Tatic en Hidalgo

por Tania Meza Escorza / DESDE ABAJO

“Y así, esta lucha tiene que ser y debe de ser una lucha pacífica, no utilizando medios violentos sino tratándose de construir la paz, tiene que haber medios pacíficos para lograrla, entrando, inclusive, en la senda del sufrimiento. La represión, incomprensión y agresiones temidas, son la consecuencia de esta posición que, no por eso, debemos abandonar sino reforzar”.

La cita anterior fue pronunciada por el obispo emérito de San Cristobal de las Casas, Samuel Ruiz García, “Tatic”, durante su última visita pública al estado de Hidalgo, cuando viajó a nuestra entidad a manifestar su apoyo al movimiento ciudadano generado en contra del basurero tóxico que las autoridades se empeñaban en construir en Zimapán.

Luchador irredento por la justicia social, Tatic Samuel abrazaba siempre las causas de los más desposeídos, en nombre de un dios liberacionista. Tal como manifestó el centro Fray Bartolome de las Casas para los derechos Humanos: “Nuestro querido Tatic nos ha dejado la incorruptible decisión de luchar por la justicia y la construcción de la paz con dignidad y perseverancia”.

El mismo centro “Frayba” que fue fundado por Samuel Ruiz en 1989 para encabezar grandes batallas en pro del respeto a los derechos humanos de los pueblos indígenas, dio a conocer que este obispo emérito cumpliría hoy, 25 de enero, su 51 aniversario de ordenación episcopal.

En su incasable lucha por la defensa de los derechos humanos fue inspirador y guía de varias organizaciones civiles y de procesos sociales en la construcción de la justicia, mediador en los diálogos entre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional y el gobierno mexicano, un gran teólogo de la liberación e impulsor de la teología india. Fue candidato al Nobel de la Paz y recibió distintos reconocimientos por su trabajo en la defensa de los derechos humanos de manera especial por la defensa de los pueblos indígenas en Chiapas.

Ante la mirada de la prensa internacional, en enero de 2008 Samuel Ruiz vino a Hidalgo a ofrecer su apoyo a la ciudadanía zimapense, pero eso no fue todo lo que hizo por el movimiento, ya que meses después, cuando las policías federal y estatal ocuparon el municipio hidalguense, Tatic volvió a llamar la atención de la comunidad mundial al emitir un pronunciamiento que reprodujeron todas las agencias informativas hispanoparlantes, dedicadas a difundir los derechos humanos.

En dicho documento firmado conjuntamente con el obispo Raúl Vera el 15 de junio de 2008, Samuel Ruiz demandó la retirada de los elementos policiacos “que intimidan y vulneran la vida de los miembros de Zimapán” e instaron al Gobierno federal y del estado de Hidalgo a respetar, proteger y promover los derechos humanos y atender las solicitudes honestas de sus ciudadanos.

El comunicado decía: “Denunciamos la tensión que viven las familias de la comunidad de Zimapán, Hidalgo, ante la incursión de cientos de elementos de seguridad federal, estatal y municipal que, bajo distintos y vagos pretextos, intimidan a la población e invaden propiedades privadas.

“El uso excesivo de la fuerza, los ataques directos, amenazas y hostigamientos que sufren la población en general y los miembros de este organismo (Todos somos Zimapán), es lo que nos lleva a pedirles a ellos que se mantengan unidos y en calma, pues su búsqueda por la verdad y la vida, les será recompensada por el Dios del amor y la justicia, aún a pesar de que su congruencia sea molesta para los poderosos, el ejemplo de su caminar, nos lleva a recordar el respeto por la creación que encomendada a nosotros por su Autor, debe ser respetada.

“A las autoridades correspondientes les llamamos desde aquí para que actúen apegados a su responsabilidad de respetar, proteger y promover los derechos humanos y atender las solicitudes honestas de sus ciudadanos; les pedimos que retiren a los elementos de seguridad que intimidan y vulneran la vida de los miembros de Zimapán.

“Nos solidarizamos con el movimiento Todos Somos Zimapán y con todos aquellos hombres y mujeres que, sensibles a la justicia y al respeto de la dignidad de la vida humana, apoyan esta causa. Que Jesús, el Buen Pastor, que vino para que tuviéramos vida en abundancia, y María de Guadalupe, Madre del Dios por quien se vive, sean quienes les fortalezcan en esta lucha, y les acompañen en su anhelo por una vida mejor no sólo para los habitantes de su región, sino para todos los mexicanos, porque en este momento: Todos Somos Zimapán”.

Éste es un botoncito de muestra de la grandeza de Tatic Samuel.

taniamezcor@hotmail.com

Comments

Comentarios

You may also like