Dankworth, Etta y Palmieri

Por Antonio Malacara / Desde Abajo

Hablemos de tres grandes. Johnny Dankworth (John Phillip William Dankworth) nació el 20 de septiembre de 1927 en Essex, al sur de Inglaterra, y murió el 6 de febrero de 2010 en un hospital londinense. Saxofonista, clarinetista y compositor, fue uno de los padres fundadores del jazz británico a finales de los años 40. A los 17 años obtuvo una beca para estudiar clarinete en la Royal Academy of Music, en Londres, y poco después adoptó también el sax bajo el influjo de Charlie Parker, con quien llegaría a tocar y a pachequearse en pleno vértigo del bebop.

Aunque el panóptico de Dankworth alcanzaba otros terrenos (en YouTube puedes encontrar un excelente dueto de chelo y clarinete al lado de Julian Lloyd Weber) y, a pesar de su no muy alto perfil en la escena mundial (por las consabidas incoherencias del mercado), el maestro es una verdadera leyenda del jazz inglés. Trabajó durante años con su propia orquesta o haciendo mancuerna con la cantante Cleo Laine, su esposa y madre de sus dos hijos: Alec y Jacqui, que también son músicos de jazz.

Además de Parker, el maestro jazzeó con grandes figuras de Estados Unidos, como Ella Fitzgerald, Nat King Cole, Benny Goodman, Herbie Hancock, Oscar Peterson y Duke Ellington. De Ella y Nat fue director artístico y con Duke sostuvo una muy estrecha amistad. Compuso además varias bandas sonoras para películas como Saturday nighy, Sunday morning y Modesty blaise, y temas de series televisivas como Los vengadores y El mundo del mañana. La corona lo nombró caballero y fue entonces sir John Dankworth, pero eso es lo de menos. Descanse en jazz.

La más célebre (con permiso) de las cantantes de blues aún con vida, Etta James (1938), fue hospitalizada a fines de enero por una supuesta infección del tracto urinario, aunque ya desde hacía tiempo había sido sometida a dos tratamientos paralelos: uno para atender su dependencia a los fármacos y otro más para el control de un Alzheimer que pretendía mantenerse en secreto.

Parte de la vida de Jamesetta Hawkins fue recreada en la película Cadillac Records (2008), donde la expresividad, el poder y la amplitud vocal de esta mezzo negra de cabellos amarillos fueron estupendamente encarnados por Beyoncé Knowles, quien además interpretó At last, uno de los clásicos de Etta James, en la toma de posesión de Barack Obama. Los médicos confían en que esta leyenda (Etta) se pueda recuperar y vuelva a pisar muy pronto los escenarios. Oj Alá.

Este 2010, Eddie Palmieri cumplirá 74 años de vida y 56 de andar innovando y revolucionando la música toda a partir de los ritmos afrocaribeños en general (no sólo de la mentada salsa) y sus flirteos con el jazz, el funk, el rhythm & blues e inclusive esporádicas dosis de música clásica, impresionista y rock. Un coctel de mil 12 aristas que el pianista neoyorquino de ascendencia puertorriqueña agita y combina siempre a su antojo (nomás faltaría) y siempre, invariablemente, de manera deslumbrante.

Eddie Palmieri regresa a México para ofrecer dos conciertos. El primero será el 5 de marzo, a las nueve de la noche, en el Salón José Cuervo (Lago Andrómaco 17 esquina Moliere, en la colonia Ampliación Granada); aquí se presentará con el Afro Caribbean Jazz Septet. Y al día siguiente, el sábado 6, se va con otra dinámica a La Maraka, en la colonia Narvarte, para participar en algo llamado Chilango Salsa Festival. Salud.

amalacara@prodigy.net.mx

Comments

Comentarios

You may also like