[OPINIÓN] Elecciones en Zimapán: Un monstruo acecha

. Sí o no al confinamiento más grande de Latinoamérica. Eso es lo que se juega Zimapán, y con él todo el valle central de la República Mexicana que se ve amenazado por el proyecto de unos cuantos empresarios y políticos sin escrúpulos.

Por Luis Alberto Rodríguez / Desde Abajo

La atención mediática sobre las elecciones a presidentes municipales se ha focalizado en lo que sucederá en Pachuca, descuidando peligrosamente lo que en Zimapán está por suceder.

La resistencia popular contra la instalación de un confinamiento tóxico en el lugar dará un vuelco en su historia, sea cual sea el resultado electoral. Por el pueblo participa el dirigente de Todos Somos Zimapán, José María Lozano, quien es el candidato del PRD; en tanto el sistema contiende con Juan Morán Chávez del PRI y su homólogo panista. Entre ellos tres se decidirá la elección y el futuro de este municipio, no a tres, sino por sus próximos 50 años.

Lozano decidió contender por la alcaldía de Zimapán para tratar de frenar la instalación del basurero tóxico. Desde ahí podría cancelar los permisos de construcción y uso de suelo al consorcio Abengoa-Befesa, que desde el 2006 ha corrompido la tierra de la comunidad hñahñú de Botiñhá para construir su confinamiento, gracias a las facilidades otorgadas por las administraciones priístas.

De ganar el PRI o el PAN en Zimapán, el pueblo de ese lugar se estaría enfrentando por tres años más a una autoridad sorda, cínica y obediente solo a los designios de sus jefes en el Gobierno del Estado de Hidalgo. De tal manera, rápidamente y de espaldas a la comunidad se atendería cualquier trámite municipal que permita el flujo de este jugoso negocio.

Sí o no al confinamiento más grande de Latinoamérica. Eso es lo que se juega Zimapán, y con él todo el valle central de la República Mexicana que se ve amenazado por el proyecto de unos cuantos empresarios y políticos sin escrúpulos.

De ahí que resulte peligroso el silencio de los medios de comunicación capitalistas ante esta coyuntura. Porque su amordazamiento (voluntario, por supuesto) supone la llegada de un monstruo represor que buscará hacer valer su poderío en estas elecciones. Una maquinación, un fraude, un ardid, que sirva de pretexto para evitar que el pueblo elija y Todos Somos Zimapán llegue a gobernar su propio municipio.

No es difícil deducirlo si ya se cuentan con experiencias tales como la aprehensión ilegal de Germán Rufino Contreras y la burda maquinación policial y mediática que busca involucrar a José María Lozano en el derrame intencionado de supuestos desechos tóxicos.

La derecha y el autoritarismo que destacan a los gobiernos estatal y federal serían elemento más que suficiente para sospechar de su actuación. Pero lo peor está por suceder. Desde la Secretaría de Gobernación se han girado instrucciones para mantener a toda costa el avance del confinamiento tóxico. Todo es cosa de días.

Pero basta hacer hincapié en que, como nunca antes en una democracia, toda una comunidad sin distinción de clase, se está volcando para manifestar en las urnas su repudio a este confinamiento tóxico. De ganar, al PRI, al PAN y a sus representaciones en los gobiernos estatal y federal, se les estarían yendo de las manos ganancias por encima de los 30 millones de dólares.

Por su parte, Zimapán estaría dando una lección al mundo sobre que las luchas populares aún pueden alcanzar su meta pacíficamente y a través de las elecciones. Esta elección es por la paz, la salud, el respeto y desarrollo de un pueblo. Por frenar los intereses rapaces de una oligarquía. Esto lo sabe bien Lozano, quien deberá ser el primer consecuente de esta causa.

luis@desdeabajo.org.mx

Comments

Comentarios

You may also like