SME: Huelga de hambre ante la apatía

. Son mujeres, trabajadoras, madres de familia, con hijos. Se han lanzado a una lucha desigual y extrema en las actuales condiciones. Dijeron estar dispuestas a llegar “hasta las últimas consecuencias” para que el gobierno federal resuelva sus demandas: revocación del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), retorno al trabajo de los 44 mil sindicalizados despedidos y respeto a su contrato colectivo de trabajo.

Por Pablo Vargas González / Desde Abajo

Después de una serie de movilizaciones sociales y protestas que se han realizado desde el decreto de extinción de la Compañía Luz y Fuerza del Centro (CLyFC), del 11 de octubre, emitido por el presidente Calderón, no solo no hay respuestas favorables sino una cerrazón injustificable, pero además una embestida a través de los medios y plumas oficiales al gobierno federal.

El lunes 23 de noviembre, anteayer 11 mujeres trabajadoras del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) iniciaron una “huelga de hambre” en el centro de la ciudad de México, afuera del edificio de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) ubicado en avenida Reforma e Insurgentes.

Son mujeres, trabajadoras, madres de familia, con hijos. Se han lanzado a una lucha desigual y extrema en las actuales condiciones. Dijeron estar dispuestas a llegar “hasta las últimas consecuencias” para que el gobierno federal resuelva sus demandas: revocación del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro (LFC), retorno al trabajo de los 44 mil sindicalizados despedidos y respeto a su contrato colectivo de trabajo.

Simultáneamente en la ciudad de Pachuca, cabecera del estado de Hidalgo seis trabajadores electricistas iniciaron una huelga de hambre, por tiempo indefinido, a las afueras del hospital número 1 del IMSS, en apoyo a los huelguistas de la Ciudad de México y en reproche por la falta de “solidaridad” del Sindicato del Seguro Social.

También han que señalado su protesta es de término indefinido. Entre estos se encuentran: Alejandro Vivanco, subsecretario del Exterior; Carlos Santamaría Riveros, subsecretario de Actas y Acuerdos; María de Lourdes Mercado y Ricardo Núñez Veles.

En el caso de Pachuca aparte de sincronizarse con la protesta general, tienen como factor situarse ante las instalaciones del IMSS, debido a que el Sindicato de Trabajadores de IMSS simplemente han dejado solos al movimiento del SME, a pesar de varias acciones de solidaridad que les dieron con anterioridad. Además entre ambas organizaciones han firmado el Pacto de solidaridad en defensa de la soberanía sindical y alimentaría”.

Desafortunadamente este es el contexto de lucha social, no solo existe la cerrazón y negligencia gubernamental que consideran el cierre de la empresa como un asunto cerrado. Los partidos políticos tampoco quieren involucrarse en el caso, mientras sea un asunto que no les quite votos, no se van a comprometer. El ejemplo que ayer en la Cámara de Diputados, las fracciones del del PAN y del PRI en San Lázaro se negaron a incluir el tema de la controversia constitucional contra el decreto de extinción de la compañía de Luz y Fuerza del Centro en el orden del día e hicieron caso omiso a los exhortos y reclamos del PRD, PT y Convergencia.

Era urgente que en esta Cámara de diputados se analizara el caso para que se pudiera entablar una demanda sobre la constitucionalidad de la decisión autoritaria. El límite para que los legisladores presentaran ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación el recurso terminaba a las 17 horas de ayer. Pero fue el propio PRI quienes argumentaron que no procedía el recurso, ya que el conflicto estaba “politizado”. De ese modo el otrora partido “obrerista” actuó contra los intereses sindicales y de los trabajadores.

Es el momento de romper con la pantalla de supuesta “legalidad” con la que se está dirimiendo este conflicto. Es importante que tampoco la sociedad y los ciudadanos no dejemos solos a los trabajadores. Urge dar muestras de apoyo y solidaridad inmediata para que hagan caso de los huelguistas de hambre, que su salud y su vida corren riesgos innecesarios e irreversibles.

En Hidalgo, en Pachuca donde se efectúan estas manifestaciones de protesta, no estamos exentos de la problemática. Pronto nos llegaran los recibos de luz y ahí vamos a ver el tamaño del abuso y del autoritarismo. Tampoco podemos dejar que se queden sin empleo 45 mil familias sin sustento y que se desbarate un sindicato de un plumazo, atropellando la ley y la constitución.

Comments

Comentarios

You may also like