Popurrí

por Tonatiuh Herrera Gutiérrez / DESDE ABAJO

Alfredo Rivera. Gerardo Sosa Castelán cree haber ganado un litigio frente a Alfredo Rivera Flores, pero la vergonzosa resolución de la Suprema Corte sólo demuestra la necesidad de que los ciudadanos estén al tanto de lo que ocurre en las entrañas de ese poder. La resolución de esta magistratura ha sido congruente con su pasado: con la protección que desde ese tribunal se ha hecho de pederastas, asesinos, delincuentes electorales y ecológicos, hombres todos ellos de probada corrupción. Si el análisis realizado por el máximo tribunal no alcanzó para salvar a la sociedad de esa gente, indudablemente una vez más debía ponerse de su lado. Insuficientes los elementos para juzgarlos, en este caso era claro los protegería. Sosa Castelán se ha ganado con esta resolución un lugar privilegiado en la horda de la infamia. Felicitaciones al rector por esta nueva distinción.

Migrantes. De Guatemala, El Salvador, Honduras y México. De Hidalgo parten o pasan multitudes para alcanzar el sueño latinoamericano (trabajo y familia en su país de origen, para lo cual deben de buscar en el extranjero el dinero que aquí no tienen), unos están de paso y otros son nuestros paisanos. Arriesgan la vida por el clima, la carretera, los malos polleros (esto sólo quiere decir que algunos cumplen y otros son un fraude o delincuentes), los zetas, la migra (la de los gringos y la de nosotros) y ahora tienen que soportar la estupidez de quienes se creen los Schwarzenegger del Altiplano. Milenio nos informó en días pasados que uno o varios idiotas han tirado unos volantes en Tepeapulco y Tlanalapa (no han tenido el valor de entregarlos personalmente) llamando a atacar a los migrantes, como si la violencia y la delincuencia fueran nuevas, y eso no fuera una traición a los 40,659 hidalguenses que el censo de población identificó como migrantes internacionales.

Ixmiquilpan. Tanto se ha hecho e intentado en contra de la gente de ese municipio, que, Simones más, Simones menos, tanta gestión sólo puede resultar en la violencia.

Osama. La gente no se confundió, cuando hablaban de Obama Bin Laden, quien verdaderamente se equivocó fue Felipe Calderón, en este país, en el que han muerto por la guerra contra el narcotráfico casi veinte veces más mexicanos que norteamericanos en las Torres gemelas, condenamos las ejecuciones extrajudiciales, con excepción del presidente, y ese otro “humanista” de derecha, Jorge Castañeda, que cuando ocurrió la masacre por el acto terrorista en Nueva York pedía “comprensión” al entonces presidente Bush y se permitiera la venganza. En Irak, después de tantos muertos y mentiras, seguro pueden discutir la diferencia con ese otro concepto tan olvidado por la Suprema Corte y el ejecutivo: la justicia.

Olvera. El gobernador del estado se fue con todo contra la coalición Hidalgo nos Une. No es su papel, el gobierna a todos los hidalguenses: sin partido, priístas, perredistas, panistas y Francisco Xavier. Lo afirmado por el bien lo pudo decir Omar Fayad, de hecho uno lo esperaría como presidente de un partido político, pero en este aciago periodo, el ejecutivo debe ser fuente de estabilidad, imparcialidad y comprensión.

Comments

Comentarios

You may also like