Consejos para un comunista en crisis

Nunca se le olvide que la crisis del capitalismo es culpa del capitalismo. Exija justicia alimentaria. Siempre mantenga la esperanza que un sol rojo amanece en el porvenir. Trabaje duro, y si no tiene, invénteselo: el trabajo es el alimento del comunista. No tenga miedo en empeñar sus propiedades: el que nada tiene, no teme a darlo todo por su causa. Aproveche los pocos servicios y bienes socializados del Estado. Sea solidario. Reúnase con sus camaradas y cree comunas autogestionarias. Cada vez que algo le falte, alimente su fervor revolucionario. No ceje en su activismo político. Apague la tele, dese tiempo para el arte. Si la fe se apaga, prenda el amor. Comparta lo que tiene, y lo que no, también. No se deje amedrentar por el enemigo. Cultive un huerto en casa. Desayune y cene amaranto. Una crisis sin entretenimiento capitalista es una bella oportunidad para los libros. Y sobre todo: Tenga presente que el comunismo es una teoría filosófica, política y económica: En medio de una crisis capitalista, aplicar sus premisas en la vida cotidiana resulta en el mejor manual de sobrevivencia .

Comments

Comentarios

You may also like