Sobre el nuevo técnico de los Tuzos

por Alfonso Rivera / DESDE ABAJO

Otra pésima demostración tuvieron los Tuzos del Pachuca en la cancha del 3 de Marzo de Zapopan, acumulando una derrota más, ahora en manos de los Estudiantes Tecos. Y al final del juego, el entrenador argentino Pablo Marini decidió dar un paso al costado junto a su cuerpo técnico y presentó su renuncia al banquillo tuzo, misma que fue aceptada por la directiva encabezada por Jesús Martínez.

Esto era algo que tarde o temprano iba a suceder, pues la situación del equipo ya era insostenible para Marini, pues no se notaba alguna mejoría en el desempeño colectivo ni individual del equipo pachuqueño y se seguían acumulando las derrotas. Segunda vez consecutiva que renuncia un director técnico, porque Guillermo Rivarola también lo hizo después de ser goleado por Cruz Azul el torneo anterior, momento en que llegó el rosarino Marini al banquillo.

Ahora la pregunta es ¿quién será el entrenador que pueda retomar la filosofía y la mística del Pachuca, y devolver el espíritu a sus jugadores? Suenan muchos nombres, gente de casa como Ruben Ayala y Gabriel Caballero que podrían quedarse a cargo el resto de la temporada, para que después arribe un entrenador de mayor renombre como Ruben Omar Romano, Efraín Flores o Daniel Guzmán, que son los 3 que más han sonado en las últimas horas.

Lo que sí es indispensable en el nuevo entrenador es que sea alguien con experiencia en la liga mexicana, espero que la directiva ya haya aprendido la lección de que no gana nada con colocar a entrenadores con poca experiencia y sin conocimiento del futbol nacional. Se necesita la experiencia y recorrido en México, además que sea alguien que maneje bien a los jugadores jóvenes para que no se pierdan, tiempo tendrá la cúpula hidalguense para elegir adecuadamente si es que se quedan con un interino de casa encargado por ahora.

Pero no toda la culpa es del técnico, aunque si la mayor parte de la responsabilidad, pues él es el encargado de analizar al rival y darle las instrucciones al jugador de qué debe hacer en el terreno de juego, pero si los acomoda en posiciones que no domina y su planteamiento no es el adecuado de acuerdo al rival, pues simplemente los futbolistas no podrán dar lo mejor de si.

También los jugadores deben llevarse un regaño por parte de la directiva, como ya lo han hecho, pues hay muchos que se han visto sin entrega, con falta de sacrificio, yo diría que hasta hartos en algunos casos, pero con el nuevo entrenador nos daremos cuenta si el problema era Marini y su manejo de vestidor y de los partidos, o si son los jugadores los que están sin actitud y disposición para salir de este bache en el que se encuentra sumido el equipo de Pachuca.

El viernes se vio un equipo sin idea, que en todo el partido únicamente tuvo dos o tres llegadas a la portería de los Estudiantes, y eso ninguna fue de peligro o como para inquietar al arquero Christian Martínez. Pachuca únicamente lleva 5 anotaciones en todo el torneo, mismas que llevan siete jugadores en la tabla de goleadores, todo esto por la inefectividad de sus elementos de ataque, pues solo Franco Arizala, con un gol y Edgar Benítez, con tres, el otro gol es del mediocampista colombiano YulianAnchico; la defensa también ha recibido muchos goles y no se ve ordenada, pues también ha sufrido cambios por lesiones o decisiones técnicas, además de qué Marini los acomodaba en posiciones distintas a las que manejan bien, por ejemplo en el caso de Gerardo Rodríguez, a quién metía de defensa central, siendo que él maneja la lateral, y aunque no desconoce esa posición, en la banca tenía defensas centrales natos, pero hacía sus experimentos.

Otro que en esta temporada se ha visto mal, aunque sin demeritar que también ha salvado muchas, ha sido el arquero Miguel Ángel Calero. Ha cometido errores que han costado goles y otros que han estado cerca de serlo, me parece que ya llegó el momento de su retiro, ya cumplió su ciclo y hay buenos porteros detrás de él, los cuales ya tienen su enseñanza y cierta experiencia en las divisiones inferiores, como lo son Rodolfo Cota y Carlos Velázquez. Veremos si decide tomar esta decisión al final de la temporada, pues desde que tuvo aquella lesión en 2008 ha dicho varias veces que ha llegado el momento de retirarse, pero no lo hace.

Esperemos el nuevo técnico, interino o no, pueda regresar al equipo tuzo esa mística que ha perdido y los ponga a jugar a algo, porque no se nota un estilo de juego en la cancha, por eso ha sido derrotado y hasta humillado en varias ocasiones durante estos casi dos años desde la partida de Enrique Meza. Además que la directiva ponga en cinta a los jugadores para que también entiendan que deben entregar todo en el terreno de juego, y que la misma directiva acepte sus errores para asi volver a la senda del triunfo que permita al Pachuca regresar a los primeros lugares del torneo mexicano.

Comments

Comentarios

You may also like