Salud reproductiva en adolescentes hidalguenses

por Otilia G. Sánchez Castillo / DESDE ABAJO

En el año 2006, el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) coordinó la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2006) con el objetivo principal de recabar información del estado nutricional y de salud de las y los niños y personas adultas en nuestro país, “con el propósito de brindar soporte a las políticas públicas que se traducen en acciones que benefician a la población”. Esta información fue utilizada para la conformación del Plan Nacional de Desarrollo 2007-2012 y el Programa Nacional de Salud 2007-2012, y pretendía servir de base para la planeación de los servicios de salud en los ámbitos locales y regionales, así como para hacer más eficiente el gasto en salud. Para ello, una vez publicados los resultados nacionales de la ENSANUT 2006, se hizo la presentación de los resultados desglosados por entidad federativa: la ENSANUTEF 2006.

Esto viene a colación porque hace dos semanas comentaba la importancia de la prevención para evitar embarazos no deseados ni planeados en adolescentes, y por consecuencia, la prevención de abortos inseguros, para lo cual ofrecí algunos datos nacionales sobre la salud reproductiva de este grupo poblacional. La ENSANUTEF de Hidalgo, contiene información específica, a partir de una muestra de 803 adolescentes entre 10 y 19 años de edad, que representa al total de 579 583 adolescentes hidalguenses. De esta muestra, 49.1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} son hombres y 50.9{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} mujeres.

Dentro de los aspectos de salud reproductiva estudiados entre las y los adolescentes de 12 a 19 años de edad, los datos para Hidalgo señalan que el 83{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de los adolescentes y el 86.9{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de las adolescente conoce o ha oído hablar de algún método para evitar el embarazo o para no tener hijos, es decir, un promedio del 85.0{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de la población entrevistada, situación que ubica a las y los adolescentes de Hidalgo con un mayor conocimiento respecto de lo reportado en el país (81.8{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}). Al analizar la información por grupo de edad se encontró que en adolescentes de 12 a 14 años, sólo 71.2{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} conoce algún método; en el grupo de 15 a 19 años, 93.4{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} ha oído hablar de ellos.

En cuanto a las relaciones sexuales, el 2.4{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de las y los adolescentes en el grupo de 15 a 19 años inició su vida sexual antes de cumplir los 15 años, siendo 2.7{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} en hombres y 2.2{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} en las mujeres. Sin embargo, 45.8{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de las y los adolescentes, que al momento de la encuesta tenían 19 años cumplidos, iniciaron su vida sexual antes de cumplir los 19 años de edad. Con respecto al uso de condón en su primera relación sexual, 50.1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} respondió haberlo utilizado, porcentaje menor al encontrado para el promedio nacional (52.3{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}). Destaca que 65.9{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de los hombres y 32.6{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de las mujeres, menos de la mitad del porcentaje de los varones, señalaron la utilización del preservativo en su primera relación sexual. Sólo el 2.3{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} reportó un conocimiento de la anticoncepción de emergencia.

Algo que es muy preocupante es que, de las entrevistas realizadas en la región Centro (Distrito Federal, Hidalgo, México, Morelos, Puebla, Querétaro y Tlaxcala), se obtuvo que el 53.0{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de las adolescentes de 12 años o más que declararon inicio de vida sexual, ha estado embarazada. Esto es lógico, ya que al preguntar a las y los adolescentes que han iniciado su vida sexual acerca del uso de métodos anticonceptivos al momento de la encuesta, solamente el 39.1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} declaró utilizar algún método para no tener hijos, el 27.9{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} refirió no tener pareja al momento de la entrevista, el 5.0{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} se encontraba embarazada y 28.0{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} respondió que no utilizaba ningún método.

De acuerdo con los datos ofrecidos por el Consejo Estatal de Población de estimaciones del CONAPO, con base en Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID, 2006), existe en Hidalgo una demanda insatisfecha de métodos anticonceptivos del 14.1{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}, por arriba de la media nacional (12{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}); y una probabilidad del 38{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd} de tener el primer hijo en adolescencia (generación 1977-1981), también por encima de la media nacional 32.2{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}. Es pertinente resaltar que a diferencia de los métodos definitivos (OTB y vasectomía) que son utilizados principalmente (64.2{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}), por encima de la media nacional (55.4{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}), la utilización de los condones por parte de las personas usuarias de métodos anticonceptivos, es sólo del 8.5{9e1ff1bee482479b0e6a5b7d2dbfa2de64375fcf440968ef30dd3faadb220ffd}. Aquí habría que preguntarse si es porque no se promociona y ofrece el condón en los servicios de salud, o porque en definitiva no se tiene acceso al mismo en donde es gratuito, es decir, porque no hay en existencia suficiente en los servicios de salud.

Lo que esta información demuestra es que se debe crear una política de información y de prevención más efectiva, que permita prevenir embarazos adolescentes y abortos; aunado al acceso con cobertura universal a los métodos anticonceptivos, en particular al condón, ya que además éste último previene de infecciones de transmisión sexual.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Comments

Comentarios

You may also like

error: Si deseas utilizar nuestro contenido, ponte en contacto con nosotr@s!