Blogueros con punto y seguido

Yohandry Fontana / DESDE ABAJO

La Habana.- Internet no será nunca un sitio independiente de la cotidianidad misma: la refleja, la deconstruye y vuelve a construir, la deforma… pero le es imposible existir al margen. Las razones sobran y van desde lo económico hasta lo político.

Si la guerra mediática desatada contra Cuba fuera solo un jueguito virtual, desconectado de fines expresamente políticos, la USAID no le hubiera apostada tantos millones, y los presupuestos destinados a este enfrentamiento no fueran punto de discusión de los congresistas norteamericanos.

Justamente por ser así es que los blogueros y todos los que interactuamos en las redes sociales nos pronunciamos desde nuestras filiaciones políticas, con los pies bien puestos en esta Tierra nuestra que tantos dolores de cabeza está dando y le estamos dando. Opino que pretender cambiar las cosas, mejorándolas o subvirtiéndolas, desde el ciberespacio y desde la honestidad, es una de las causas más justas que puede animar a cualquiera al sentarse frente a su PC.

Buscar grietas y pretender restañarlas para el bien de todos, y no por ambiciones, manipulaciones, miedos o infamias, lo considero un legítimo motivo para los blogueros de todas las latitudes, gladiadores de este nuevo siglo, como una vez los califiqué.

Clamar por una asepsia de laboratorio en la Red de redes, por guantes estériles para teclear sobre la realidad y pretender un ecumenismo donde los de todas las orillas nos abracemos con fervor e inocencia, es también una postura ideológica. Y puede ser tan falaz como ese llevado y traído fin de la Historia y de las ideologías, enunciado por Fukuyama y sus seguidores.

Por mi parte, sí tomo partido, y si mis razones personales coinciden con las oficiales, pues que me digan “oficialista”, prefiero ser consecuente conmigo mismo y tener bien claro cuál es mi trinchera; no hay peor manera de morir que acribillado por proyectiles de los dos bandos. Yo elijo con argumentos y motivos a quién abrazar y a quién no. Creo que esa es la única manera de dormir tranquilo.

Relacionados con el actual debate:

Bloggers en dos bandos. Definiciones. (Enrique Ubieta)

Blogger y punto (Elaine Díaz)

La arena de los nuevos gladiadores (Yohandry Fontana)

Comments

Comentarios

You may also like