Política de cantina

por Gabriel Pérez Osorio / Desde Abajo

Malas noticias para México, de confirmarse el rumor que se convirtió en nota principal de La Jornada, el lunes pasado.

El diario de filiación “izquierdista” tituló, a un lado de la foto de los campeones mundiales de futbol, España: “Gómez Mont se tambalea en la SG”.

Misteriosas fuentes consultadas por el diario, aseguran que el mismo Secretario de Gobernación le habría pedido al primer mandatario que revisara su permanencia al frente de la más importante Secretaría del Estado mexicano.

Según esto, don Fernando ya no se lleva nada con algunos integrantes del gabinete calderonista y, de acuerdo a las misteriosas fuentes, uno de sus principales críticos sería el finísimo Secretario del Trabajo, Javier Lozano.

Don Javier, como todos sabemos, además de cuate del Presidente, es un destacado expriista que, hágame usted el favor, aspira a contender por la Presidencia de la República.

La nota de La Jornada, ya hasta tiene posibles sucesores: el propio Lozano, el “exitosísimo” presidente del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, César Orteg… digo, Nava, y ese portento de la democracia, el buen gusto y la política fina que se llama Miguel Ángel Yunes Linares de Gordillo.

La nota del diario nacional tuvo eco en más de un columnista. O sea, en dos: Carlos Loret de Mola y Joaquín López Dóriga dieron ya por hecho la salida del tío de la conductora de TV Azteca, Inés Gomez Mont -y hermano del recién despedido director de Fonatur-, del despacho de Bucareli.

Más allá de la gran cantidad de ceños fruncidos que causó don Fernando, cuando se revelaron sus negociaciones con Enrique Peña Nieto y Ulises Ruiz para que el PAN no hiciera alianzas con el PRD en las elecciones del pasado 4 de julio –y su posterior renuncia al blanquiazul-, habrá que reconocer que ha sido el mejor Secretario de Gobernación de la época panista. Y no, no es halago.

Pero, al menos, don Fernando trató de hacer política y no vio su posición como un ring de box o una plataforma de aspiraciones personalísimas.

Una de las peores tragedias, en caso de que esta especulación se haga realidad, sería ver a los gobiernos del cambio reemplazando la política de Estado por simples chismes de cantina.

Lo que debería de ser una decisión de Gobierno, que obedeciera a estrategias políticas de alcance nacional, con miras a futuro, se convertiría en un simple pleito de oficina y confirmaría que, por un lado, ha terminado el sexenio del Presidente Felipe Calderón y, por otro, que lo que nos queda a los mexicanos es observar desde la barrera el intestino, y de bajísimo nivel, pleito de la clase política por el poder.

El cambio, las reformas estructurales, la democracia, la libertad de expresión, la defensa de los derechos humanos, el fin de la guerra contra el narcotráfico, las políticas públicas de calidad, eficientes, encaminadas a aprovechar las áreas de oportunidad para el desarrollo económico, político y social del país, deberán esperar unos cuantos años más. Quizás, simplemente no lleguen nunca.

Porque, que me disculpen don Javier Lozano, don César Orteg… digo, Nava y Miguel Ángel Yunes Linares de Gordillo, pero no tienen, ni de lejos, la estatura moral, ética y política para encabezar los esfuerzos que conduzcan a un cambio verdadero.

Don Javier, por ejemplo, lleva días peleándose con el expresidente nacional del PAN y actual líder de la Organización Demócrata Cristiana de América, Manuel Espino ¡en Twitter! Orteg… digo, Nava, pues es él. El político que para contrarrestar la política de telenovela de Enrique Peña Nieto, la misma que Cesarín ha criticado hasta el cansancio, decidió inventarse un romance con una cantante imitadora de esa otra cantante plástica que es Tatiana. La política como extensión del mundo Televisa, convertida en estrategia gubernamental.

Y por último, el buen Miguelón, pues no es más que un priista más tratando de asaltar el poder. Enojado debe de estar porque le aplicaron el haigasidocomohaigasido veracruzano, lo que lo convierte en un candidato inviable para ocupar la cartera de Gobernación.

Por el bien del país, ojalá que La Jornada, Loret y Joaquín se hayan equivocado.

http://gabrielperezosorio.blogspot.com/
http://twitter.com/gaboperez

gaboperez@gmail.com

Comments

Comentarios

You may also like