El 8 de marzo en Hidalgo

Por Tania Meza Escorza / Desde Abajo

El muy próximo Día Internacional de la Mujer, los reflectores estatales estarán enfocados en una sola hidalguense: Xochitl Gálvez. El Partido Revolucionario Institucional tendrá ya también su candidato, pero su nombre aún no se habrá hecho público.

Este 8 de marzo, día institucionalizado por la Organización de las Naciones Unidas en todo el mundo para visibilizar la inequidad de género, en nuestro estado la fecha pasará a segundo plano ante la efervescencia político-partidista.

A Xóchitl Gálvez, Carolina Viggiano, Laura Vargas y tal vez a otra mujer destacada en la política le será pedido su punto de vista sobre el tema, pero nada más. No es que en años anteriores se haya puesto mucho interés en las hidalguenses el 8 de marzo, más allá del loable trabajo del Instituto Hidalguense de las Mujeres, pero hoy la elección para renovar la gubernatura estatal lo acapara todo.

Por ello, antes de que la fecha sea empleada únicamente como espacio de confrontación entre Carolina y Xochitl o entre Mirna y Rocío, habrá que ir recordando algunas de las más destacadas muestras de violencia contra las mujeres, que aún esperan justicia en este estado.

En Alhuajoyucan, Cuautepec, encontraron a una joven asesinada y mutilada. En Santa Elena Paliseca, perteneciente al mismo municipio, hallaron a una mujer asesinada con signos de tortura. En Tulancingo y Singuilucan tres mujeres fueron quemadas vivas. En total, más de diez mujeres han sido asesinadas y mutiladas en los últimos meses en la región tulancinguense.

En Tepeji, una joven de 22 años se practicó un aborto clandestino en tan malas condiciones, que se vio obligada a acudir a la clínica del Seguro Social en donde el personal le detuvo la hemorragia, pero también la denunció con la policía, quien la persiguió durante dos años para meterla a la cárcel por ser “probable responsable del delito de aborto cometido en agravio del producto de su propia concepción”.

En Cuautepec, una niña indígena fue violada tumultuariamente por cuatro individuos que están libres y alardeando de su impunidad e influyentismo por todo el pueblo, amenazando a las personas que han sido solidarias con la niña, hija de indígenas serranos, analfabetas y no hispanoparlantes.

En los límites entre Pachuca y Mineral de la Reforma, varias mujeres transexuales fueron balaceadas por un homofóbico, en el lugar en donde ejercen el trabajo sexual. Dos de ellas fueron alcanzadas por las ráfagas y requirieron intervenciones quirúrgicas para extraer las balas de sus cuerpos. La queja por los hechos fue remitida a la mesa de robos.

Durante la anterior campaña para la renovación de las diputaciones federales, el representante de los medios de comunicación ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) llamó, públicamente y en repetidas ocasiones, a la aspirante del Partido Verde “la candidata teibolera”, porque ella se tomó unas fotografías con minifalda y escote. Nadie sancionó a este hombre, ni siquiera la propia CDHEH.

El anterior titular de la Secretaría de Educación Pública de Hidalgo (SEPH) y actual diputado federal, eliminó la Dirección de Equidad y Género de la secretaría, para convertirla en una oficina que atiende “asuntos especiales”, la cual debe compartir con otros programas el presupuesto que anteriormente destinaba para impulsar la equidad de género en las escuelas. Pese a la promesa de la actual secretaria por enmendar la falla de su antecesor, nada ha sucedido al respecto.

El gobierno del estado promueve aún el turismo con una campaña publicitaria en donde aparece una mujer desnuda. Esta objetivación sexual del cuerpo de las mujeres, es justificada por las autoridades con el pretexto de que la campaña es “llamativa” y ha incrementado el turismo. Bajo esos argumentos, cualquier giro negro puede ser implementado para que las y los visitantes vengan al estado.

Todos los casos citados anteriormente ocurrieron el año pasado. Nada qué celebrar y todo que visibilizar en Hidalgo este Día Internacional de la Mujer.

PAREN LAS PRENSAS:

La semana anterior se efectuó el informe de labores del rector gil, quien hace cuatro años ordenó un acarreo masivo de estudiantes a un mitin tricolor y quien en las pasadas elecciones montó un operativo de mapachería electoral con sus amenazados funcionarios y académicos, en favor del Partido Alternativa. Desde luego, esto no se mencionó en el informe, en donde todo fue color de rosa.

El dentista gil no habló en dicho evento sobre su futuro político, porque para ese entonces no había recibido la orden de ninguno de sus dos patrones. Por ahora, lo que le han mandatado es que manifieste públicamente su deseo por continuar en la rectoría, aunque se vislumbra la posibilidad de que su amigo de la escuela lo imponga como candidato a la diputación local por Pachuca.

Esta última situación ocasionaría grandes dolores de cabeza a la presidencia estatal del partido tricolor, quien deberá explicar a sus bases cómo es que el espacio que por mérito le corresponde a una o un militante comprometido y capaz, deberá ser ocupado por un hombre sin trayectoria política, sin conocimientos, sin carisma y sin voluntad propia.

Ya sea en la diputación o en la rectoría, el dentista gil hará lo único que sabe hacer: Obedecer y agachar la cabeza ante sus amigos poderosos, quienes lo llevaron de la nada al sindicato académico, de ahí a la rectoría y ahora tal vez al congreso local.

Comentaros: taniamezcor@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like