Romper con el corrupción que se asoma en la izquierda, carta de Fernández Noroña al GDF

Gerardo Fernández Noroña, precandidato del PRD a la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal, señaló que es un hombre comprometido y que buscará la transformación de la ciudad de México, así como mantener las libertades.

Gerardo Fernández Noroña se autocalificó como un ser libre, soberano e incapaz de someterse o ser empleado de alguien, quizá por ello ironizó que no lo han invitado a formar parte del algún gobierno “y por eso me veo en la necesidad de encabezar el mío”.

Durante su participación en el debate-presentación de las propuestas de precandidatos del Movimiento Progresista que compiten por la candidatura de la izquierda al gobierno capitalino, Noroña fue el único que se atrevió a romper la formalidad al recurrir al humor y la ironía durante el acto que reunió a los seis aspirantes.

El diputado del Partido del Trabajo (PT) reiteró que es como es y nunca cambiará por que es un espíritu libre, con dignidad, que nunca se disculpará por decir la verdad ni por decir lo que piensa.

De esa manera, Fernández Noroña propuso un cambio profundo no sólo para administrar la “inercia” de la ciudad con las políticas progresistas iniciadas hace 15 años por los gobiernos de izquierda, que desde 1997 han gobernado en la Ciudad de México.

Al igual que el resto de sus contendientes, reivindicó los gobiernos de Cuauhtémoc Cárdenas, Andrés Manuel López Obrador y Marcelo Ebrard, y ofreció educación y salud plena para todos lo habitantes de la ciudad.

De igual manera se pronunció por el reconocimiento pleno a los derechos de los trabajadores del gobierno, y la no tolerancia al racismo, el clasismo y la brutalidad de quienes se sienten superiores.

Fernández Noroña ofreció pleno respeto a los derechos humanos y revisar el sistema de impartición de justicia, para evitar que la cárceles estén llenas de pobres.

Se refirió también a temas como la seguridad pública, el derecho a la alimentación, la equidad y el transporte, en los que se comprometió a profundizar las políticas de los gobiernos perredistas precedentes.

Ofreció atención especial para el arte y la cultura, a fin de hacer una sociedad de “lectores empedernidos”, para seguir el ejemplo de su abuela que, dijo, le inculcó ese hábito.

Más allá de los compromisos tradicionales, como que no expropiará nada y respetará los derechos de los demás, Noroña sostuvo que lo importante es romper con el clientelismo, el corporativismo, la impunidad y la corrupción que se empiezan a asomar en algunos sectores de los gobiernos de izquierda.

Comments

Comentarios

You may also like