Elaboran protocolo judicial en favor de mujeres indígenas

. Elaborado por el Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) atiende las recomendaciones de la CEDAW, para eliminar las disparidades que enfrentan las mujeres indígenas, especialmente en el acceso a la justicia y en el pleno goce y ejercicio de su ciudadanía.

Pachuca, Hgo., México (Agencia Desde Abajo).- Con el objetivo de construir herramientas que faciliten el acceso a la justicia de las mujeres indígenas de este Estado, el Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) publicó el Protocolo de Actuación para las y los Peritos Traductores-Interpretes, el cual constituye una herramienta de trabajo en el marco de la administración y procuración de justicia para el ejercicio de los derechos humanos de las mujeres indígenas.

Carmen Dorantes Martínez, titular del IHM mencionó que la elaboración de este Protocolo atiende a las recomendaciones que hizo el comité de expertas de la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, CEDAW, el cual instó al gobierno mexicano a utilizar medidas especiales de carácter temporal para tratar de eliminar las disparidades que enfrentan las mujeres indígenas, especialmente en el acceso a la justicia y en el pleno goce y ejercicio de su ciudadanía.

Mencionó que “las prácticas discriminatorias hacia las mujeres indígenas se dan desde la organización y estructura de sus comunidades, que al ser rígida, obstaculiza que la mujer tenga acceso a la educación, a la salud, a la tenencia de la tierra y a la distribución y toma de decisiones de poder, de tal suerte que se les ha negado por años el reconocimiento social”.

Refirió que la comunicación con personas ajenas a su comunidad, y la falta de elementos bilingües, limitan el que las mujeres indígenas puedan trasmitir sus necesidades y exigir sus derechos, de ahí que la CEDAW considera fundamental, el que, en caso de no hablar español, se cuente con el interprete y traductor respectivo.

“Así, la intervención de la o el perito traductor-interprete en la administración y procuración de la justicia no debe limitarse en la simple traducción semántica o lingüística, sino que su labor debe ser de manera integral que permita que la mujer no sólo conozca y reconozca sus derechos, sino que tenga la plena seguridad y confianza en la toma de sus propias decisiones, lo cual la lleve a un proceso de empoderamiento”.

De esta manera, la labor integral de la persona traductora-intérprete, es un conducto o vínculo que permite a la mujer acceder a la justicia y en consecuencia favorece el ejercicio de su ciudadanía y el goce de sus derechos.

Este protocolo, dijo, permite visualizar la trascendencia e importancia que tiene la figura de la o el perito traductor-interprete en el acceso a la justicia de las mujeres indígenas, en virtud de que es el vínculo entre las necesidades de la mujer y los servicios públicos de administración y procuración de justicia.

Comments

Comentarios

You may also like