NiNi’s: Sí hay soluciones y alternativas

por Pablo Vargas González / DESDE ABAJO

Después de una desafortunada declaración, el gobernador de Chihuahua César Horacio Duarte Jáquez decidió “formalizar” su propuesta para promover que los jóvenes sin actividad productiva laboral o escolar, los llamados ninis, se incorporen de manera voluntaria a un régimen especial de servicio militar remunerado. Y además pidió a todos los poderes que lo secundarán, desde el nivel federal y en todas las entidades.

El gobernador de Chihuahua, que antes fue diputado federal, y por ello se entendería que conociera la problemática del país, entregó al Congreso de Chihuahua una iniciativa para implementarla medida propuesta. El objetivo del gobernador es hacer que los jóvenes les interese la “carrera de las armas”, una oportunidad para ser educados en el “amor a la patria” que ofrecen el ejército y las fuerzas armadas en México.

Precisamente en una entidad que es la número uno en el problema de inseguridad y violencia delincuencial, esto pareció más que un despropósito que permitió una oleada de críticas ya que Ciudad Juárez se encuentra entre las ciudades más violentas del mundo.

No solo partidos distintos al del gobernador endilgaron refutaciones y epítetos, sino también correligionarios de él, pertenecientes al “Nuevo PRI” se asombraron del tamaño de su idea. En el Congreso federal, diputados del PRI, PAN, PRD y PVEM criticaron la propuesta del gobernador de Chihuahua

Coincidieron en que el planteamiento va en contra de la Constitución mexicana y de los derechos humanos, además de que redundaría en una mayor deserción militar y no resolvería de fondo el problema de falta de oportunidades para los jóvenes que ni estudian ni trabajan (ninis). Curiosa y alejada es el comentario de un legislador priísta:

“Estaremos mandando a la juventud a cumplir algo con lo que no está de acuerdo, que no es su aspiración de vida y estaremos llenando el Ejército de inconformes, es una verdadera tontería”, sostuvo el legislador del Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Hasta ahora no hay plena conciencia por parte de la clase política mexicana acerca de problemas fundamentales que sufre la sociedad mexicana. Los mal llamados Nini’s es resultado de una política económica y social desvinculada de los sectores de la población: mujeres, jóvenes, niños, pueblos indígenas. No hay que ir muy lejos, la orientación del Estado de Bienestar desde 1982 hasta nuestros días, en que se desmanteló la seguridad social, el empleo, la educación y la salud.

El único que ha puesto el “dedo sobre la llaga” es el rector de la UNAM José Narro Robles quién desde 2010 corrigió a los funcionarios del gobierno federal que señalaron que los Ni ni´s eran un problema aislado de “200 mil jóvenes”. Narro dijo que eran más de siete millones que están en edad productiva y no estudian ni trabajan, a pesar de tener un fallido “presidente del empleo”.

El rector de la UNAM ha dado la propuesta más sensata: para resolver el problema de los NINIS haya que abrir escuelas y empleos. Narro dijo “El Estado debe cubrir en esta década la demanda de educación media y superior para solucionar el problema de los 7.5 millones de Ninis, toda vez que sólo 60 por ciento de los jóvenes en edad de estudiar el bachillerato lo hacen y apenas tres de cada 10 entra a la universidad”.

No es una propuesta para después, es necesario que se integre a las y los jóvenes a un proceso de integración al desarrollo, donde utilicen y apliquen toda su energía, talento e ideas innovadoras para cambiar el país. Pero sobre todo es de llamar la atención de soluciones de los políticos que se encuentran alejados de la realidad, con ideas peligrosas y anácrónicas que solo hacen languidecer a la sociedad mexicana.

Comments

Comentarios

You may also like