Acarreo y coacción de recursos públicos constantes durante elecciones en Hidalgo, denuncia proyecto de la ONU

. Se dieron a conocer los resultados, evaluaciones y propuestas de este proyecto denominado “Construcción de Ciudadanía, Blindaje y Observación Electoral en Hidalgo 2009” , donde destacaron que en los comicios “permanecieron viejas prácticas” como el acarreo y coacción de votos; además, de la mala preparación de las y los funcionarios de casilla, aspectos los cuales –dijeron-, derivaron en un total de 26 observaciones sobre el mal desempeño de las elecciones.

Por Desde Abajo

Pachuca.- Acarreo, intimidación, coacción del voto, inequidad en los espacios de comunicación, coerción de los recursos públicos a favor de un partidos político y desaseo en la instalación de las mesas de casilla, fueron los resultados que de manera general presentó el proyecto de Observadores Electorales que aplicó en Hidalgo el Programa de las Nacional Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Instituto Federal Electoral (IFE), en las elecciones federales y extraordinarias municipales del pasado cinco de julio, operado por la Academia Hidalguense de Educación y Derechos Humanos (Acaderh) y la Fundación Arturo Herrera Cabañas (FAHC).

En conferencia de prensa, las organizaciones participantes dieron a conocer los resultados, evaluaciones y propuestas de este proyecto denominado “Construcción de Ciudadanía, Blindaje y Observación Electoral en Hidalgo 2009” , donde destacaron que en los comicios “permanecieron viejas prácticas” como el acarreo y coacción de votos; además, de la mala preparación de las y los funcionarios de casilla, aspectos los cuales –dijeron-, derivaron en un total de 26 observaciones sobre el mal desempeño de las elecciones.

Además de la Acaderh y la FAHC, estuvieron adscritas a este proyecto un total de diez organizaciones de la sociedad civil, integrantes de la Red Unida de OSC’s de Hidalgo y un grupo de estudiantes de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Latinoamericano, con el objetivo de “romper con una de las principales dificultades como es el desinterés por participar en los procesos electorales, pues la llamada elección federal intermedia, ha reflejado en el estado bajo interés de la ciudadanía por sufragar, agravándose en actividades más allá de la emisión del voto como es en este caso la participación directa como observadores electorales”, destacó Alfredo Alcalá Montaño, coordinador de la iniciativa.

El proyecto tuvo presencia en 25 municipios pertenecientes a los siete distritos federales de Hidalgo, con observadores debidamente acreditados y capacitados: 55 IFE y diez más ante el Instituto Estatal Electoral de Hidalgo, siendo 38 mujeres y 17 hombres y de ellos 39 son jóvenes.

De manera textual, denunciaron aspectos como que las listas nominales de elección, servían como una medida para presionar a los electores, y en caso de no asistir iban a presionarlos a sus hogares, siendo otra irregularidad el constante acarreo; excesiva propaganda electoral del PRI, en las inmediaciones de las casillas; excesivo acarreo; que representantes de partido, específicamente del PRI, tuvieron demasiada injerencia en las casillas, contando votos, colocando boletas en la urna, entre horas y que representantes de partido Nueva Alianza, iban con sus distintivos de SNTE.

También que, de acuerdo a representantes de casilla del PRI, estos recibieron paga de hasta mil pesos, quienes además tenían instrucciones de que en casillas donde los resultados no fueran favorables, tenían que impugnarla o anularla por cualquier medio; en algunas comunidades de acuerdo a declaraciones de habitantes, hubo condicionamiento de programas sociales, tanto federales como estatales, así como de obra pública; utilización del trasporte público (concesión estatal), en todos los distritos electorales con propaganda a favor del Partido Oficial

En el caso de la Huasteca Hidalguense, de acuerdo a la información vertida por un promotor electoral del PRI, en los dos días previos, se realizo una compra masiva de votos, en la comunidad de Tehuatlán, perteneciente al municipio de Huejutla; excesiva presencia de la policía estatal en el municipio de Huazalingo que enrareció la jornada electoral; presencia de la Policía Federal en las elecciones realizadas en Zimapán; utilización de la obra pública a favor del PRI.

Ante lo anterior, el Programa de Observadores Electorales recomendó que se apliquen sanciones más severas para aquellos servidores públicos y gobernantes de cualquier nivel de gobierno, que a través de sus cargos utilicen los recursos públicos para realizar difusión de su imagen, así como que el IFE “juegue un rol más activo” con las organizaciones de la sociedad civil, para realizar campañas de participación ciudadana, construcción de ciudadanía, y capacitación electoral, ya que “ha sido uno de los resultados más preocupantes”.

Comments

Comentarios

You may also like