[CHIAPAS] Chicomuselo resiste ante Mineras en Sierra Madre

La Resistencia nace para enfrentar con la fuerza de la creatividad, la denuncia y la propuesta, ante la sistemática destrucción de la democracia, el debilitamiento de sus instituciones, la demolición de la confianza ciudadana y el deterioro de la moral y la ética, de ahí el papel importante de organizarse, convocar y cohesionar.

En la cabecera municipal de Chicomuselo, Chiapas, el Movimiento Popular de Resistencia apoyado por el Frente Cívico y encabezado por Mariano Abarca, miembro de REMA (Red Mexicana de Afectados Mineros) crearon un plantón impidiendo el paso de maquinaria y camiones por donde circulan y cruzan estas corporaciones transnacionales de las cuales la mayoría de ellas son de capital canadiense. Creando un apoyo al paro de los trabajos durante estos primeros días de Junio y Julio en la minera del Ejido Grecia en municipio de Chicomuselo.

Dentro de las acciones de este movimiento, se propusieron hacer de la imaginación una herramienta para informar a los pueblos serranos que su “resistencia continuara hasta lograr la expulsión de las empresas mineras del municipio de Chicomuselo, sosteniendo con pruebas y debates, los daños sociales, ecológicos y de salud ocasionadas por la explotación de las minas a cielo abierto dadas a empresas extranjeras que quitan, manejan y controlan estos recursos naturales”.

Llevando estas consignas hasta el lugar de los hechos se hizo un trayecto por las sinuosas montañas al encuentro entre pobladores de Chicomuselo y Ejido Grecia; comunidad situada en la Sierra Madre en coordenadas 15°40´18N -092°24´19W, con una aproximación de 300 habitantes, con característica de vegetación en nubli-selva, y ahora punto de referencia por la presencia desde el 2007 de la explotación de una “mina a cielo abierto”.

Ahí estuvieron representantes del Frente Cívico de Chicomuselo, Otros Mundos, A.C., EcoSur, de (San Cristóbal de las Casas)Unidad Patriotica, Frente de Trabajadores de la Energía, estudiantes UNAM de (México,D.F), OCEZ-CENPA, coordinadores regionales de Sección 7 del SNTE-CNTE, Sociedad Civil “Josefina García” y Grupo Juvenil de Frontera Comalapa, Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA-Oaxaca y Chiapas), para entablar experiencias tanto de expertos investigadores como de las comunidades que han seguido este proceso de la presencia de la trasnacional minera.

Dentro de la comisaría ejidal de Grecia, el Consejo de Vigilancia presidido por Mariano Pérez dio voz al Dr. Antonino García de EcoSur para explicar la grave situación que se perfila por el abastecimiento de agua que dan estas montañas, alimentando los afluentes de río Tachilula y Yayahuita, mismos que desembocan en la presa de la Angostura y de los cuales serían contaminados por los residuos tóxicos y mortales en el lavado y lixiviación de los materiales mineros, haciendo cálculos de 15 mil comunidades afectadas que consumen agua del Grijalva más daños irreversibles de la flora y fauna de toda está zona. Menciono que durante cuatro años a recorrido y hecho estudios por los afluentes más importantes entre Guatemala y Chiapas del lado de los Chucumatanes y el Grijalva, así como la presencia de mineras del lado guatemalteco que ya están siendo explotadas y contaminando los ríos desde algunos años. Situación que se torna más espantosa pues mientras unos quieren detener y controlar el envenenamiento de ríos por el otro lado ya está sin control, lo cual da pie a pensar que la resistencia se debe hacer con todos los países que han concesionado a estas empresas ha devastar la vida.

Con la participación de Komala Ramachandra, estudiante de derecho en Estados Unidos hablo de los efectos de la minería y la resistencia en el estado de Oaxaca de la que durante su explotación han desaparecido infinidad de manantiales, los cuales están siendo monitoreados., así como el proceso de explotación y lixiviación de cómo sacar el oro,( El mineral se obtiene habitualmente pasando las materias primas a través de una solución química. En el caso de las minas de oro, se usa una solución de cianuro, que disuelve las piedras y permite llegar al oro puro. Las empresas mineras afirman que el cianuro y otros restos se desechan respetando el medio ambiente, pero es inevitable que una parte de estos químicos nocivos llegue al suelo y a las reservas de agua1 ) lo cual impresiono mucho a las mujeres de la comunidad de Grecia al enterarse de los posibles daños que tendría su familia.

“Las minas a cielo abierto se parecen a una serie de terrazas en las que se encuentran grandes y amplios pozos en medio de un paisaje desolado y desértico, en el que no quedan ningún recurso para la vida. El trabajo empieza usualmente con quitar la vegetación y parte del suelo, antes de hacer explotar las piedras y otros materiales que se encuentran sobre los minerales hasta alcanzar el nivel de depósito, que nuevamente se dinamita para obtener pedazos más chicos” 2

Gustavo Castro de Dos Mundos A.C y representante de REMA en Chiapas, con larga trayectoria sobre los asuntos energéticos y actor activo en la resistencia, hablo sobre la acción del pueblo que con la solidaridad de todos, ha adquirido fuerza, aún delante de la falta de conocimiento de las comunidades afectadas por estas concesiones que fueron otorgadas después de la detonante reforma constitucional en 1993 implementada en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte de 1994 (TLCAN, entre EEUU, Canadá y México) y en la que se dio prioridad a los intereses de las empresas mineras, al conceder al concesionario de las tierras el derecho a “Obtener la expropiación, ocupación temporal o constitución de servidumbre de los terrenos indispensables para llevar a cabo las obras y trabajos de exploración, explotación y beneficio”3. Además, las nuevas leyes les otorgan el derecho a usar el agua y a tirar “terreros, jales, escorias y graseros” resultantes de la explotación.

En cifras actuales Gustavo Castro, menciono que delante de las modificaciones de la Ley de Minas, Chiapas tiene concesión a trasnacionales el 9 y 10 {9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} del territorio, 30 municipios para explotar dentro de los que hay 15 en la zona de Chicomuselo , las minas de barita con una explotación de 100 años por ser de los asentamientos más grandes en el mundo., 15 sobre cuencas y en el caso de la mina de Siltepec, la explotación a cielo abierto tiene el permiso de 2007 al 2057.

En representación del FTE se dio a conocer la publicación con el encabezado “La Sierra Madre de Chiapas, Zona de Alta Vulnerabilidad” en donde se reivindico que “no están solos”, que las comunidades organizadas dentro del país y fuera están conociendo el caso que vive esta parte olvidada por los medios de comunicación capitalista que no les conviene difundir la perdida de territorio que está pasando por la nación mexicana. Con este número especial los habitantes de Grecia se vieron así mismos un poco asombrados de cómo se obtuvieron las imágenes y la información que por primera vez les llega a sus manos, después de la experiencia de saberse que la resistencia está no sólo en ellos sino en todos.

Al comenzar el diálogo y participación, Silvio Cello dijo “…hemos escuchado atentamente sin imaginarnos que tantas consecuencias habría en la salud y la vegetación, ahora nos llega a la mente ¿qué hacer delante de esto? porque está mina de Grecia ya está concesionada y ponerle un hasta aquí a estos empresarios que no han cumplido con lo prometido, va estar muy difícil resistir..”
A lo que se les contestaron que “algo importante es que habían detenido la construcción de los proyectos mineros, y que el hacerle será con movilizaciones, amparos legales, asesoría que Las comunidades tienen dos tipos de recursos a la hora de organizar los procesos de resistencia, ambos complementarios e igualmente necesarios: la vía legal (nacional e internacional), y la organización y la movilización a nivel comunitario, nacional o internacional.

La participación de los maestros del magisterio y su postura solidaria de asumir responsabilidad ante la resistencia de los pueblos, hizo parecer que los docentes pueden hacer mucho para ayudar a reeducar a la población a tomar conciencia sobre estos efectos sociales.

Mientras Don José Antonio Flores personaje del Consejo cuenta: “yo veo que esto de las minas hace muchos desvaríos, pues la vena de la mina aquí va a pasar, estamos entendidos que hace tres años firmamos una minuta en la que ellos prometieron muchas cosas: carretera (hicieron dos rieles de pavimento un kilómetro antes de llegar al pueblo), tanque de agua ( que más tarde era una coladera con fugas), salud (sólo letreros de vacuna contra el mosquito) , y nada cumplieron bien, hasta ahorita, por eso nos sentimos engañados y no dejaremos que sigan trabajando, así es nuestra disposición…así es nuestro pensamiento, de tal manera que al gringo le cerramos la puerta y este gallo ya se calla”.

Sabemos que la organización en comunidad es clave para hacer llegar la información más acertada sobre los efectos de la minería, son puntos importantes para que puedan movilizarse y escoger las formas de resistir y que está aspira a habitar el corazón y la reflexión de que esta es de todos

De: Luz del Alba Belasko

Ejido Grecia, Chicomuselo Chiapas
12 Julio 2009

NOTAS:
1. No Dirty Gold Campaign, Dirty Gold’s Impacts
2. Ricardo Carrere, World Rainforest Movement, Mining: Social and Environmental Impacts, March 2004.
3. México, Secretaría de Economía, Legislación Minera

Comments

Comentarios

You may also like