Habrá más candidatas mujeres este 2012

Irene comentaba el día de ayer en una reunión de trabajo de la Red Feminista Sonorense que un connotado priísta le decía que “no había mujeres interesadas en participar en la política” y las que llegaban a hacerlo era por el apoyo de un grupo al interior del partido o de plano es que era esposa de alguno de los políticos.

Y pensándola bien, en parte el priísta tiene razón pero en parte de plano es muy rebatible decir que no hay mujeres interesadas en la política. En realidad lo que hay es una ceguera por conveniencia, si algo han hecho las mujeres es participar en política al apoyar a los hombres para que lleguen a cargos.

Pero es cierto que las mujeres, con el apoyo de un grupo al interior de los partidos, pueden llegar a tener algún cargo, pero no solo las mujeres, también los hombres. Lo cuestionable es que en la llamada democracia solo a través de grupos -y no como ciudadanos y ciudadanas libres- podemos acceder a ser votadas o votados para contender a un cargo de elección popular.

Las mujeres hemos accedido a la política mediante el apoyo de grupos al interior de los partidos, pero también porque hemos dado diversas batallas para lograr abrir espacios. Desde mucho antes de que se lograra el reconocimiento a las mujeres a votar y ser votadas en 1953 en todo el país, ya en Yucatán, las mujeres lucharon por tener presencia en el Congreso Local y lo lograron. Hoy, gracias a esas batallas, más mujeres serán candidatas.

El Tribunal Federal Electoral (Trife), resolvió el pasado 30 de noviembre que el IFE tiene que garantizar que los partidos, en la formula de coalición o alianza, a la hora de registrar candidaturas cumplan a cabalidad con lo establecido en la Ley -Cofipe-, que mandata que “al menos 40 por ciento de fórmulas de candidatos sean de un mismo género, cuando éstas fueran producto de la elección directa por la militancia o la ciudadanía, o de forma indirecta a través de una convención o asamblea”. También -y con más razón- aplica cuando un partido, coalición o alianza establece la encuesta como el mecanismos para definir candidaturas.

De las 300 candidaturas para los distritos federales, por lo menos 120 tendrán que ser de los dos géneros y en cada lista de candidaturas plurinominales para cada bloque de cinco dos tendrán que ser de distinto género y deberá ser alternado, es decir, una mujer y un hombre, o viceversa, un hombre precedido de una mujer hasta agotar la lista. Además, en cada fórmula de propietario y suplente deberá ser del mismo género. Para evitar los cambalaches que han sido una vergüenza para las mujeres y cualquier sociedad que se precie de democrática.

En Sonora el Consejo Estatal Electoral también se obliga con esta resolución del Trife a cumplir a cabalidad la Ley que establece la paridad y la alternancia de género. El caso de Sonora es excepcional y avanza un trecho más que a escala federal, pues en cada fórmula que un partido, coalición o alianza registre, habrá de cumplir con 50 por cierto de candidaturas de mujeres, tanto para renovar el Congreso local como en los 72 ayuntamientos.

Más mujeres serán candidatas. Llegó la hora de hacer valer la Ley. Anótate de precandidata, date a conocer, expón tu trayectoria, tus aportes y propuestas a la sociedad.

Fuente: CIMAC

* Ex legisladora federal e integrante de la Red Feminista Sonorense

Comments

Comentarios

You may also like