Deja Osorio deuda y rezagos en salud

El Gobierno de Miguel Osorio dejó pendientes varias grandes obras, entre ellas la construcción del Congreso local. Alrededor de 44 municipios de Hidalgo tienen elevados índices de marginación y la educación básica presenta malas condiciones de infraestructura; no obstante, el gobernador afirmó que la entidad se catapultó en el nivel de asistencia escolar hasta «estándares europeos».

por Verónica Jiménez

Pachuca, México (REFORMA).- El Gobernador Miguel Osorio se va sin aeropuerto ni refinería, los dos grandes proyectos a los que apostaba, y deja a Hidalgo una deuda de casi 4 mil millones de pesos.

No obstante que recibió presupuestos «históricos» por 109 mil millones 652 mil pesos, que le permitieron encabezar, según él, el mejor Gobierno que han tenido los hidalguenses por sus obras, Osorio deja pendientes en los rubros de Salud, Educación y empleo.

El Inegi indica que el 65.3 por ciento de los 2 millones 665 mil 18 personas es derechohabiente de algún servicio de salud.

Aun así, en 2008 fallecieron poco más de 16 menores de un año por cada mil nacimientos, por lo que la entidad entró en el rango de las 14 entidades con tasas superiores a la nacional, con el 15.2, al igual que Guerrero, Chiapas y Oaxaca, que tienen los niveles más altos de mortalidad infantil.

Ello, pese a la construcción de 7 nuevos hospitales regionales y 13 centros de salud para ampliar la cobertura; sin embargo, no había médicos ni enfermeras suficientes.

En el rubro educativo, el censo del Inegi 2010 señala que la escolaridad de los hidalguenses es de segundo año de secundaria, cuando el promedio nacional es de secundaria terminada.

La tasa de analfabetismo de la población de 15 años y más en el 2005 fue de 14.9 por ciento para las mujeres y de 10.3 por ciento para los hombres. Por municipio, los mayores porcentajes de analfabetismo en la población femenina se registraron en Yahualica (50.0 por ciento), Xochiatipan (49.1 por ciento) y San Bartolo Tutotepec (47.4 por ciento), municipios tradicionalmente relegados y de extrema pobreza.

No obstante, Osorio afirmó que la entidad se catapultó en el nivel de asistencia escolar hasta «estándares europeos», ya que a la par del Distrito Federal y Tlaxcala, los indicadores de asistencia fueron del 96.4 por ciento, en personas de entre 6 y 14 años.

Pero el asunto de la cobertura de maestros frente a grupo y las malas condiciones de la infraestructura en educación básica fueron quejas constantes en los últimos años.

Otras cifras que revelan que Hidalgo sigue en el rezago son las del Fondo Nacional de Apoyo a Empresas en Solidaridad (Fonaes), pues 44 de los 84 municipios aún arrastran elevados índices de marginación y éstos se encuentran en el Valle del Mezquital, la Huasteca y la Otomí-Tepehua.

La información coincide con la Sedesol, que apunta que la mitad de los municipios de Hidalgo presentan alta marginación, entre ellos Huehuetla, San Bartolo Tutotepec, Tepehuacán de Guerrero, Tianguistengo, Xochiatipan y Yahualica, además de Tlanchinol, Tenango de Doria, Pisaflores y Pacula.

La Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) en el periodo de 2008-2009 indica que el Estado ocupó el último lugar nacional, al crecer el desempleo.

Comments

Comentarios

You may also like