[QUINTANA ROO] Con extracción de arena, Cozumel más vulnerable frente al cambio climático

. Exigen ONG a Semarnat buscar otras opciones, que no depreden el medio ambiente, para rehabilitar playas de Cancún

Extraer arena del banco norte de Cozumel para rehabilitar las playas de Cancún es un proyecto que hará más vulnerable a la isla ante fenómenos meteorológicos como nortes y huracanes, alertaron las organizaciones Grupo Ecologista del Mayab (GEMA), Teyeliz, Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Defenders of Wildlife, México Silvestre, Cielo Tierra y Mar (Citymar), Yaxche A.C y Greenpeace México.

Las organizaciones ambientalistas solicitaron que el promoverte del proyecto, el Fideicomiso para la Restauración, Recuperación, sostenimiento y Mantenimiento de la Zona Federal Marítimo Terrestre del Estado de Quintana Roo, cuyo Fiduciario es Banamex, S.A., desista de extraer arena del banco Norte de Cozumel y que presente a la Semarnat una propuesta de al menos tres bancos de arena alternos con base en estudios suficientes que justifiquen la idoneidad ambiental y económica del banco seleccionado.

“El costo del proyecto para rehabilitar las playas de Cancún y Playa del Carmen es mayor a 650 millones de pesos. Una inversión como esta debe realizarse con justificación técnica que asegure cuestiones como la calidad de la arena, su densidad, dinámica de corrientes y demás estudios necesarios, trabajo que desafortunadamente no fue realizado por los consultores del proyecto”, dijo Alejandra Serrano Pavón representante regional de Cemda en el sureste.

Las organizaciones explicaron que malas políticas públicas que consideran al turismo y al cambio climático como divorciados sólo provocan más depredación de ecosistemas. Dichas políticas no toman en cuenta que debido a los efectos del cambio climático el sector turístico debe adaptarse a las nuevas condiciones ambientales sin provocar más riesgos para las zonas donde se instala.

“Exigimos que no se extraiga la arena de la zona norte de Cozumel ya que esto aumenta la vulnerabilidad de la isla ante el cambio climático. Además es incongruente, porque Semarnat hizo, durante varios años, diversos estudios para justificar que Cozumel sea un área natural protegida y ahora pretende olvidarse de las conclusiones a las que llegó. Esta isla tiene una gran importancia ambiental por la flora y fauna del lugar, además que es sitio de incubación larvaria del Caracol Rosado (Strombus gigas) en veda permanente hasta el 2012”, dijo Alejandro Olivera, coordinador de la campaña de océanos y costas de Greenpeace México.

«Es lamentable también que la Sala Regional del Caribe del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa este pidiendo 15 millones de pesos a una organización civil que sólo busca defender a las poblaciones de caracol rosado y los intereses comunes de los cozumeleños. Los criterios para fijar una fianza de esa cantidad no deberían ser los mismos que se aplican a una empresa o al mismo fideicomiso. Esto, lo único que provocará es que los trabajos continúen», agregó Olivera.

En este momento es necesario que las autoridades de los tres órdenes de gobierno actúen de manera responsable y congruente. La recuperación de playas no es un asunto de buenos contra malos, es deseable un destino turístico con playas siempre y cuando se garantice la preservación de los atractivos naturales que son base de la economía del Estado.

“La oposición a la extracción de arena del banco Norte de Cozumel es un sentir generalizado de la población de la isla, la cual siempre ha manifestado su apoyo a la rehabilitación de las playas erosionadas pero no a este costo. En vez de lanzar campañas intentando descalificar a las organizaciones, por medio de calumnias, mentiras y desinformación, es el momento de escuchar los planteamientos que está haciendo la comunidad cozumeleña a favor del proyecto”, dijo Robert Cudney de México Silvestre.

«Las ONGs no estamos en contra del desarrollo sustentable en general, estamos en contra del falso desarrollo que pone en peligro los recursos naturales de todos los mexicanos en aras de ganancias rápidas para unos cuantos y que se realiza impunemente por encima de la ciencia y el marco regulatorio» dijo Juan Carlos Cantú director de programas de Defenders of Wildlife México.
“La organización Citymar no está actuando por mutuo propio, representa un movimiento de un buen número de cozumeleños quienes han aportado los elementos para la defensa legal de sus recursos naturales, de organizaciones ambientales, de académicos y científicos especialistas en cuestiones marinas que han expresado los errores y omisiones de la manifestación de impacto ambiental elaborada por un consultor que no tiene la experiencia y capacidad técnica para un proyecto de tal envergadura”, dijo Araceli Domínguez del Grupo Gema de Cancún.

Las organizaciones concluyeron diciendo que es necesario que las autoridades federales y estatales resuelvan de manera responsable, con base en información verídica y respondiendo a favor de la sociedad quintanarroense. No debemos permitir que las presiones de algún sector influya en una decisión de la cual depende el futuro de Cozumel.

Notas:

1.- Expediente 833/09-20-01-3. Sala Regional del Caribe. Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa con sede en Cancún Q Roo. Documento dictaminado el día 2 de octubre del 2009 y publicado el 2 octubre del mismo año.

Comments

Comentarios

You may also like