[OPINIÓN] Ludlow, Olvera, Castrejón, Calderón y las mujeres

. Sea quien sea el próximo presidente o presidenta municipal, es claro que las mujeres estamos, una vez más, muy alejadas de las prioridades de la clase política hidalguense.

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

Para la elección municipal que tendrá lugar el próximo 9 de noviembre, en la capital hidalguense se han registrado tres candidatos y una candidata, quienes por estos días se encuentran promoviendo sus propuestas básicas de trabajo.

Seguridad, desarrollo económico, impulso turístico, son algunos de los puntos de coincidencia entre los y la aspirantes. ¿Y las mujeres?, nos preguntamos una vez más, como cada ocasión que hay comicios en nuestro estado.

“Cuerpo de mujer, no garantiza compromiso de género”, es una máxima de la teoría social feminista y en el caso de Patricia Calderón Mancilla, candidata del Partido Verde, se cumple perfectamente ya que, pese a ser la única aspirante mujer a la alcaldía pachuqueña, Calderón no sólo no cuenta con página web propia en donde exponer su compromiso con las mujeres, sino que dentro del sitio de su partido, no hay siquiera una apartado especial para ella y sus propuestas. No obstante en www.pvemhidalgo.org.mx, está publicada una declaración (ni siquiera escrita textualmente) en donde la candidata se dice “Convencida que las mujeres juegan un papel decisivo en la vida democrática” (las comillas son mías).

Tradicionalmente, el avance político y social de las mujeres se ha dado en contextos de izquierda, debido a que la derecha apuesta por el conservadurismo que se opone a la vida femenina pública. Sin embargo, en el caso de Pachuca, el único candidato que tiene una propuesta para las mujeres en sus cinco acciones básicas de trabajo, es el panista Daniel Ludlow Kuri.

En el sitio web www.danielludlow.com, el candidato blanquiazul habla de las mujeres en la primera de sus cinco propuestas, la cual refiere a la política social: “Instrumentaremos programas específicos para grupos de la población que requieran apoyo: mujeres, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidad”. Más adelante, en ese mismo punto, Ludlow vuelve a aludir al sexo femenino: “Se proporcionará ayuda integral a las mujeres en condiciones desfavorables atendiendo sus requerimientos”. Visibles aunque, como siempre, en el mismo saco que las personas adultas mayores, con capacidades diferentes y/o con necesidades especiales.

Para el priísta Francisco Olvera Ruiz, las mujeres no merecieron ninguna mención en sus cinco propuestas básicas, mismas que ni siquiera presentan un enfoque social. En el sitio web www.pacoolvera.org.mx, las mujeres no están en sus cinco puntos básicos, pero sí hay una raquítica mención en el apartado “¿Por qué quiero ser presidente?”, en donde se menciona que Olvera desea “Tener un Gobierno de, con y para las mujeres, un Gobierno de, con y para los jóvenes”.

Como se apuntó anteriormente, el feminismo encuentra en los gobiernos de izquierda mejores condiciones para su desarrollo. No obstante, en el caso del candidato de los izquierdistas partidos de la Revolución Democrática y del Trabajo, el candidato conjunto, Natividad Castrejón Valdés, ni siquiera menciona a las mujeres. Ni por equivocación. Pese a tener una suplente del sexo femenino (Laura Márquez), su propuesta se centra sólo en el aspecto económico, y en el sitio web www.natividadcastrejon.com, únicamente se alude a la equidad de género al inicio, cuando se lee la palabra “Bienvenid@”.

El panorama político en el que se vienen desarrollando las campañas apunta a que el ganador de los próximos comicios municipales en la capital hidalguense será Daniel Ludlow Kuri. No obstante, el aparato gubernamental que respalda a Francisco Olvera trabaja a marchas forzadas e, inclusive, absurdas, ya que algunos funcionarios públicos han llegado al extremo de condicionar la permanencia laboral de su personal, no nada más a cambio de sufragar en favor del candidato tricolor, sino que les han exigido que hagan campaña por el PRI.

Nada más descabellado. No sólo porque constituye un delito electoral, sino porque su servilismo radical les impide ver que semejante humillación hacia las y los servidores públicos, sólo incrementa los adeptos del panista.

Sea quien sea el próximo presidente o presidenta municipal, es claro que las mujeres estamos, una vez más, muy alejadas de las prioridades de la clase política hidalguense.

Comentarios: taniamezcor@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like