Repudia ombudsman hidalguense violencia contra periodistas

. Alejandro Straffon Ortiz señaló como fundamental “expresar nuestro genérico rechazo y repudio a las amenazas o agravios que se dirijan en contra de las y los periodistas, pues pensamos que ese proceder constituye una grave lesión al estado democrático de derecho al impedirse el acceso a la información, a la expresión libre de las ideas y a su amplia difusión”.

Por Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo, Alejandro Straffon Ortiz, manifestó su repudio a cualquier forma de agresión a las y los periodistas, al comparecer ante diputados integrantes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos de la sexagésima legislatura local para rendir su informe de labores del año 2008.

Ante los legisladores, encabezados por Roberto Pedraza Martínez, coordinador de la Junta legislativa, y Reyes Vargas Paredes, presidente de la Comisión permanente de Derechos Humanos, Straffon Ortiz pormenorizó el ejercicio del organismo que preside durante el presente año, destacando los más de 5600 solicitudes de intervención que la ciudadanía hizo a la institución en sus 7 oficinas regionales y las ubicadas en Pachuca.

Durante su informe, Straffon Ortiz destacó que “nadie ignora que las instituciones públicas se deben al pueblo, al que solamente deben servir, sin que valgan excusas o pretextos, en tanto organismo del estado, que no de gobierno, la comisión cumple una función esencial: defender y promover los derechos humanos, de cara a evitar transgresiones indebidas a las libertades y prerrogativas de las personas”.

Así mismo, destacó que en el período que se informa, se recibieron y atendieron 5682 asuntos mismos que a su vez analizados detenidamente condujeron la iniciación de 831 expedientes de quejas y la formulación de 128 recomendaciones. Igualmente, los tres motivos principales de las quejas son: por ejercicio indebido de la función pública, por detención arbitraria y por lesiones. En este periodo, por lo que respecta a las instituciones recomendadas con más frecuencia son las presidencias municipales y la procuraduría general de justicia.

Straffon Ortiz señaló como fundamental “expresar nuestro genérico rechazo y repudio a las amenazas o agravios que se dirijan en contra de las y los periodistas, pues pensamos que ese proceder constituye una grave lesión al estado democrático de derecho al impedirse el acceso a la información, a la expresión libre de las ideas y a su amplia difusión”.

La libertad de expresión, afirmó, “es un derecho humano clave en la construcción de sociedades auténticamente democráticas, y sugeríamos un cambio de ruta en el tratamiento jurídico de eventuales procesos seguidos a periodistas y comunicadores en el marco del derecho penal, para que en consonancia con las orientaciones más actuales, fuera la vía civil en donde estos asuntos fueran ventilados.” Afirmó que este es uno de los derechos cuya garantía debe ser protegida a toda costa, pues del libre ejercicio del mismo depende el desarrollo del conocimiento y entendimiento de los pueblos.

En el rubro de las recomendaciones, el ombudsman estatal informó que “una vez que ha quedado acreditado la violación a derechos humanos, la comisión emite una recomendación a la autoridad responsable.

“No son, en efecto, resoluciones vinculantes, es decir obligatorias, pero una vez que la autoridad acepta tal recomendación surge para la misma la obligación de dar cabal cumplimiento a su contenido, tal y como se establece claramente en la ley de la comisión de derechos humanos en el estado de Hidalgo”. La CDHEH dio inicio a 831 expedientes de queja, en el periodo que se informa, este organismo concluyó 814 expedientes de queja y se emitieron 21 recomendaciones, de las cuales 17 fueron aceptadas que es el 80{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}, 4 de ellas no fueron aceptadas expresamente por la autoridad.

Finalmente, Straffon Ortiz indicó que los destinatarios de las recomendaciones no aceptadas deberán estar conscientes de que, en cada una de ellas se ha denunciado una injusticia, una arbitrariedad, un hecho de impunidad, que en su mano esta resolver y resarcir, “quien pudiendo resolver una injusticia no lo hace, se convierte en cómplice de quien la cometió.”

Comments

Comentarios

You may also like