Queridos sacerdotes homofóbicos (Parte I)

por Tania Meza Escorza / DESDE ABAJO

Ahora que Marcelo Ebrard obtuvo el reconocimiento como el mejor alcalde del mundo en 2010, los demonios se han desatado y no sólo en los partidos. Las razones medulares por las cuales le fue otorgada esta distinción son tres: Despenalización del aborto, trabajo efectivo en pro del medio ambiente y matrimonio entre personas del mismo sexo, “acciones con las cuales se combate a la ortodoxia de México” decía el boletín internacional en donde se informaba sobre este galardón.

No había terminado la celebración por este reconocimiento a los derechos humanos, cuando “la ortodoxia de México” dio señales de vida y la arquidiócesis de León, Guanajuato, publicó en su sitio oficial el documento “Atención Pastoral a Personas en Situación de Atracción al Mismo Sexo (AMS)”.

Una vez aclarado que la relación afectiva de la que la Biblia da cuenta entre David y Jonatan no tiene nada que ver con homosexualidad, sino que es un “himno a la amistad” entre personas del mismo sexo, esta arquidiócesis asegura que existen 12 pasos para “curar la homosexualidad”.

En respuesta, el “Foro de Hombres Gay de la Ciudad de México” emitió el texto “Doce Pasos para Sacerdotes en Situación de Homofobia”. La agencia NotieSe informó que Manuel Amador, vocero del colectivo, señaló que ante los ataques de la jerarquía católica contra los homosexuales, se decidió contrarrestarlos por medio de este documento, escrito con motivo del Día de los Derechos Humanos.

Así pues, a continuación se confrontan ambas cosmovisiones sobre la homosexualidad:

1. Arquidiócesis de Guanajuato (AG): Aceptar a Jesucristo como salvador y señor de su vida. Foro de Hombres Gay (FHG): Aceptar a la ciencia médica como ayuda salvadora para salir de la homofobia que padecen y la Declaración Universal de los Derechos Humanos para respetar el derecho ajeno a vivir la propia sexualidad de manera libre y plena.

2. AG: Reconocer el estilo de vida gay como pecado. FHG: Reconocer a la homofobia como un problema que afecta la estabilidad emocional de quien la padece y la convivencia de la sociedad en general.

3.- AG: Reconocer que tiene sentimientos homoeróticos y buscar la ayuda de Dios y ayuda profesional. FHG: Reconocer que tiene sentimientos homofóbicos y buscar ayuda profesional seria, reconocer que la inclinación homofóbica es motivo de búsqueda de apoyo.

4.- AG: Ponerse en camino de sanación-reintegración de su vida: Acomodar su vida a la voluntad de Dios sobre la persona humana: Varón y mujer, reconociendo las bendiciones de la propia naturaleza. FHG: Ponerse en camino de sanación-reintegración de su vida: acomodar su vida a la convivencia respetuosa de la naturaleza diversa de los seres humanos, reconociendo las bendiciones de esa diversidad.

5.- AG: Perdonar a quienes lo hayan herido en el amor: El perdón a quienes nos hirieron, sana más a quien lo da que a quien lo recibe. FHG: Perdonar a quienes lo hayan encaminado a promover la mentira, el prejuicio oscurantista y el dogma pseudocientífico acerca de la homosexualidad y la bisexualidad. Comprender y aceptar que la libertad religiosa debe ejercerse en pleno respeto a las libertades individuales y el derecho ajeno, sin excepción de personas.

6.- AG: Renunciar al pasado: Iniciar el camino en la verdad, el amor y la esperanza. Esta renuncia vence la esclavitud en la que se estaba y libera para la vida nueva en Cristo. FHG: Renunciar al pasado: iniciar el camino de liberación basada en la verdad científica, la comprensión de la diversidad sexual humana y el respeto a los derechos humanos de todas las personas. Reconocerse como parte de esa diversidad humana.

7.- AG: Estar dispuesto para reconciliarse sacramentalmente: El sacramento de la reconciliación sana la vida con una confesión de los pecados y la absolución. Es una tarea ardua la que hace quien se acerca hasta el confesionario. Se le debe recibir con Respeto (Viene cansado del camino, lastimado en su dignidad de persona), Compasión (Trae heridas y necesidades profundas. Ha hecho el camino desde el sufrimiento), y Delicadeza (Es muy sensible emocionalmente el pudor del confesor es fundamental). FHG: Estar dispuesto a reconciliarse con el derecho de todas las personas a la felicidad y el respeto a las libertades individuales consagradas en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Comments

Comentarios

You may also like