Pobladores de Atotonilco de Tula y Apaxco exigen suspensión de ECOLTEC, por ser grave amenaza a la salud

. Ahora la contaminación del aire y tierra ha «hermanado» a comunidades de diferentes entidades. Se ha conformado un corredor geográfico que incluye al municipio aledaño de Apaxco, Estado de México. Desde ahí también las comunidades se han movilizado y han hecho «plantones» para impedir que la empresa ECOLTEC s.a., filial de HOLCIM Apaxco, sigan generando graves problemas como son: Gripes constantes, irritación de ojos, nauseas, dolor de cabeza y desmayos.

Por Pablo Vargas / Desde Abajo

Desde hace meses, los vecinos de Atotonilco de Tula y sus alrededores vienen haciendo denuncias y acciones con el objetivo de hacerse escuchar sobre la grave problemática ecológica que padecen ciudades y pueblos de la región. Situación que no es nueva y que se vive desde hace décadas. En ese municipio se ha convivido con la producción de cal, siendo el principal agente la empresa denominada «Caleras Beltrán» S.A. de C.V.

Desde el 3 de abril de este año, los pobladores de varias comunidades habían tramitado una queja ante la empresa debido a que el uso de «coque», utilizado como combustible ocasionaba grandes molestias a la salud, ya en un nivel insoportable. La empresa «cedió» y dijo que iba a dejar de utilizar este material. Sin embargo, Caleras Beltrán no respetó el acuerdo. Con toda razón, y ante la falta de intervención de las autoridades, ciudadanos de diferentes comunidades bloquearon el 6 de mayo las puertas de acceso a la empresa.

Debido a que la problemática se ha extendido a localidades de Hidalgo y del Estado de México puesto que el efecto que han tenido empresas cementeras y caleras ha sido perjudicial. Ahora la contaminación del aire y tierra ha «hermanado» a comunidades de diferentes entidades. Se ha conformado un corredor geográfico que incluye al municipio aledaño de Apaxco, Estado de México. Desde ahí también las comunidades se han movilizado y han hecho «plantones» para impedir que la empresa ECOLTEC s.a., filial de HOLCIM Apaxco, sigan generando graves problemas como son: Gripes constantes, irritación de ojos, nauseas, dolor de cabeza y desmayos.

La ciudadanía ha tenido que tomar el «toro por los cuernos» ante la negligencia de autoridades federales y locales del ramo. El 16 de junio pasado se formó «El Grupo Pro Salud Apaxco-Atotonilco» precisamente para lanzar un grito desesperado a las autoridades. En un oficio dirigido a la empresa «Plataforma Ecol Tec S.A., al considerar que se ha puesto en riesgo la salud de las personas le solicitan: «La Suspensión total de actividades de la empresa, instalada en Apaxco, Estado de México y los límites del estado de Hidalgo». Sus razones son fundadas y justificadas.

Enumeran contundentemente los daños que han ocasionado al aire, al suelo y subsuelo, como también a los mantos freáticos de la región. Denuncian que irresponsablemente han carecido de programas de monitoreo y mantenimiento ambiental; los gases tóxicos y fétidos han perjudicado la salud de las personas: enfermedades a las vías respiratorias, gastrointestinales y dermatológicas durante años; se derrama de manera incontrolable desechos en el río Salado, en el de aguas negras y en canales de irrigación en comunidades de Hidalgo.

No se quedan en la denuncia, han planteado de manera enérgica «la suspensión total de actividades industriales» hasta que se cumpla el pliego petitorio: 1) que se hagan estudios técnicos científicos de los daños a la salud y al ambiente, realizados por una institución reconocida (UNAM/IPN). 2) implementación de un programa de revisión de sus procesos técnicos, que den cuenta del grado de modernización y de cumplir la legislación para verter líquidos en mantos acuíferos. 3) la instalación de módulos de atención a la salud que verifiquen los daños causados en la población 4) intervención de las autoridades judiciales para el deslinde de responsabilidades de los 11 campesinos muertos el 21 de marzo 5) la indemnización inmediata los deudos y 6) reinicio inmediato de un programa de restauración ecológica de la zona.

Este ya no es un simple llamado, a las autoridades ecológicas. Los vecinos de Atotonilco de Tula y Apaxco están pidiendo la intervención directa de los gobiernos de los dos estados, de las dependencias responsables del ramo ecológico: Semarnat, Coede y Profepa. Los bloqueos a la entrada de la empresa y otras acciones ciudadanas pacificas deben ser atendidas y desahogadas. Enarbolan un derecho, según el artículo 4º constitucional, el de vivir con un ambiente digno y sano. Es hora de que se cumpla la Constitución.

Comments

Comentarios

You may also like