Irregularidades y sospechas en torno a la muerte de 11 campesinos en Atotonilco de Tula, en pozos de la Conagua

. Y es que, a decir de las y los campesinos, la mencionada “autorización” no sólo es un argumento tergiversado para que la Conagua se deslinde de su responsabilidad por la muerte de las 11 personas, sino que la dependencia federal los obligaba a hacer labores de limpieza en los pozos bajo amenaza de que no les proporcionarían el derecho ni el líquido para irrigar sus terrenos.

Por Desde Abajo

Pachuca, Hgo., México.- Tras la muerte de 11 personas en el municipio de Atotonilco de Tula, a causa de la inhalación de gases tóxicos mientras realizaban labores de limpieza en pozos ubicados en este lugar el fin de semana anterior, vecinos de la localidad El Refugio –donde se ubicó la tragedia-, denunciaron la falta de apoyo de las autoridades y, particularmente, de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que se deslindó de los hechos argumentando con los hoy occisos no contaban con “autorización” para introducirse a sanear los contenedores.

Y es que, a decir de las y los campesinos, la mencionada “autorización” no sólo es un argumento tergiversado para que la Conagua se deslinde de su responsabilidad por la muerte de las 11 personas, sino que la dependencia federal los obligaba a hacer labores de limpieza en los pozos bajo amenaza de que no les proporcionarían el derecho ni el líquido para irrigar sus terrenos.

Además, denunciaron el poco compromiso de los rescatistas quienes ya se habían conformado con sacar sólo seis cuerpos, y fue hasta la insistencia de los campesinos que se vieron obligados continuar al búsqueda hasta tener los 11 cuerpos que se hallaron en el fondo de los pozos.

Los vecinos de El Refugio precisaron que la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo ha incurrido en diversas irregularidades a la hora de abordar el caso, ya que el agente del Ministerio Público asentó en la denuncia que los campesinos murieron “ahogados”, cuando en realidad fallecieron por inhalación de gases tóxicos.

Señalaron que el abogado, representante de la Procuraduría estatal, parecía apurado en asentar que se trataba de un hecho diferente a lo realmente sucedido, bajo el pretexto de que sólo importaba sepultar los cuerpos, por lo que no descartan que exista un intención de proteger a “alguien o algunos” funcionarios responsables por esta tragedia, ligados a la posible contaminación inducida de los pozos, lo que generó los gases químicos que dieron con la muerte de los campesinos.

Comments

Comentarios

You may also like