Agrede dueño de cafetería a activista gay en Pachuca

A principios de enero, Alejandro Ávila acudió al café Radio Express para desayunar con su pareja, se sentaron en una de las mesas del establecimiento, como lo venían haciendo desde hace años, pues eran asiduos clientes al lugar.

Al igual que en otras ocasiones, la pareja de homosexuales vieron la carta alimentos y, después de solicitar algunos alimentos y platicar, optaron por tomarse de las manos y darse un beso.

Los minutos pasaban entre la plática de los comensales del lugar, hasta que más tarde pidieron la cuenta. En ese momento, el dueño del lugar les pidió “prudencia”, porque los clientes se habían molestado por las muestras de cariño entre la pareja.

“Esto fue la primera semana de enero estábamos mi novio y yo y a la hora de pedir la cuenta el dueño, de nombre Rodolfo Webber, se acercó a la mesa y nos dijo que algunos clientes del local se habían molestado y que nos pedía que guardáramos prudencia y que entendiéramos que ‘eso’ le molestaba a algunas personas”, denunció Alejandro.

Cuenta que, a pesar de que el dueño del lugar se pronunció por la tolerancia con las personas homosexuales, les prohibió que siguieran mostrando “situaciones cariñosas”.

Los agredidos recordaron que en el tiempo que tenían asistiendo al restaurante, cuando estaba en la Plaza de las Marialuisas, y ahora en su nueva ubicación de Avenida Revolución, habían visto manifestaciones muy similares entre personas heterosexuales, pero nunca se les había llamado la atención.

Esta actitud de Webber fue calificada por el denunciante como un acto de discriminación, homofóbico, violento y trasgresor de los derechos humanos, por lo que, adelantó, estudia acudir a diversas instituciones para exponer este abuso, además de protestar en diversos medios informativos para hacer prevalecer el derecho de la comunidad lésbico-gay.

Alejandro Ávila es presidente de la Asociación Civil 1791, que busca fomentar el respeto de las personas con identidades sexogenéricas u orientaciones afectivas sexuales diversas a la heterosexual, y tener una mejor integración con la sociedad, por lo que levantará la voz desde su organización.

Para Alejandro esta situación no es nueva, pues añadió que en la Plaza Q de la ciudad también fueron agredidos sus derechos, pues el encargado de la seguridad, quien evitó identificarse, les “invitó a salir de la plaza por caminar de la mano de su pareja, pues las personas se habían quejado de esto”.

“La única explicación que nos dio es que había niños presentes y le insistimos varias veces que a qué se refería, por lo que respondió al igual que el dueño del café, que no era homofóbico pero que entendiéramos”, expresó el activista.

Lo único que estaban haciendo es estar abrazados en el área de comida, dijo Alejandro.

Los encargados de Radio Express no quisieron fijar su postura sobre este caso.

Legislación

• En el Distrito Federal el 9 de noviembre del 2006, se aprobaron las denominadas sociedades de convivencia para la unión de parejas hombre-hombre y mujer-mujer, y cualquier otro par de personas.

• El 21 de diciembre se legalizó el matrimonio entre parejas del mismo sexo, lo que provocó una serie de debates y descalificaciones por los principales actores del PAN y PRD.

• Cesar Nava, máximo líder del Partido Acción Nacional, llamó al Revolucionario Institucional a posicionarse sobre el tema, ya que aprovecho su nula presencia en la capital para no dar una postura

Fuente: Jorge González – Milenio – Hidalgo http://impreso.milenio.com/node/8710372

Comments

Comentarios