Avalan Profepa y Semarnat que desarrolladores operen sin licencia en BCS

El proyecto complejo turístico-inmobiliario «Paraíso del Mar» opera sin autorización de impacto ambiental. Se pretenden construir unidades residenciales, un desarrollo hotelero, dos campos de golf y una marina exterior en un hábitat de diversas especies en riesgo.

Detalle del complejo turístico "Paraíso del mar". Foto: CEMDA

México D.F. (DESDE ABAJO).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) permiten que el complejo turístico-inmobiliario «Paraíso del Mar», en Baja California Sur, opere sin autorización en materia de impacto ambiental y en contravención a una sentencia dictada por el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa.

En agosto del 2009 la 11ª Sala Metropolitana del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa determinó que la autorización que en su momento otorgó erróneamente la Semarnat a «Paraíso del Mar» era ilegal, dictando su nulidad.[i] No obstante, la Profepa y la Semarnat han permitido que sigua operando hasta la fecha a pesar de ya no contar con autorización y a pesar de que la Justicia Federal le negó la suspensión de la nulidad a «Paraíso del Mar».

«Paraíso del Mar» intentó obtener la suspensión en contra de la nulidad, pero el Juzgado Cuarto de Distrito en Materia Administrativa en el Distrito Federal se la negó.[ii]

«Para efectos prácticos, la Semarnat y la Profepa están conjuntando esfuerzos para que las sentencias del Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativo y del Poder Judicial sean sólo letra muerta, abonando al mayor problema de la gestión ambiental en México, la falta de aplicación y cumplimiento de las leyes», señaló Agustín Bravo, representante del CEMDA para el Golfo de California.

El complejo-turístico «Paraíso del Mar» pretende construir 3,922 unidades residenciales, un desarrollo hotelero con 2,050 cuartos, dos campos de golf de 18 hoyos cada uno, y una marina exterior con 500 posiciones de atraque, en un área de alta fragilidad ambiental, decretada como sitio Ramsar como humedal de importancia internacional, al ser hábitat de diversas especies en riesgo como el gallito marino, el tiburón ballena y los delfines nariz de botella. Dichas especies serán afectadas por la pérdida de su hábitat derivado de las actividades turísticas propias del proyecto propuesto.

Comments

Comentarios

You may also like