad civil.

Entre los aspectos que serán monitoreados por el Comité, se cuentan los siguientes: Tecnología, presupuesto, normatividad ambiental y obra civil. Las asociaciones ciudadanas de Tula remarcan: “Las Plantas Tratadoras de Agua, han sido una demanda Ciudadana desde hace muchos años, por la grave contaminación del suelo, aguas y aire en el Valle del Mezquital. En este tiempo se van concretando resultados a sus gestiones hechas a través de organizaciones sociales, civiles y en algunos casos del empeño y perseverancia de algunos ciudadanos”. Sin duda, que es ejemplar la respuesta ciudadana de la región tulense, mucho podemos aprender las autoridades y y la sociedad hidalguense.

Comments

Comentarios

You may also like