Adiós a Guillermo Rivarola

por Alfonso Rivera / desdeabajo

El argentino Guillermo Daniel Rivarola arribó a México en 1997, procedente de uno de los cuadros más grandes de Argentina, River Plate. Llegó para jugar con los Tuzos del Pachuca, con quienes disputó dos torneos, para después ir a jugar con Santos de Torreón, y regresar para el Verano 1999 con el equipo hidalguense, se destacó como un buen jugador en la defensa. Después del Verano 1999, militó con los Rayados del Monterrey, donde estuvo hasta el 2000, cuando regresó a tierras pamperas para militar con el San Lorenzo y con el Racing Club, equipo con el cual se retiró en el 2003. Ahí mismo, en el Racing de Avellaneda, comenzó su carrera como entrenador en el 2004, dirigiendo al cuadro de La Academia hasta 2005. Posteriormente, para 2008, regresa a México para tomar la dirección deportiva de las fuerzas básicas del equipo Pachuca, puesto que ocupa hasta junio de 2009, cuando es nombrado director técnico del primer equipo, en sustitución del técnico más exitoso en la historia del cuadro blanquiazul, Enrique Meza, quién se fue a dirigir a La Maquina de Cruz Azul.

En sus primeros partidos, se veía un funcionamiento similar al que tenía el equipo con el profesor Meza, pero poco a poco el «Tiburón» fue tratando de poner su sello a la forma de juego y fue perdiendo clase, además de que se equivocaba bastante en los cambios que realizaba a sus alineaciones. En esta primera campaña, el Apertura 2009, logró 24 puntos, producto de 7 ganados, 3 empatados y 7 perdidos, dejando a los Tuzos fuera de la liguilla. La directiva decidió darle continuidad, aunque se fueron dos piezas importantes en el funcionamiento: Gabriel Caballero, a quién había relegado a la banca, por lo que decidió retirarse, y Christian Giménez, que se marchó a jugar con Cruz Azul, en buena parte, se dice, en desacuerdo con las decisiones tácticas de Rivarola, pues había partidos en los que no lo usaba en las zonas de la cancha donde él se sentía más cómodo. Para ese Bicentenario 2010, se agregó a su cuerpo técnico el recién retirado Gabriel Caballero, aunque la historia fue la misma: partidos pésimos, en los que no se veía un funcionamiento adecuado y daban malos resultados, aunque logró llegar a las semifinales, donde fue eliminado por los Diablos de Toluca. También en este semestre, el cuadro blanquiazul se coronó en la Liga de Campeones de la CONCACAF, torneo que le dio el pase al Mundial de Clubes 2010, que se disputará en diciembre. En este torneo también se dio una muy mala imagen, pues tuvo resultados por la mínima diferencia contra equipos centroamericanos de un nivel bastante inferior. Pero la directiva, encabezada por Jesús Martínez, presidente; Andrés Fassi, vicepresidente deportivo; y Francisco Gabriel de Anda, director deportivo, decidieron darle, nuevamente, el voto de confianza y trajeron buenos refuerzos, como el colombiano Franco Arizala, el delantero mexicoamericano Herculez Gómez y el mediocampista mexicano Braulio Luna.

En e torneo Superliga 2010, Pachuca perdió sus 3 encuentros, dando otra vez una mala impresión con Rivarola al mando, sin idea futbolística, con jugadores jugando en otras posiciones que no son las que manejan y con cambios que descomponían aun mas los partidos.

Comenzó el torneo Apertura 2010, el cuadro hidalguense venció 3-0 a las águilas del América, aunque su defensa se vio muy débil y no se llevo goles en contra por la falta de puntería águila. Su segundo encuentro, contra los choriceros de Toluca, se vio un mejor cuadro y funcionamiento, aunque dejó escapar la victoria en los últimos minutos. Pero la gota que derramó el vaso, fueron las sendas goleadas que propinaron las escuadras de Santos de Torreón y Cruz Azul, 3-0 y 4-1 , respectivamente, aunque en ambos encuentros la derrota pudo ser mas holgada, de no ser por las intervenciones del arquero colombiano Miguel Calero, y las increíbles fallas de los delanteros laguneros y celestes.

Rivarola no aguantó más la presión y el ambiente que se había creado a su alrededor, la actitud que mostró al concluir el encuentro contra La Máquina lo demostró: le preguntaron si sentía que había displicencia por parte de sus jugadores, miró al techo, pensó unos minutos y respondió que él esperaba que no fuera así, pero tantos errores infantiles le daban a entender lo contrario.

Y después de esto, Guillermo Daniel Rivarola decidió dar un paso al costado y renunciar a la dirección técnica de los Tuzos del Pachuca, algo que debió haber sucedido el torneo pasado y se hubiera ido bien, como campeón de Concacaf y semifinalista del torneo mexicano, pero decidió continuar y la directiva mantenerlo, ahí están los resultados, lo bueno fue que entraron en razón justo a tiempo, apenas a la cuarta fecha del torneo mexicano y a unos meses de disputar en los Emiratos Árabes Unidos el tercer Mundial de Clubes para la institución minera.

Para los aficionados Tuzos, Guillermo Rivarola seguirá siendo uno de sus grandes jugadores, aunque como técnico no haya dejado el mejor recuerdo.

Ahora habrá que ver a quién decide traer la directiva de los Tuzos, lo único que espera la afición es que no vuelvan a cometer un error y traigan a alguien capaz, que le pueda dar un buen manejo al equipo en todos los aspectos y los regrese a los primeros planos, pero jugando de una manera agradable y con idea futbolística.

Comments

Comentarios

You may also like