Alerta por criminalización de diversidad sexual

. Alejandro Ávila Huerta, presidente de 1971 Asociación por la Diversidad, organización de la sociedad civil en esta entidad, censuró la entrada en vigor la Ley de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública en el Estado europeo de Lituania, que prohíbe expresamente las alusiones a cualquier tipo de relación sexual y cualquier acto que aliente un concepto de matrimonio y familia diferente al estipulado por la Constitución (unión entre un hombre y una mujer).

Pachuca, Hgo, México (Agencia Desde Abajo).- “Estamos viviendo un momento de criminalización de la diversidad sexual como no se veía hace ya cuarenta años, al menos en Occidente”, sentenció Alejandro Ávila Huerta, presidente de 1971 Asociación por la Diversidad, organización de la sociedad civil en esta entidad que de esta manera censuró la entrada en vigor la Ley de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública en Lituania, que prohíbe expresamente las alusiones a cualquier tipo de relación sexual y cualquier acto que aliente un concepto de matrimonio y familia diferente al estipulado por la Constitución (unión entre un hombre y una mujer).

Ávila Huerta señaló que la gravedad de esta ley es que no sólo se elimina la posibilidad de legislar a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo, la adopción por parte de parejas homosexuales, la identidad de género o los crímenes de odio, sino que vuelve ilegales actividades como la marcha del orgullo gay, la educación sexual diversa en las escuelas o el activismo a favor de los derechos humanos de la población LGBTTTI, imposibilitando la libre y pública expresión de ideas y afectos.

“La situación se pone peor porque Lituania es un país que desde 2004 pertenece a la Unión Europea, que a través del Tratado de Ámsterdam y la Carta de los Derechos Fundamentales –firmados en 1999 y 2000, respectivamente, para todas las naciones que la integran-, propone la adopción de medidas para luchar en contra de la discriminación por motivos de orientación afectiva-sexual y la prohíbe”, precisó.

El presidente de 1791 Asociación por la Diversidad –nombrada así en recuerdo del año en el cual se despenalizó por primera vez en el mundo la homosexualidad, llamada entonces “sodomía” en Francia-, señaló que el deseo de pertenecer a este grupo ha hecho que muchos estados con fuertes fundamentalismos religiosos arraigados modifiquen sus leyes discriminatorias para poder entrar, pero sin preocuparse por cambiar el fondo de sus prácticas homofóbicas o, incluso, elaborando engañosas legislaciones, como en el caso de Lituania.

“Es momento para la Unión Europea de manifestar su posición al respecto, de exigir el respeto a los documentos internacionales acordados y cuestionar las condiciones de los países que los incumplan, pues de lo contrario estará avalando con sus omisiones la violencia institucional de éstos”.

Comments

Comentarios

You may also like